Reconstruir desde la prevención

Los últimos días han sido una constante de malas noticias y sufrimiento. La llamada ‘Gota Fria’ ha golpeado con fuerza a nuestro país, dejando no solo escenarios desoladores, con grandes inundaciones y derrumbamientos, sino también hemos tenido que lamentar la muerte de seis personas. Y si no llega a ser por los servicios de emergencia, aún podría haber sido peor.

Desde este blog, quiero mandar un caluroso abrazo, toda mi solidaridad y apoyo, así como el de la UGT, a las víctimas y los afectados por estos temporales que han azotado el país. Y quiero agradecer especialmente a todos los cuerpos de seguridad y emergencia que, poniendo su vida en riesgo, han ayudado a salvar la vida de muchas personas afectadas por las riadas. Todos ellos y ellas, desde el primero hasta el último, han demostrado tener una gran capacidad de solidaridad, de voluntarismo y de apoyo a todas aquellas personas que más lo necesitaban. España, sin duda, puede estar orgullosa de todas las personas que forman estos cuerpos de seguridad y emergencia.

De hecho, y con la perspectiva, debemos poner en valor el trabajo, por ejemplo, de la AEMET. Las predicciones tan exactas han permitido, sin ninguna duda, que las desgracias humanas no hayan sido mayores.

El cambio climático no puede ser una excusa

Lo sucedido puede parecer un hecho aislado, o así lo quieren hacer ver desde algunos sectores, pero lo que ha pasado estos días se trata de una constante que, cada cierto tiempo, nos recuerda que planeta solo hay uno, y hay que cuidarlo. Ahora, no es momento de poner el cambio climático como excusa, porque no solo se trata de eso. Desde hace mucho tiempo venimos denunciando desde UGT el problema con el abandono de los cauces de los ríos o el abandono de los bosques, etc. Esta, una vez más, es una situación que no debería haberse agravado tanto. Lo sucedido en la Comunidad Valenciana, en Andalucía, en Castilla La Mancha, en Murcia o en Madrid, no debe ser otra cosa que una advertencia de lo que puede venir en el futuro si no empezamos a poner solución.

El Gobierno debe trabajar, junto con las organizaciones sindicales y empresariales, en planes de empleo dirigidos a la prevención del medio. Desde UGT creemos que la prevención es la mejor herramienta para, si no evitar, empequeñecer los efectos devastadores que a veces la naturaleza nos depara.

Y quiero aprovechar para pedir al Gobierno y a todas las autoridades que llamen a la prevención laboral y a la prudencia. La ciudadanía no puede poner sus vidas en riesgo, y es necesario que todas y todos llevemos a cabo las medidas y precauciones que los servicios de seguridad y emergencias nos indiquen. Además, es importante que los empresarios de las zonas más afectadas (las lluvias no han remitido en algunos puntos), tomen conciencia de lo sucedido, y no expongan la seguridad de sus trabajadores hasta que todo haya terminado. Los trabajadores y trabajadoras de nuestro país no pueden poner en riesgo sus vidas ni la de sus familias.

Es urgente que nos pongamos manos a la obra no solo para poder recuperar todo lo que el temporal ha destrozado, sino para ponernos a trabajar por la prevención y evitar así que en un futuro vuelva a suceder lo mismo.

Ahora es momento de reconstruir todas las zonas afectadas, y no podemos olvidar a todas las comarcas y a todas las personas que están sufriendo estos días. Este desastre natural, agravado por unas deficientes infraestructuras y una ineficiente previsión, ha provocado pérdidas gigantescas que van a afectar económicamente no solo a todas las poblaciones que lo han sufrido, sino sobre todo a todas las personas que han perdido todo lo que tenían.

Debemos trabajar en la reparación, pero bajo la premisa de lo aprendido. El conocimiento debe llevarnos a no cometer de nuevo los mismos errores, porque quizás deje de ser un fenómeno excepcional.

Secretario general de la UGT.