¡Qué poca vergüenza!

Fue la expresión que verbalizó Pablo Manuel Iglesias el día 25 de Julio en el Congreso de los Diputados, durante la dura pero correcta intervención de la portavoz socialista y Vicesecretaria General del PSOE Adriana Lastra, y el voto de abstención de la formación morada confirmaba que España seguirá con un Gobierno en funciones.

Y la primera pregunta que se me ocurre formularle al líder de los violetas. ¿Don Pablo Manuel no le parece a usted que es de poca vergüenza facilitar con su abstención que pueda haber nuevas Elecciones y las derechas sumen más que las izquierdas o cómo le llama usted a eso? Y con usted, ya llueve sobre mojado, es la segunda vez que repite la misma jugada, impedir que haya un Presidente socialista. Recuerda, ya lo hizo en el 2016.

No será que usted en todo este proceso ha sido terco e intolerante y habría que recodarle lo que dijo Pedro Sánchez en su intervención ¿De qué sirve una izquierda que pierde incluso cuando gana? Tanto le podía su egocentrismo que no permitía que avanzarán las negociaciones , que incluso al final llevo a una propuesta tan absurda como irreal de estar dispuesto a cambiar el Ministerio de Trabajo por políticas activas de empleo ,cuando debería saber que están transferidas a las Comunidades Autónomas.

Señor Iglesias, le parece a usted correcto que nuestro País vuelva a estar dos meses más con un Gobierno en funciones o que podamos ir a una nuevas Elecciones, porque usted continúa en sus trece de que PODEMOS esté en el Gobierno a toda costa y con las carteras que a usted se le antojen. Y no le digo personalmente porque sé que muchos militantes no comparten esta posición, sino al núcleo duro de PODEMOS que está enrocado en “el frente anti Sánchez“. ¿Le parece a usted ética esta posición egoísta?

Tampoco llegamos a entender como tras retirarse de formar parte del Gobierno, lejos de facilitar el mismo se ha dedicado usted a petardearlo ¿Cómo ha convertido de nuevo a Pedro Sánchez en víctima y a usted junto con la derecha en los verdugos? ¿Es eso una señal de poca vergüenza?

Nos gustaría saber quién es el personaje relevante con tanta autoridad moral, qué le recomendó en el último minuto qué pidiera las políticas activas de empleo ¿Tan poco conocimiento tiene usted de cómo funciona y cuáles son las competencias de la Administración General del Estado o el personaje le quiso tomar el pelo? Debería usted estudiar más, señor Iglesias, sino tendremos que pensar que tiene muy poca vergüenza política, claro está.

En algunas ocasiones escuchándole en sus parlamentos, entre lo místico y lo doctoral, diera la impresión que el resto de la humanidad no sabe nada, pero que usted en su magnánima actuación está dispuesto a enseñarles ¡Cuán ignorantes somos ante su sabiduría! ¿No cree usted señor Iglesias que resulta un tanto pedante e incluso rayando en la soberbia? Y eso don Pablo Manuel, algunos pueden interpretarlo como poca vergüenza.

Permítame una pregunta don Pablo Manuel, como le pide usted a Pedro que no nos lleve a nuevas Elecciones, sino que quien lo va a hacer es usted. Por favor, no vaya usted de sobrado y superdotado políticamente, y reflexione, ya que si no, pensaremos que nos quiere usted faltar el respeto a todos desde la derecha a la izquierda, desde el PP al PSOE.

Por segunda vez en tres años ha bloqueado usted junto con las derechas la investidura de un Presidente socialista. Hay quienes piensan que usted ha promovido el síndrome de tierra quemada, puesto que yo no estoy y en un acto de ”santidad política” he dejado de ser el problema , ahora voy a pedir lo imposible para no colaborar a la solución. Señor Iglesias; ¿No le parece que haya quien pueda pensar que esta es una actitud de poca vergüenza?

Ahora tiene usted, no 48 horas sino dos meses para demostrar que pasa de los sillones y lo único que realmente le importa es mejorar la vida de la gente, por tanto le va a exigir al PSOE, programa, programa y programa, si no puede haber algunos que piensen, tal vez injustamente, que lo suyo es un acto de poca vergüenza y solo le interesan los sillones.

Estoy seguro que usted respeta las instituciones, le preocupa los españoles y las españolas y su bienestar, pues no se demore más y siga las recomendaciones de sus compañeros y socios de Izquierda Unida y es la de apoyar la investidura de Sánchez con un acuerdo programático y aunque no haya un Gobierno de coalición.

Sé que usted no desea que en este País, llamado España gobiernen los integrantes de la foto de la Plaza de Colón, pues muy fácil, en sus manos está. Si vamos a nuevas Elecciones muchos ciudadanos y ciudadanas manifestarán su enfado quedándose en casa y engrosando las filas de la abstención, y créame intuyo que a usted y a la izquierda en general, no le iba a ir mejor.

El viernes día 26 envió usted una carta a sus bases para tranquilizarlas y subrayar que aún hay tiempo. Señala usted don Pablo Manuel que tiene claro el objetivo y que sabe que es urgente tener un Gobierno, que mucha gente no llega a fin de mes y no puede esperar más, y además resalta que sigue “con la mano tendida a Pedro Sánchez y al PSOE” Sea coherente y cierre un acuerdo programático, y aparque las poltronas y los Ministerios, que al fin y al cabo a usted, no le interesan.

Recuerde lo que ha dejado claro la Vicepresidenta Carmen Calvo ha dejado cerrada la puerta del Gobierno de coalición, porque fueron ustedes quienes lo hicieron , no esté de brazos caídos igual que la derecha y sepa usted que el Gobierno no cogerá vacaciones durante el mes de Agosto ¿Y usted? 


Su última salida de tono para ahondar en la amistad con Pedro Sánchez y el PSOE ha sido en su programa Fort Apache, sin posibilidad de que nadie pueda preguntarle, para ponerles “vestidos de limpios” con afirmaciones como que no tienen proyecto para este País, no quieren subir los salarios, tampoco quieren garantizar las pensiones, ni quieren defender el sector industrial, en resumen que no son un partido de izquierdas. Don Pablo Manuel ¿Cómo puede usted querer gobernar con el PSOE? Ya, para garantizar que no se desvíe y convertirlo a la fe revolucionaria. ¡Qué cara tan dura!

Me preocupa que sea usted, señor Iglesias, uno de los principales responsables de que surja un brote de antipolítica en nuestra sociedad , que normalmente va acompañado de dos síntomas que promociona la derecha , el “todos son iguales” y “la próxima vez va a ir a votar quien yo sé”.

Entre el rechazo y la abstención, la mejor decisión es seguir apostando por la POLÍTICA. Usted, Don Pablo Manuel debería reflexionar, ya que resulta curioso que apoye su demostrada errónea estrategia todos los gurús de la derecha. Debe usted preguntarse ¿Algo estoy haciendo mal?

Aunque comprendo que el último barómetro del CIS que le otorga un 40 % al PSOE debe tenerlos nerviosos aunque sitúa a CIUDADANOS detrás de ustedes, escuche con atención la voz de la sensatez y no deje destilar su rencor para decirle a Pedro Sánchez “no serás Presidente nunca”.

Demuéstrenos su visión política, su altura de miras y que digan lo que digan usted es un hombre de vergüenza que no se dedica a descalificar a los demás. Qué prefiere que haya un gobierno de izquierdas a forzar unas Elecciones porque no están en el mismo barco de la derecha, ni se aferran al “O con nosotros o nada”.

No persista en el error, sea humilde y reconozca que su estrategia es equivocada y perjudicial , no piense que el PSOE además de su competidor por el espacio de izquierdas , es su enemigo a batir, y deje a un lado la filosofía que emplea la derecha “De lo que yo haga, la culpa es siempre del otro”.