TV

Los retos del nuevo Gobierno Progresista navarro

El término utopía aparece como “la búsqueda incansable de la Humanidad desde el comienzo de los tiempos de un lugar o sociedad ideal” y a pesar de su carácter no real, permite reconocer los ideales de una sociedad o comunidad en un momento concreto de su singladura histórica así como los obstáculos que impiden cristalizar su sueño idílico. La utopía sería el camino para alcanzar un sueño que llevaría implícito en su potencia la facultad de devenir en acto concreto (en el camino está la meta), siendo preciso transitar por la senda marcada por el pragmatismo político: “Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible”.

¿Nuevo Gobierno progresista en Navarra?

La formación de un gobierno Progresista navarro presidido por María Chivite estará integrado por miembros del PSN, Geroa Bai y Podemos-Ahal Dugu y contará con el apoyo externo de IU-EB, quedando en manos de EH Bildu el recorrido de dicho Gobierno. Dicho Gobierno dará prioridad en lo social a la revitalización del llamado Estado social y democrático de Derecho y en lo político a culminación de las trasferencias previstas en Amejoramiento y a la reedición del Órgano Común Permanente (OCP) con la Comunidad Autónoma Vasca que consistirá en la constitución de una mesa multilateral de agentes políticos, sociales, económicos y sindicales del País Vasco, de Navarra y del País Vasco francés para acordar un nuevo marco político y territorial en el que quedaría integrada Navarra, quedando relegado “sine die” la celebración del referéndum consultivo previsto en la Disposición Transitoria 4ª de la Carta Magna de 1978.

Políticas de cohesión social y lucha contra la desigualdad

Aunque la tasa de paro en Navarra seguiría siendo la más baja del Estado español (8,2 %), la cruda realidad nos recuerda que el número de hogares con todos sus miembros en paro se va elevando hasta niveles preocupantes y cada vez son más los parados de larga duración que pierden todo tipo de subsidio al tiempo que aumenta la precariedad laboral. Así, según un informe de CCOO sobre la primera EPA del 2019, alrededor de 18.200 hogares tendrían a todos sus miembros activos en paro. En consecuencia, las políticas sociales del nuevo Gobierno irán dirigidas a mejorar la cohesión social y a reducir la creciente desigualdad, reforzando los sistemas de protección social.

Normalización del uso del euskera

Con el nuevo Gobierno asistimos a la implementación del modelo uniformista aplicado en el País Vasco con la Ley 10/1982 Básica del Euskera para logar “una euskaldunización dirigida de todo el territorio” que posibilitará que el alumnado de Infantil y Primaria de todo el territorio foral pueda acceder a una educación trilingüe. Asimismo, el nuevo Gobierno deberá evitar el riesgo de estancamiento y posterior fosilización del euskera o vascuence en Navarra, adoptando medidas para la conservación y expansión de los dialectos del vascuence y promoviendo una discriminación positiva pero racional en el Concurso de Méritos en las oposiciones, logrando en definitiva que el euskera sea un bien cultural y nexo de unión de todos los navarros.

Los retos de la economía navarra

En el plano socio-económico y a pesar de aparecer Navarra en los primeros puestos del Estado español en lo relativo a los parámetros indicadores del índice de calidad de vida de una comunidad ( Renta per cápita, tasas de paro, infraestructuras, calidad del sistema sanitario y educativo público,niveles de protección social, dotaciones recreativas), el viejo Reyno navarro estaría lastrado por el aumento de la Deuda y por el riesgo de quedar una vez más desplazada de las principales vías de transporte europeas tras la entrada en el limbo de la Conexión del TAP con la Y vasca. Por otra parte, Navarra sería una comunidad netamente exportadora de bienes (40% de su producción total) pero que adolece de una excesiva dependencia del sector del automóvil (las exportaciones de WN representa casi el 50% del total),una preocupante atomización de las empresas agro-alimentarias así como de una necesaria diversificación y búsqueda de mercados alternativos a la Eurozona ( el 30% de sus exportaciones van destinadas a Francia , Alemania, Gran Bretaña e Italia).

Defensa del autogobierno fiscal navarro

Estaríamos en la antesala de un severo recorte de la capacidad de la Cámara Foral para legislar impuestos (autogobierno fiscal navarro), que se enmarcaría en el contexto de sistemático ataque de los partidos centralistas al régimen foral navarro, al que acusan de “insolidaridad fiscal con el resto del Estado” y que se traducirá en la instauración de una nueva Doctrina autonómica consistente en la implementación de un Estado seudofederal basado en el democrático e igualitario café para todos, medidas constrictivas que podrían convertir a la Comunidad Foral en un autogobierno devaluado, enconsertado y sometido a los dictados del Gobierno Central o Tribunal Constitucional de turno. Para evitarlo, el Gobierno de María Chivite podría recurrir a la declaración de Contrafuero ante “aquellas infracciones que afecten al fuero, leyes, ordenanzas, usos, franquezas, exenciones, libertades y privilegios presuntamente cometidas por el Gobierno central o Tribunales de Justicia y por la que se faculta al Gobierno de Navarra para solicitar su reparación al respecto de ese agravio”, quedando como última opción la reedición de la Gamazada de 1893-84.

Germán Gorraiz López

Analista político.