SUSCRÍBETE

Quietos y movilizados

Cuando estamos en el proceso de nuevas consultas camino de la sesión de investidura que se celebrarán los próximos días 22 y 23 de este caluroso mes de Julio, aunque con algunas tormentas en diferentes zonas del País con consecuencias catastróficas.

Atrás hemos dejado un rosario de Campañas Electorales con dos fechas emblemáticas el 28 de Abril y el 26 de Mayo, en la que todos los partidos han tenido a sus militantes y simpatizantes en alerta y movilizados, en las que hemos escuchado todo tipo de mensajes.

En estos momentos, todos deshojan la margarita sobre lo que hará Pedro Sánchez, se someterá a una segunda investidura en caso de que no salga en la primera o la pregunta clave es ¿Habrá o no de nuevo Elecciones este otoño? Esta tiene fácil respuesta, ya que en caso de que no salga investido en ninguna de las dos ocasiones, las Elecciones se convocarían automáticamente, que podrán ser el 17 de Noviembre.

Aunque Pablo Iglesias, especialista en hablar de discreciones pero actuar como todo lo contrario, ya ha avanzado que tras la última reunión con Pedro Sánchez, éste le ha manifestado que si no logra la investidura en Julio, habrá nuevas Elecciones, mientras que desde el PSOE acusan a don Pablo Manuel, de pasar de los contenidos programáticos y solo importarles los nombres que podrán estar en el Consejo de Ministros.

Total que el encuentro entre Pedro y Pablo fue todo un fracaso, en el que ambos se acusan de mentir y de anteponer los sillones. Aunque el líder podemita en ese tono de suficiencia que le caracteriza ha añadido “Tarde o temprano rectificarán” ¡Una vez más se cubre de gloria! Lo que no ha dicho públicamente, según fuentes del PSOE, que ha dinamitado las negociaciones porque continuaba pidiendo la Vicepresidencia del Gobierno. ¡Iluminati Total¡

En estas fechas de calor y pasión, de verbo incontinente y ausencia de ideas, es cuando más se echa de menos en nuestro responsables públicos grandes dosis de sentido común y algunas gotas de sentido del humor. Se escuchan y ven demasiados disparates, que lejos de hacernos reír nos preocupan sobre en quienes debemos depositar nuestra confianza y en quienes NO, en caso de que nos vuelvan a llamar a las urnas.

Me vienen a la memoria aquellos tiempos de la transición y he de reconocer que faltan la ternura y la dulzura de los grandes momentos, el saber que todos los problemas tienen solución y no ahogarse en un vaso de agua, el no ser capaz de conocer y entender el contenido de un discurso aunque lo llevemos todo escrito. Nos sentimos mejor con nosotros mismos cuando hay algo que nos aporta seguridad e iniciamos una etapa favorable, que se dedica de manera más efectiva a la consecución de nuestros objetivos para culminar nuestras aspiraciones y legitimas ambiciones.

Entre intercambios y desplazamientos, quietos y movilizados, buscamos nuestra llave maestra, para analizar y escudriñarlo todo, manteniendo la cabeza fría y no dispersándonos en demasiadas conquistas simultáneas .si miramos los últimos datos del CIS, no pueden ser más elocuentes. Los socialistas volverían a ganar las Elecciones, pero más fortalecidos y un 74% de los votantes de CIUDADANOS estarían a favor de que Rivera facilitara la investidura con su abstención.

A veces entre la quietud y la movilización, necesitamos muchas explicaciones y otras bastan los silencios elocuentes. Sin movernos podemos emprender la mayor de las aventuras y otras sin parar quietos nos damos cuenta que no nos hemos movido del lugar en el que estábamos desde el principio.

Mentira a mentira, escandalo a escándalo, entre soliloquios y coros, fondos y superficies, transparencias y opacidades, ocupaciones y abandonos, rotos y cosidos, puertas que se cierran y ventanas que se abren, hemos de tener mucho cuidado con quienes marcamos nuestras alianzas.

Casi todo se soluciona poco a poco y en el momento oportuno, salvo cuando convertimos nuestra mente en una tormenta que nos conduce a situaciones sin remedio y convierte nuestro entusiasmo en arrogancia, y nuestra ilusión en frustración.

La vida nos sonríe si nos la trabajamos día a día, con fuerza u optimismo, con creatividad pero sin trazar caminos fuera de la realidad, ni dedicar excesivos esfuerzos a lo que sabemos que no tiene solución. Hemos de ser exigentes con nosotros mismos, pero sin perder la perspectiva de las cosas.

Debemos distinguir permanentemente entre lo que se cuece y lo que escuece, superando nuestras dudas y haciendo que los demás sigan nuestra estela, entendiendo que cada cual tiene su ritmo y es una tarea estéril agobiarlos en lugar de estimularlos.

Con maestría o desde el aprendizaje nos movemos entre continuidades y cambios, sin perder el control, con energía y buen rollo, tomando decisiones o dejándonos llevar, disfrutando de los buenos momentos y preparados para superar los peores.

Resulta preocupante que el único objetivo de la derecha sea echar a Pedro Sánchez... Así Rivera intenta seducir a Casado afirmando que para echar a Pedro, hace falta una alianza entre PP y CIUDADANOS mientras que éste utiliza los votos de VOX pero los quiere invisibilizar y avanza en sus cesiones a la ultraderecha, mientras crece el malestar interno.

Entre disparates, fracasos, lamentaciones e indignaciones, comprobamos que decir que NO es que SI, y que algunos personajes se mueven entre la heroicidad y la traición, símbolos y metamensajes, silencios elocuentes y palabras vacías.

El día a día de nuestra realidad nos demuestra que no somos un País de pactos, que vamos con lentitud hacia lo mejor y en tromba hacia lo peor, y que mientras el salvador de los perdedores Pablo Iglesias, nos intenta iluminar con su verbo y reflexiones, los de Rivera salen a renuncia o dimisión por día, y su líder solo quiere hablar con el PP, los demás no existen.

Lamento y rechazo, que en un País democrático como el nuestro cualquier ciudadano pueda, desde el respeto y la libertad, manifestarse públicamente y condenocualquier intento para impedirlo. En nuestras actuaciones hemos de ser coherentes y no podemos defender una cosa de lunes a viernes y el sábado colocarnos un disfraz para hacer todo lo contrario.

Este año la manifestación del Orgullo Gay en Madrid reconocía la lucha y el trabajo de los mayores para llegar a los derechos que hoy tiene el colectivo LGTBI , y lo han hecho con toda la tranquilidad , la reivindicación porque no quieren dar “Ni un paso atrás” y la alegría de un DÍA de Fiesta.

La comitiva en la que participaban, la señora Arrimadas y algunos dirigentes de CIUDADANOS, fue increpada a los gritos de “Fuera!", por haber pactado con un partido homófobo como VOX y tuvieron que ser escoltados por la policía.

No entendemos la reacción de doña Inés, llamando “fascistas” a PODEMOS y PSOE, por calentar el ambiente en la semana previa. Hay quienes piensan que la presencia de CIUDADANOS como organización, no habiendo sido invitada por la organización, sonaba a provocación y a querer lograr titulares.

Tampoco podemos admitir que pida la dimisión del Ministro Marlaska, una persona valiente y comprometida por los derechos del colectivo LGTBI. Creo que este verbo hostil lo único que alimenta es la crispación y querer lograr un ambiente de enfrentamiento.

De todas formas, la Policía ha denunciado que no siguieron las instrucciones que les habían dado, y que planteaban unas exigencias imposibles de cumplir, lo que ante la tensión de la situación creada, hubo que desalojarlos de la manifestación.

En este rompecabezas en el que la derecha con sus tres caras corre con el único objetivo de acabar políticamente con Pedro Sánchez, en el PP existe cada vez más preocupación por las meteduras de pata de Pablo Casado cuyo discurso se parece más al de VOX y al de Aznar, y es que inevitablemente “cuando se habla mucho se yerra mucho”.

Mientras Pablo Iglesias continua ofreciéndose para gobernar al PSOE, pero en coalición no en cooperación, incluso pensando en llevar la Vicepresidencia. Cómo cambian los tiempos, cuando hace pocos meses muchos daban por liquidado políticamente a Pedro Sánchez, que hoy es el más valorado y el favorito sí se celebrara nuevas Elecciones.

Por eso cuando aún hay mucho que hablar y decir sobre la próxima investidura y estamos a pocas fechas de la misma, nuestros líderes han de demostrar generosidad, amplitud de miras y serenidad. Estoy seguro, que si colocan los intereses de España por encima de los partidarios, acertarán de Pleno.

En la última reunión de la permanente de la Ejecutiva del PSOE, se aprobó, los integrantes de la Comisión Negociadora y las bases programáticas para que España avance. Esperemos que se imponga el sentido común y los discípulos de Pablo Iglesias, terminen entendiendo las ventajas de un Gobierno de Cooperación y las dificultades de uno de Coalición en estos momentos.

Entre la inteligencia y la terquedad, Sánchez está demostrando ser la primera, mientras que el trisfachismo hace galas de la segunda. Muchas son las expresiones gruesas que estamos escuchando en estos días, pero con poca relevancia y menos productividad.

Son tiempos, en los que se impone hacer pedagogía desde la política y no caer en la tentación de la demagogia , de gestos de acercamiento y no de actitudes de enfrentamiento, de negociar y no de perderse en la manipulación, de comunicar con claridad y no de retóricas y palabras vacías.

Todos hemos de pensar en defender los valores de la igualdad que se han hecho fuerte en nuestra sociedad, de blindar nuestros ejes universales del Estado del Bienestar, de defender nuestras libertades y poder ejercer con fuerza nuestras dignidades.

En un País como el nuestro algo no funciona cuando todo el mundo habla bien de nosotros, cuando la norma es hacer la guerra y convertir al adversario en enemigo. Por eso, con el debido respeto a todos, hemos de dar la talla y no fomentar la desconfianza y la falta de credibilidad para que los políticos y la política continúen siendo el segundo problema, tras el paro en los barómetros del CIS.

En nuestras manos está tener la magia de los líderes, capaces de seducir y convencer, minimizando nuestros errores y maximizando nuestras posiciones, superando la sociedad del espectáculo y del consumo para trabajar en el campo de las ideas, los valores y las propuestas.

Banner 468 x 60 px