TV

Entre expectativas y decepciones

Parece abracadabrante entre lo prohibido y lo autorizado, lo grande y lo pequeño, lo cómodo y lo dificultoso, como es posible elegir lo adecuado en el momento oportuno, viajar al futuro o retornar al pasado, movernos con sensatez en el presente entre la pseudomodernidad o la posverdad.

En el escaparate incomprensible de la realidad, tenemos todo un País pendiente la mayor parte del tiempo de los exabruptos antidemocráticos de unos descerebrados que dicen las mayores barbaridades o de los colores de unos lazos de quienes se dicen amar a su tierra, pero no lo demuestran.

Hemos de demostrar madurez política para lamentarnos menos y saber qué es lo que tenemos que hacer en cada momento. Dominar la sincronía de nuestras decisiones y procurar que nuestras expectativas no terminen en decepciones.

Y cuando estamos aún en negociaciones de pactos, pastos y partos, no salimos del asombro y la perplejidad al comprobar como el señor Casado está pendiente solo de hacer cuentas para sacar de la lámpara de Aladino una alianza con CIUDADANOS y VOX, con un solo objetivo programático que Sánchez no gobierne.

Mientras los sondeos, barómetros y encuestas en caso de celebrarse próximas Elecciones, apuntan la tendencia de la subida del PSOE, la bajada de PODEMOS y el mantenimiento de VOX, alimentando por la torpeza estratégica de PP y CIUDADANOS. Nerviosos y descompuestos proponen los mayores disparates, nos toman por carajotes e incluso culpan a los mensajeros.

Poco respeto a España y los españoles, ninguna solución a nuestros problemas, ni protagonismo en la toma de decisiones, somos sus títeres que solo les servimos si les votamos para que ellos puedan lograr ese gran abrazo de la Plaza de Colón de gritarnos que son más patriotas que nadie, aunque con sus hechos evidencien todo lo contrario y demuestren ser un fraude en toda regla.

El trifachismo, del PP, CIUDADANOS y VOX se ha puesto muy nervioso y hace correr todo tipo de rumores y fake news por las redes, van sembrando pronósticos que después quedan en la realidad en grandes fracasos. Y la última es que VOX deja los gobiernos de PP y CIUDADANOS en minoría tras pasar a la oposición ¿Quién se lo cree?¿En qué terminará todo esto?

También algunos integrantes de VOX, como su portavoz en Murcia, el señor Lisarte, se ha dedicado a proferir gravísimos insultos contra la Ministra de Justicia Dolores Delgado, aunque después se ha desmentido afirmando que se refería a otra persona, por lo que la Fiscalía ha iniciado acciones legales contra él; o las barbaridades dichas por Francisco Serrano líder de la formación verde en Andalucía sobre la sentencia de la manada y que fueron desautorizadas por sus propios compañeros.

Moviéndonos entre ilusiones y desengaños hemos asistido a la vuelta al primer plano de la política, tras su permiso de paternidad, del líder de PODEMOS, Pablo Iglesias, y a la vuelta al protagonismo mediático, tras el nuevo declive electoral en las Elecciones del pasado 26 de Mayo.

El líder de PODEMOS, Pablo Manuel, intentó hacer un discurso lleno de denuncias y polémicas para volver hacerse sitio y llamar la atención. Así de la primera parte del partido que algunos medios de comunicación ”Tienen más poder que los diputados”.

Eso sí, cambiando algo el lenguaje y refiriéndose a los poderosos, y reconociendo públicamente sus muchas equivocaciones manifestando “Hemos dado vergüenza ajena con nuestras peleas internas”: Es consciente que con partido fracturado y dividido no atrae a los electores, y es que de la foto fundacional de PODEMOS, todos han ido yéndose ¿Por qué se van? ¿Quién es el responsable?

En apenas el año que el PSOE ha estado al frente del gobierno de España, en unas circunstancias difíciles y complicadas y con una minoría parlamentaria ha logrado demostrar que su principal objetivo es la defensa y el blindaje del Estado de Bienestar ,y ha conseguido algunos avances importantes para el conjunto de la ciudadanía.

Es comprensible y responsable que el actual Presidente en funciones, Pedro Sánchez, tras el encargo del Jefe del Estado, tenga como objetivo prioritario, el de formar Gobierno, y también parece que hasta el más torpe entiende que no hay mayoría alternativa.

Ante este hecho incuestionable, hay dos actitudes por parte de la derecha, una responsable pensando en nuestro País, España, y la otra egoísta, partidaria y lamentable, de que cuanto peor le vaya a Sánchez, mejor para ellos, ¡Craso error!

Después tenemos cada personaje y sus circunstancias, como diría Ortega y Gasset. Así don Pablo Manuel Iglesias quiere y necesita a toda costa formar parte del Consejo de Ministros, y si es posible de Vicepresidente, mientras que Sánchez les ofrece la opción de la cooperación y puestos intermedios.

Lo que nadie entendería, empezando por los votantes de PODEMOS, que en una actitud de falta de visión política, su líder haya sustituido con una facilidad ofensiva, el qué, o sea los contenidos políticos por los quienes, o lo que es lo mismo los sillones y quienes los deben ocupar.

Resulta asombroso con qué rapidez se han metamorfoseado y han copiado todos los vicios de lo que ellos en su día llamaban la casta. Esa insistencia en colocar al PSOE, entre la espada y la pared, de si no hay mamandurrias, no hay pactos, resulta indecente. Así en la última reunión del martes 25 en Moncloa, secreta por supuesto, don Pablo Manuel sigue insistiendo, y se deja caer con que puede no apoyar a Pedro Sánchez.

Y el dilema, es si podemos estar lejos o cerca de la investidura, si hay acuerdos o el Presidente se ve abocado a convocar nuevas Elecciones Generales, si CIUDADANOS y el PP adoptan una actitud congruente y coherente y se abstienen o persisten en el error de denunciar lo que ellos están propiciando, y es que quienes se abstengan o apoyen sean los independentistas.

Son momentos duros de lenguaje grueso, en los que entre la alegría y la serenidad, la preocupación y la incertidumbre , se denuncian traiciones e incumplimientos a la vez que se aplauden acuerdos y lealtades .Por eso, tal vez, es cuando más necesitamos de políticos con sabiduría, entereza y templanza.

Estamos seguros que Pedro Sánchez logrará encontrar los apoyos suficientes para conseguir ser investido Presidente del Gobierno de España. Ni con estos calores que ya han irrumpido en nuestras vidas al comienzo del verano, nadie entendería determinadas actitudes.

No comprenderíamos con los problemas que tiene que abordar este País, la falta de sentido de Estado por parte del PP y CIUDADANOS para no abstenerse ante la investidura de Pedro Sánchez. Demostrarían colocar a España, por encima de todo. De tal manera que el Presidente Felipe González “cree que deberían irse un ratito al rincón de pensar”.

Pero Rivera y su núcleo duro continúan en su actitud cerrada del NO a Sánchez, lo que está provocando crisis internas y ha precipitado la salida del portavoz económico Toni Roldán que deja el partido por sus discrepancias por el giro a la derecha de la formación, el que fuera candidato al Principado de Asturias, Juan Vázquez, y el eurodiputado Javier Nart abandona también la Ejecutiva de los naranjas.

Sánchez no está pidiendo privilegios ni ventajas, sino un ejercicio de patriotismo y no una retórica de patrioterismo de “te quiero mucho España , pero pan poquito”, lo que nos haría depender de la abstención de independentistas que son tan legales como el apoyo que VOX presta en Andalucía al Gobierno de Juanma Moreno y Juan Marín .

Está claro que las últimas de las opciones que baraja el Presidente en funciones del Gobierno de España, es convocar nuevas Elecciones Generales. Eso, sería triste, ya que supondría certificar el fracaso de la POLÍTICA, y la decepción que algunos provocan, como PP y CIUDADANOS, que exigen todo lo que ellos no practican.

En caso de que esto suceda, espero que no, estoy seguro que el pueblo español sabrá, como hace siempre, emitir su dictamen en las urnas y colocará a cada cual en su lugar, con la intención de que sus expectativas se cumplan y no se conviertan en decepciones, sino en proyectos y realidades que hagan de nuestro País, un lugar más justo e igualitario.

Desde ahora, hasta la investidura que se baraja fijar, la segunda o la tercera semana de Julio o la convocatoria de nuevas Elecciones, oiremos todo tipo de cosas. Nuestro juicio crítico sabrá separar lo real de lo virtual, lo falso de lo auténtico.

Esperemos que no se repita la jugada del 2016 en la que la derecha y PODEMOS votaron lo mismo, o sea NO a la investidura de Pedro Sánchez, sería la segunda vez y ni ustedes ni yo creemos en las casualidades, entonces hemos de pensar lo que no nos gustaría.