BOLETINES
TV

Bulos políticos

Antes, hace solo una década, difundir una noticia llevaba su trabajo y su tiempo. Hoy colocar cualquier mensaje, a través de las redes sociales, exige solo unos segundos o todo lo más minutos. Si se trata de noticias falsas o bulos políticos, estos no solo se extienden de una parte a otra del Planeta sino que terminan ocupando las portadas de todos los medios escritos, hablados y televisados.

Todos los días a todas horas que nos asomemos a las redes sociales, nos podemos encontrar las mayores trolas, siguiendo el lema Gobbeliano que ”una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad” , y no es cierto , continúa siendo un engaño, aunque la reproduzcamos hasta la saciedad.

Pero hay gente que entre la ignorancia, la incompetencia y la desinformación, son los primeros crédulos y los principales agentes difusores de estos bulos y colocan el me gusta y lo reenvían a toda la humanidad conocida y desconocida.

En esta semana, estamos escuchando y continuaremos dando crédito a todo tipo de rumores, sobre lo que ha dicho Pedro Sánchez, lo que ha pensado, y lo que ni una cosa ni otra, tiene proyectado para lograr su investidura y formar el próximo Gobierno.

De nada vale, que haya repetido que está abierto y que desea gobernar en solitario con apoyos de progresistas independientes. Ante estos fenómeno entre lo normal y lo paranormal, los gigantes de las redes, que antes se ponían de perfil como si no fuera con ellos, ahora parecen preocupados, pero no se engañen, queridos lectores, es puro teatro.

La pregunta que nos podemos hacer, es si realmente están haciendo algo para evitarlo, para frenar la difusión de bulos, las verdades a medias o los discursos de odio, sin que esto suponga un recorte de la libertad de expresión.

Y a decir verdad que la respuesta es muy dudosa, porque sin ir más lejos la ley Orgánica de Protección de Datos habilita a las claras que los partidos políticos puedan rastrear información de los ciudadanos por internet y utilizarlos para distribuir sus mensajes a medida a cada uno de nosotros.

Por tanto hemos de estar muy atentos y alerta para detectar cualquier comportamiento sospechoso, penalizar aquellas actuaciones manipuladoras y proporcionar contexto a los usuarios. Si estamos atentos podremos descubrir, como hay miles de señales que vamos recopilando en nuestro inventario y que nos deben servir para realizar predicciones.

Cuando comprobamos que los bulos y las mentiras triunfan, nos damos cuenta lejos de haber superado una crisis financiera y política, continuamos teniendo una crisis moral y ética. Ante cuyos artilugios nos sentimos indefensos y desamparados.

Si repasamos la historia de frases hechas, bulos engolados y noticias engañosas, nos podemos encontrar situados entre la tragedia y la comedia en una permanente función que sabemos cuándo la hemos comenzado, pero que parece no terminar nunca.

Muchas podrían ser titulares en el Día de los Inocentes, imagínense que en Junio de 2019, al final de la segunda década del siglo XXI, cualquiera de ustedes le escuchará decir al padre espiritual e ideológico de la derecha española, líder de todas las esencias patrias que “Hay pocos políticos en España que hayan reconocido el hecho diferencial de Cataluña e incluso lo hayan practicado con más entusiasmo que yo”. No se lo creen, pues lo dijo y se quedó tan pancho. Don José María Aznar llegó a hablar catalán hasta en la intimidad.

Se imaginan ustedes a Rafa Hernando, hoy Senador y Presidente del Comité de Derechos y Garantías del PP, ayer terrible portavoz de los de los de la gaviota en el Congreso, afirmando en una entrevista “He fumado porros y he probado las anfetas, pero no he esnifado coca” No es, aunque pueda parecerles a ustedes ningún bulo. Aunque visto desde la actualidad nos lo parezca.

Recuerdo también como el gran profeta Iglesias, Don Pablo Manuel, que en una muestra de admiración hacía el Presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero decía que “Se había convertido en un referente progresista mundial”.

A lo largo de los últimos años hemos escuchado mentiras, bulos y barbaridades tan descomunales como que “La mayoría absoluta del PP en el año 2000 transformó el partido y especialmente a su Presidente”: Nada más lejos de la realidad o que “El atentado del 11 M del 2004 fue una acción islamista como cualquier otra“. Este asesinato terrorista colectivo cambió el rumbo de España.

O afirmar con rotundidad que “No existe un Nuevo Orden Mundial, un statu quo” En la sociedad actual inundar el espacio y el tiempo de posverdades es relativamente fácil, combatir esa desinformación resulta complicado, y hemos de plantearnos en primer lugar si estamos interesados en conocer la realidad de las cosas y no tragarnos todo lo que nos presentan.

En la guerra de intereses, hay ocasiones en los que los poderes dominantes en el Sistema les interesa difundir datos aunque no sean vedad, y éstos suelen viajar más rápido y mejor que la información veraz. En estos momentos me vienen a la mente dos afirmaciones que me resultan difíciles de creer, una del ex ministro de Economía del Gobierno de Rajoy De Guindos “Yo no he visto un billete de 500 euros en mi vida”, la otra es del desaparecido Hugo Chávez “Me parezco a José María Aznar” Juzguen ustedes mismos.

Lo que parecía que podía ser un bulo, un rumor o un macutazo político se ha convertido en una realidad con toda su consistencia y repercusiones. PP Y VOX han cerrado un principio de acuerdo para gobernar en los municipios donde suman mayoría, como Almería, Pozuelo o Algeciras. Lo de la de “Derechita cobarde” quedó atrás y ahora como hermanos todos juntos hasta dentro de cuatro años. ¿Qué pensará CIUDADNOS de esta fraternal alianza?

Las hemerotecas y San Google son crueles y chivatos y nos evidencian las mentiras, falsedades y calumnias de todos y todas, los giros de los cariños a los odios y viceversa, de las promesas que jamás se cumplen y los pactos que nunca cristalizaron, de las contradicciones entre los compromisos y los intereses.

Si como publica Diario 16, Mañueco candidato y actual Presidente de Castilla y León y Fernando Martínez Maillo urdieron un complejo Plan para ganar las Primarias y así al parecer lo confirman dirigentes y ex dirigentes del PP. La Pregunta es bien sencilla ¿Qué piensa y qué va a hacer CIUDADANOS, apoyará al socialista Luis Tudanca, el más votado en las Elecciones o continuará siguiendo la estela de los populares.

Por cierto los naranjas parece que bajan del Paraíso de la retórica a la realidad y ya admiten, aunque sea en privado y sin fotos, de momento, sentarse con VOX, así lo han Ignacio Aguado y Rocío Monasterio en un Hotel, ante la preocupación y la advertencia de Valls y también se abre a la posibilidad de llegar a acuerdos con los socialistas. Y es que una cosa es lo que dicen y otra muy distinta lo que hacen.

Quienes están erre que erre con la coalición de Gobierno con el PSOE es PODEMOS, y parece que va a aguantar con la cancioncilla hasta el final, mientras Pedro Sánchez afirma que o gobierna el PSOE o gobierna el PSOE. No creo que los violetas estén dispuestos a provocar de nuevo una convocatoria electoral. De la soberbia a la responsabilidad ¿Qué se impondrá?

Estamos en la liturgia de los pactos, y casi todo el mundo intenta maquillar sus intenciones o poner encima de la mesa de negociación póquer de retos, En este juego entre rompecabezas y jeroglíficos, el Ministro en funciones Ábalos y Secretario de Organización del PSOE, da dos mensajes enigmáticos “Algunas organizaciones políticas están muy condicionadas por las situaciones personales” ¿A quién se referirá don José Luis? Y también ha abierto, y no suele hablar gratuitamente, la posibilidad de una nueva convocatoria electoral, si se produce una situación de bloqueo. No tienen ninguna pinta de bulos y si de reflexiones veraces.

No son cómodos los convulsos tiempos que nos han tocado vivir, los bulos hay que demostrarlos que no son verdad y desmentirlos con todo tipo de pruebas, las fase mes inundan las redes y los medios digitales, y cuando se demuestran que son mentiras, ya casi nadie se cree el desmentido.

Nos movemos entre las falsedades y las posverdades, escondidas entre las ramas de la hipocresía y los matojos del maquillaje, y mientras no somos capaces de preguntarnos ¿Cuánto daño podemos hacer? ¿Cómo es posible corregir el enorme perjuicio que causa una calumnia circulando por las redes?