Ortega Lara: vive y deja morir

Jose Antonio Ortega Lara, candidato de la formación de ultraderecha Vox, dijo en Burgos el pasado domingo que era contrario a la eutanasia porque a ver quién nos va a asegurar que si se abre esa puerta, “no eutanasien a los mayores por no ser productivos”.

Se quedó tan a gusto soltando semejante barbaridad. Y lo más triste es que este señor pensará que ha tenido una idea brillante al dar a entender que, de permitirse la eutanasia en nuestro país de manera regulada, alguno va a intentar cargarse a los mayores que no producen.

Por favor, que alguien le explique a este personaje que la eutanasia, precisamente es una práctica que algunos queremos que sea regulada para garantizar que se cumplan unos pasos que estén amparados por la ley. Un procedimiento para que en los casos previstos, tasados, pensados, estudiados, analizados, en los que una persona se encuentre ante una situación límite, una enfermedad que no tenga cura, una situación que no le permita vivir con la mínima garantía como para considerar que merezca la pena vivir, pueda solicitar asistencia para poner punto y final a su padecimiento.

Estamos hablando, en definitiva, de humanidad. De dignidad. De tener derecho a vivir la vida de una manera consciente, digna y libre. Y poder decidir que en determinadas circunstancias una persona no tenga por qué estar padeciendo un sufrimiento insoportable.

Estamos hablando de regular una práctica para evitar precisamente que haya casos en los que puedan producirse situaciones anómalas. Situaciones, por un lado, en las que, como viene sucediendo hasta ahora, quien ayude, con todo el amor del mundo, a que un ser querido deje de sufrir, no se vea envuelto en una situación delictiva. Pero también, claro está, para evitar que nadie aproveche la situación de invalidez de otro y pueda atentar contra su vida apelando a razones humanitarias. Regular, señor Ortega Lara es precisamente eso: legislar para garantizar derechos y para evitar abusos. Por eso queremos que este tema sea tratado de una vez por todas: para que haya garantías, tanto para quienes quieran solicitar la eutanasia como para quienes no quieran que se la apliquen, claro está.

Lanzar este tipo de mensajes es aberrante, es de una ignorancia supina por parte de Ortega Lara pero también es alarmante porque la desinformación puede hacer que mucha gente que desconoce en qué consiste la propuesta para la regulación de la eutanasia puedan creerse las burradas que ha dicho este señor. Y es una irresponsabilidad tremenda lo que ha hecho, (pensando bien, claro, porque podría pensar también que esto lo dice para alarmar a su público, mayoritariamente de edad avanzada). Mensajes populistas, falsos, demagogos, y además, inhumanos son los que parecen querer usar para llenar titulares. ¿Y la ética? ¿Dónde dejamos la ética señor Ortega Lara?

Quiero vivir en un país donde el día que cualquiera decida que su vida no tiene sentido ser vivida y necesiten ayuda para poder poner fin, haya un Estado que ponga las facilidades y las garantías para que sea posible. El mismo Estado que tenga que vigilar que no se producen abusos ni trampas. Quiero poder vivir en un lugar donde nadie sea obligado a vivir en condiciones inhumanas, deseando morir cada día de su vida. Y quisiera vivir rodeada de gente que vive y deja morir, como decía la conocida canción de Paul.

Abogada.