SUSCRÍBETE

Miedo o diálogo

La realidad es vertiginosa en sus acontecimientos, y nos ofrece cada instante noticias y titulares. Vivimos momentos apasionantes, en los que hay quienes se empeñan en infundir miedos, fobias y hacer de los problemas conflictos, mientras otros sostienen que es mejor establecer diálogos entre posiciones contrapuestas y tender puentes para intentar limar las diferencias.

Podríamos extraer mil y un ejemplos en el escenario político actual de lo que acabo de afirmar, de quienes están todo el día en modo apocalipsis y con el palo en la mano o quienes prefieren mantener una posición de equilibrio, y son más partidarios de la zanahoria.

Esto que debería ser tan claro como la aplicación del sentido común a la POLÍTICA, parece que no es lo que se lleva. Se puede discrepar, y democráticamente es sano, saludable y enriquecedor, lo que provoca perplejidad, tristeza y asombro es que un demócrata de la ideología que sea se niegue a dialogar, como si solo quisiera infundir miedo.

Y ustedes se preguntarán que les ponga un ejemplo o por qué razón digo lo que digo, pues ahí va unas palabras que no son mías sino del Presidente Aznar, y lo digo con carácter histórico porque es una condición y estatus que mantienen quienes han ocupado tal jerarquía, y han tenido el honor de representarnos a todos los españoles.

¿Saben ustedes que se dejó decir don José María? Pues refiriéndose al problema más grave que tenemos actualmente como País, afirmó sin sonrojarse lo más mínimo que “No hay nada que dialogar. No hay nada que negociar” Y en cuanto al panorama nacional dijo que “PODEMOS quiere terminar con el sistema y VOX quiere reformarlo” ¡Toma castaña!

Ya con anterioridad había apuntado que el PSOE actual no era constitucional, se refería naturalmente al del Presidente Sánchez, que como han hecho siempre los socialistas han apoyado una política de Estado, así lo hicieron en su día con el terrorismo y así hace pocas fechas cuando se decidió por parte del PP poner en marcha el artículo 155 de la Constitución.

Para infundir miedo, generar crispación, alimentar el enfrentamiento no se puede mentir descaradamente y afirmar como está haciendo la derecha más rancia y reaccionaria, que el Gobierno está en contra de la Navidad, los toros o la caza, cuando sencillamente no solo no es verdad sino que además es una GRAN MENTIRA.

Aunque la actual derecha sea una, en cuanto obedece al mismo padre espiritual, don José María Aznar, es trina, ya que son tres sus facciones, PP; CIUDADANOS y VOX, en el que los naranjas les han dado el sorpasso a los azules, según las últimas encuestas, y que el fenómeno VOX ha venido, como en el resto de Europa, para quedarse.

La política en los actuales momento, necesita de gente con pericias y habilidades, más que especialistas en gritos y hostilidades... Aunque el extremismo esté de moda en Europa, con los chalecos amarillos ocupando las calles de Paris, o los más radicales de los CDR, montando la bronca en las calles de Barcelona, son momentos para la firmeza, pero acompañada de la serenidad y la templanza.

Entre orgullos y perjuicios, prólogos y epílogos, lo legal y lo legítimo, lo ético y lo estético , las herencias y el futuro , los relatos violentos y las actuaciones pacíficas , mientras el líder de la extrema derecha ; Santiago Abascal , ex militante del PP y actual Presidente de VOX, discípulo de Aznar ha lanzado en estos días todo tipo de proclamas incendiarias en contra de los inmigrantes y del feminismo , el líder de la oposición y responsable del PP; don Pablo Casado echa gasolina y habló de que “Torra quería un derramamiento de sangre y una guerra civil”.

Y mientras Casado y Rivera en su estrategia de avivar el fuego se ponen a hiperventilar, acusando al Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez de traición y humillar a los españoles; el Consejo de Ministros del pasado viernes día 21, adoptaba entre otros acuerdos la mayor subida del salario mínimo en 41 años y el mayor aumento a funcionarios en una década, además de rebautizar el aeropuerto de El Prat como Josep Taradelllas o revocar la sentencia condenatoria del expresidente republicano de la Generalitat , Lluís Companys., entre otros.

Por la tarde una manifestación unitaria del independentismo recorría pacíficamente Barcelona bajo el lema “tumbemos el régimen del 78” Algunos grupos radicales crearon problemas y hubo doce detenidos. Este frentismo entre la derecha y los secesionistas se parece mucho en sus actitudes. Se niegan a hablar de nada que no sea estar de acuerdo con lo que ellos piensan y defienden.

Resulta indignante y ofensivo que alguien con el compromiso democrático de Serrat tuviera que parar un concierto que daba en Barcelona, porque alguien del público le exigiera que cantara en catalán. Y el cantautor le contestó “Aquí alguno ha venido despistado. Sé perfectamente que estoy en Barcelona, seguramente lo sepa antes que usted. Es la primera vez que tengo que parar el espectáculo que ha girado por todo el mundo, porque alguien diga algo así. Es increíble que en los tiempos que corren haya gente que no lo entienda. Se puede sentir usted orgulloso” Más claro, agua y en botella.

Es necesario mayor talento y mejor talante por gran parte de la clase política española, como decía la Ministra Portavoz, de Educación y Formación Profesional; Isabel Celaá, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministras y Ministros del pasado día 21 “Ni soflamas emocionales, ni 155 perpetuo. Diálogo” o como ya había dicho el Presidente Zapatero “El diálogo es el único camino posible”

Hemos tenido una Nochebuena que nos ha salido un 35% más cara que el pasado año, y pondremos un pie en el 2019 con la incógnita de si el Gobierno de España logrará sacar adelante los Presupuestos, al igual que ha hecho con el techo de gasto y habrá o no Elecciones Generales y cuándo.

No se han enterado, en las filas de la derecha, que el miedo que promueven es lo más antipatriótico y que asusta a la inversión y a la generación de riqueza, que perjudica a España y Cataluña, que la estabilidad política y económica van de la mano y estas no se imponen, se dialogan y acuerdan, y creo que con valentía y honestidad, el actual Gobierno de Pedro Sánchez, dentro del marco Constitucional, al menos, lo está intentando.

Deberían reflexionar sobre lo que sostiene la profesora Adela Cortina “Lo bueno de la democracia es el desacuerdo”” La democracia que manipula emociones es un riesgo” Tendrán que pensar como demócratas que pactar y acordar no es ni humillarse ni rendirse.

Ninguna sorpresa, lo que estaba cerrado desde el primer minuto tras la celebración de las Elecciones Andaluzas, se ha cristalizado dos días antes de la constitución del Parlamento Autonómico en un acuerdo de 90 medidas y 26 folios, en el Día de Navidad, por lo que podíamos bautizarlo como el “Pacto del Polvorón” y ahora para completar la faena deben contar con el apoyo de VOX, cosa que no dudamos que ocurrirá...

Por tanto, estamos ante la escenificación de la GRAN MENTIRA, ya que la derecha gobernará en Andalucía con el apoyo de la ultraderecha de la que tanto renegaban durante la campaña. A ver como se lo explican a sus compañeras y compañeros de Europa. Pero es que el poder es tan tentador, que algunos.as pierden la cabeza y olvidan la coherencia.

Y los independentistas deberían resolver sus diferencias internas, admitiendo que la declaración unilateral es un camino sin salida que además de ilegal no es posible, y aceptar que al igual que el resto de las territorios de España tienen perfectamente cabida dentro de un Estado Federal y de la Europa de los pueblos y regiones, lejos de mentiras, locuras y aventuras que solo perjudicarían a Cataluña y a España.

Tal vez en estos momentos, en los que hay quienes solo desean inflamar la realidad y provocar enfrentamientos y otros aspiran a llegar a acuerdos a través del diálogo, sería conveniente recordar esa frase que recoge en El Principito, su autor el francés Antoine de Saint-Exupéry”Lo esencial es invisible a los ojos”.

Si el diálogo fracasa, si hay quienes se saltan las normas y las reglas y se encapsulan en una actitud de querer atacar al Estado de Derecho, la aplicación de la Ley tiene mecanismos para garantizar el orden Constitucional, lejos de manejos, intrigas y maquinaciones.

Banner 468 x 60 px