Quantcast
EL PERIÓDICO
Edición: ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
Apóyanos ⮕

La caridad bien entendida, empieza por uno mismo


Recuerdo aquel 2014 donde unos jóvenes desinhibidos se presentaron a las elecciones europeas con una nueva formación política, Podemos, que prometía impagar la deuda, una renta mínima para todos, meterles mano a los bancos, a los ricos, a los poderosos… música celestial para los oídos de quienes llevábamos soportando el peso de la gran estafa a la que llamaron crisis.

Una de las promesas electorales de estos recién llegados a la política fue la de no enriquecerse en el ejercicio de la misma, para lo cual, tan solo se quedarían para sí mismos tres veces el salario mínimo interprofesional, donando el resto de lo que se les pagara por ser diputados europeos… donando a su propia organización, a organizaciones de amiguetes creadas para la ocasión o, quedándose realmente con el monto total del salario, como parece que ha sido en la mayoría de los casos.

Pongamos por ejemplo el caso de Teresa Rodríguez, hoy intento de azote de Susana Díaz en el Parlamento de Andalucía, ayer, eurodiputada, que pese a prometer que tan solo se quedaría con unos 1.800€ al mes de lo cobrado como su sueldo en Bruselas, lo cierto es que ha conseguido ahorrar más de 3.000€ mensuales desde que fue elegida como tal. Comparando la declaración de bienes de diciembre de 2014, de obligada presentación al comenzar en cualquier cargo electo de las instituciones españoles y europeas, con la declaración de bienes de abril de 2015, presentada cuando fue elegida como diputada del parlamento andaluz, nos encontramos que, en tan solo 4 meses, Teresa había ahorrado la cantidad de 12.335,98€. ¿El milagro de la multiplicación de los panes y de los peces?

Pero no es Teresa el único caso en Podemos de generosidad bien entendida, esa que empieza por uno mismo, en Madrid tenemos el caso del concejal Zapata, que tras ser expedientado por Podemos, junto con otros 6 ediles más de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital, por no donar parte de su sueldo al partido, ha decidido abandonar la formación de Pablo I.

Los miembros de Ahora Madrid han firmado su propio acuerdo, llamado “carta económica” por lo que decidieron subirse el sueldo, de los 3 salarios mínimos prometidos por Podemos, a 4 salarios mínimos, porque parece que no están dispuestos a apretarse tanto el cinturón con los de Pablo I.

Ojo que, a los ciudadanos, los votantes, los contribuyentes, los españolitos de a pie, como ustedes prefieran denominarse, tanto una cosa como la otra nos cuesta lo mismo. Es decir, las arcas públicas pagan a todos y cada uno de los representantes electos de Podemos, Ahora Madrid, las Mareas, las confluencias o lo que fuera menester, el mismo salario que a cualquier otro político de la casta o del Régimen del 78.

La diferencia es que, mientras que el resto de representantes políticos, contribuyen a la financiación de sus organizaciones sin alaracas, los representantes de Podemos escenifican una suerte de sacrificio colectivo, que, como vemos, no todos están dispuestos a llevar hasta sus últimas consecuencias, para tratar de engañar a los votantes.

El mensaje que tratan de colarnos los chicos de Podemos es que la casta política española está muy bien pagada y son una suerte de golfos, vagos o maleantes que viven del momio, al contrario que ellos, de una naturaleza especial que les impele a la generosidad y al desapego. Suerte que las declaraciones de bienes de sus Señorías, en cualquier orden: europeo, nacional, regional o local, están dejando al descubierto no pocas actitudes podemitas y ponen de manifiesto aquella máxima universal de que la caridad bien entendida, empieza por uno mismo.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider