Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Sus señorías se van de vacaciones


Hoy se ha celebrado la última sesión del control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Tras una mañana bronca, cuajada de reproches y de acusaciones cruzadas, las puertas de la Cámara Baja quedaran selladas hasta el 12 de septiembre en que está prevista la próxima sesión plenaria. Comienzan dos meses de merecidas vacaciones de nuestros diputados y senadores.

Mientras, el presidente catalán, Puigdemont insiste en que Junqueras es el encargado de organizar la consulta prevista para el 1 de octubre. De manera que mientras sus Señorías están de vacaciones, los secesionistas catalanes reorganizan las funciones relacionadas con el referéndum de independencia para agruparlas en una sola persona que asuma todas las responsabilidades que de su conducta ilegal devengan.

Mientras 3.362.811 siguen sin empleo y, lo que es más grave, tener un empleo no garantiza dejar de ser pobres como acredita la organización Cáritas, que reconoce que el 16% de los atendidos son trabajadores precarios. Cuando el 44% de los parados no reciben ningún tipo de prestación, estamos hablando de un millón y medio de españoles sin ingreso alguno o sigue habiendo 1.394.700 hogares con todos sus miembros en paro, su Señorías disfrutarán de dos meses de bien ganado asueto.

Alguno puede pensar que estoy siendo sarcástica, que como hija de maestra que ha pasado la infancia escuchándola lamentarse de las injustificadas críticas porque durante los meses de julio y agosto no tuvieran que dar clase, tendría que entender que hay trabajos más estresantes que otros. Todos conocemos la expresión tener más vacaciones que un maestro y, como se ve, sus Señorías las tienen, porque nada hay tan tensionante como saber que con tus decisiones puedes cambiar la vida de la gente que sufre, conseguir que los hijos de los más desfavorecidos vayan a la Universidad o evitar que haya gente sin casa mientras tenemos miles de casas sin gente.

Algún mal intencionado querrá ver en este editorial una queja de que nuestros representantes electos, que tomaron posesión de sus escaños hace apenas un año, después de otro año sin gobierno en España y, desgraciadamente para nosotros, con más fuego de artificio en el Congreso que medidas concretas que afronten alguno de los muchos problemas de gran calado que tiene nuestro país, se vayan alegremente de vacaciones durante los próximos dos meses.

Quizás haya quien esté preocupado por estas nimiedades como el desafío secesionista catalán, que cada día da un paso más hacia el abismo; el paro, que está siendo maquillado por el auge del turismo pero que nos condena a ser un país de trabajadores pobres; la desigualdad, que con la excusa de la crisis ha crecido imparable durante los últimos años; la precariedad que hace que el 50% de nuestros jóvenes no tengan empleo y no puedan configurar un proyecto propio de vida; la violencia machista, que raro es el día en que no asesinan a una mujer en España; el terrorismo integrista radical, que ha situado a las democracias europeas frente a un enemigo terrible al que no tenemos muy claro cómo hacer frente, el cambio climático que nos está regalando un verano de calor sofocante, enormes tormentas , bajadas bruscas de temperatura, granizo y, lo que es peor, incendios incontrolables… pero sus Señorías seguro que si que están preocupadas por todo ello y más, y en Septiembre, cuando después de dos meses de vacaciones, vuelvan a recorrer con paso firme los pasillos del Congreso de los Diputados, pueden apostar por ello, vendrán cargados de soluciones para todos estos problemas que nos quitan el sueño al común de los mortales.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider