HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El gobierno, entre la seguridad y la estabilidad


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Ha terminado la conferencia de Madrid de la OTAN, en la que la invasión de Ucrania ha provocado su inesperada revitalización, incluso con una nueva ampliación y con el cambio de estrategia en el camino hacia una nueva guerra fría en un mundo bipolar.

Previamente la Unión Europea iniciaba el largo proceso para la futura integración de Ucrania, sobre todo como demostración de voluntad política .

En paralelo, en España se ha consolidado el papel de la base de Rota con la incorporación de dos nuevos destructores, así como el compromiso del incremento del gasto militar con el horizonte del dos por ciento al final de la década.

Sin embargo, la sorpresa ha surgido en el flanco sur en que, a pesar del reconocimiento unilateral de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, se ha producido una nueva y trágica avalancha migratoria, poniendo de manifiesto la fragilidad de la situación política, energética y de derechos humanos en las relaciones con el Magreb.

Con todo ello, el presidente del gobierno y España han reforzado su papel internacional de la mano de la OTAN, aunque con dudas sobre sus efectos en la seguridad del flanco sur, mientras por contra en el gobierno de coalición se incrementan las diferencias y su repercusión pública en torno a la política de exterior, la de defensa y la política migratoria, entre otras.

Unas diferencias que trascienden el reparto inicial de competencias del acuerdo de gobierno de PSOE y UP y la relación entre el consejo de ministros y el presidente del gobierno. Ante un gobierno compartimentalizado y con un fuerte presidencialismo, y como consecuencia con una mayor dificultad para compartir una actuación de conjunto. Y además en un parlamento donde la mayoría de investidura es insegura y donde la llamada geometría variable es inviable como alternativa.

En este sentido, las últimas entrevistas del presidente del gobierno a diversos medios de comunicación muestran la voluntad de reacción ante los datos adversos de las encuestas y al tiempo la difícil tarea que representa conjugar el giro hacia la derecha en política internacional y defensa con el relanzamiento de una iniciativa de progreso, tanto sobre las medidas para paliar los efectos económicos de la guerra en la escalada de precios o para estabilizar el empleo de los profesionales sanitarios, como en relación al relato que apunta a la obstrucción de los poderes ocultos que junto a la derecha política pretenden doblegar la resistencia del gobierno. Porque el principal problema político es que mientras el electorado de la derecha está cada día más movilizado por el denominado efecto Feijóo y el reciente resultado de las elecciones andaluzas, el de la izquierda se muestra más pasivo, cuando no más crítico, en particular con respecto a los escasos efectos de las medidas del gobierno para paliar la pérdida progresiva de las rentas de los trabajadores y los sectores medios como consecuencia de la escalada de precios de la energía y los alimentos. Tampoco parece que las políticas de seguridad y la buena imagen internacional de España estén sirviendo para compensarlo.

El lanzamiento del proyecto Sumar encabezado por la vicepresidenta Yolanda Díaz, siendo imprescindible para recomponer una parte de la izquierda, sin embargo no es suficiente, si no viene acompañado de un acuerdo básico en el seno del gobierno y con la mayoría parlamentaria para relanzar la iniciativa política y más en concreto para enfrentar el problema de los precios y también para que las medidas sean conocidas y percibidas por los sectores más afectados.

La estabilidad interna es también un requisito para la seguridad.

Médico de formación, fue Coordinador General de Izquierda Unida hasta 2008, diputado por Asturias y Madrid en las Cortes Generales de 2000 a 2015.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider