HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Otra tragedia en la frontera


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Habíamos dejado de atender a la reacción de Marruecos y estábamos más preocupados por la de Argelia y su cadena de represalias, en particular en materia gasística, al repliegue del presidente Sánchez con respecto al derecho de autodeterminación del pueblo Saharaui, cuando de nuevo la crisis migratoria volvió a llamar de manera trágica nuestras puertas, está vez en la valla de Melilla.

Una nueva avalancha de miles de inmigrantes subsaharianos, precedida por intentos anteriores, y una desproporcionada respuesta policial marroquí con el resultado de cientos de heridos y más de una treintena de muertos. Frente a todo ello, la respuesta del gobierno español y de la oposición conservadora, centrados en el nuevo paquete de medidas para hacer frente a las consecuencias inflacionistas de la guerra en Ucrania, y en la organización de la cumbre de la OTAN en Madrid, ha sido de sorpresa y al final, unos y otros, han recurrido al clásico argumentario sin atender a la magnitud del desastre.

En el nuevo clima de entendimiento con Marruecos, el presidente del gobierno ha hablado de un asalto 'bien resuelto' por la policía marroquí y española, agradeciendo en especial su compromiso al gobierno de Marruecos, y por otra parte ha atribuido la responsabilidad exclusiva de lo ocurrido a las mafias que trafican con seres humanos. La oposición conservadora ha pedido su comparecencia y ha hablado del efecto llamada. La respuesta ha estado en cuanto a tópicos e inhumanidad en el nivel exhibido hace ocho años en la tragedia de El Tarajal. La Unión Europea ha intentado mantener el equilibrio rechazando el asalto y lamentando al tiempo el desmesurado balance de fallecidos. Un clásico.

Mientras tanto, las organizaciones humanitarias, la Unión Africana y los grupos a la izquierda parlamentaria lo han calificado de tragedia, cuando no de catástrofe humanitaria, y lógicamente han reiterado la exigencia de investigación, explicaciones y responsabilidades. Sin embargo, la respuesta de Marruecos no ha podido ser más decepcionante, apresurándose a enterrar a los fallecidos sin cumplir siquiera con el obligado trámite de la identificación y sin autopsias.

Lo cierto es que lo único que el presidente del gobierno ha garantizado hasta ahora con su cambio de postura sobre el Sáhara ha sido poco más que recuperar las deterioradas relaciones bilaterales con Marruecos, manteniendo abierto el contencioso Saharaui y provocando otro retroceso equivalente con Argelia, dejando sin embargo pendiente el problema de fondo de las migraciones masivas y la garantía de sus derechos humanos, que a tenor de la crisis alimentaria y el cambio climático en marcha solo puede que agravarse.

En este sentido, el embolsamiento de miles de migrantes en frontera y la respuesta desproporcionada del régimen marroquí ante los asaltos a la valla, seguirán provocando estallidos periódicos de desesperación y tragedias cómo esta última, si no cambian las relaciones con los países de origen, se establecen rutas de acceso seguras, un reparto equilibrado del esfuerzo entre los países miembros y la garantía de protección de los derechos humanos. Está es otra de las asignaturas pendientes de España y de la Unión Europea que no admiten más tragedias ni más aplazamientos.

Médico de formación, fue Coordinador General de Izquierda Unida hasta 2008, diputado por Asturias y Madrid en las Cortes Generales de 2000 a 2015.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider