Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Librepensamiento


  • Escrito por Paule Mink
  • Publicado en Déjà Vu

“..Mis mandatarios y yo creemos que el libre pensamiento no es más que una de las fases de la emancipación humana, y que no se realizará la emancipación religiosa más que por la práctica del socialismo. Entendemos que mientras el obrero, el proletario, esté bajo la dominación de un amo, de un patrono, no tendrá verdadera independencia ni en su conciencia, ni en su vida económica ni política.

Por esta razón, (…) para ser consecuentes con vosotros mismos, es necesario que seáis socialistas, es necesario que peleéis con nosotros por la completa emancipación de la Humanidad desde el triple punto de vista moral, material e intelectual.

Nosotros combatimos el clericalismo, es cierto; pero no es ese el sólo explotador; tenemos la evidencia de que el clericalismo existirá en tanto haya capitalistas para sostenerle y pagarle.

Sólo con la transformación económica de la sociedad, sólo con la desaparición del salariado podrá el clericalismo desaparecer, y entonces el pueblo estará realmente libre de toda explotación y de todo prejuicio religioso. Cuando se haya realizado la transformación de la sociedad, el hombre no buscará un paraíso extraterrestre, porque entonces existirá la felicidad en la tierra por la práctica de la solidaridad, del amor universal, por la libre expansión de todas las facultades de la inteligencia y del corazón. En la sociedad regenerada que nosotros perseguimos, el paraíso será humano, social, y los hombres tendrán por religión el realizar el bien y la felicidad de todos.

Yo soy, pues, una defensora del socialismo, entendiendo que éste encierra la emancipación y la felicidad de la Humanidad”.

(Fuente: El Socialista, número 346, de 21 de octubre de 1892).