Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Política agraria


“El gobierno de la República está causando bonísima impresión en la opinión pública por muchas razones. Entre ellas, porque estudia con tanto amor como inteligencia todos los asuntos y cuando legisla sobre ellos sabe siempre lo que hace.

Entre los problemas que tiene que resolver España, el más urgente y el más difícil es el problema agrario. Estamos seguros de que hoy el Gobierno, mañana las Cortes, han de estudiarlo detenida y rápidamente.

¡ Y buena falta hace que lo estudien ! En general, los españoles, incluso muchos españoles cultos y hasta muchos de los especializados en estos asuntos, no saben nada de cómo podrá resolverse el problema agrario en España, ni mucho menos de cómo se ha intentado resolverlo en el mundo. Ignoran lo hecho en Rusia, en Checoeslovaquia, en Méjico.

Los espíritus sencillos, que imaginan ser muy avanzados, suponen que todo se resuelve con el reparto, con la parcelación de las tierras. Y no es esto. Hay muchas tierras en España que no pueden, que no deben ser parceladas.

Pensemos, en primer término, en la necesidad de repoblar los montes. España compra hoy, a Suecia principalmente y también a Finlandia, maderas por un valor anual que excede bastante de los 200 millones de pesetas, y España debe ser un país exportador de madera.

Hay cultivos que no pueden llevarse a cabo sin disponer de grandes extensiones de terreno y sin poseer aparatos y máquinas que sólo pueden ser adquiridas y sostenidas por Asociaciones, por comunidades.

Una vez que se haya acordado qué terrenos son los que pueden y deben ser parcelados y repartidos surge otro nuevo problema: ¿A quiénes van a darse estas parcelas? Añadamos a éstos, y sólo a título de ejemplo, el problema de cuales son loe cultivos que deben ser preferidos en cada región y cuáles los que deben y pueden implantarse sin que causen perjuicios a los ya existentes, es decir, sin que en vez de acrecentar la riqueza de España vayan a disminuirla; el de la necesidad de llevar el agua a regiones que serán un paraíso tan pronto como la tengan; el de despertar entre ros españoles el amor al campo y a la agricultura; el del paro que forzosamente acompaña, en determinados cultivos, en- ciertas épocas del año, y de los modos de combatirlo.

Por- fortuna, y de ello nos ocuparemos otro día, en la ideología, del Partido Socialista se encuentra el mejor remedio de estos males y la solución más acertada de todos estos problemas.”

(Fuente: El Socialista, nº 6937, de 5 de mayo de 1931).

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider