Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Siniestralidad laboral, de nuevo

La siniestralidad laboral en este país es un problema mayúsculo. En España mueren dos trabajadores cada día, además de los miles que sufren accidentes laborales al año. Pero no parece que interese mucho a las empresas la seguridad y la salud laboral, no es prioritario.

Pero no sólo es un problema de falta de interés, sino que tiene mucho que ver también, como apunta la UGT, con la excesiva precariedad laboral del mercado de trabajo español, un motivo más para derogar la reforma laboral.

La pandemia viene a añadirse como un factor que ahonda más en este grave problema, especialmente entre los trabajadores sanitarios y socio-sanitarios. En este sentido, parece muy razonable la demanda sindical de que el contagio sea considerado una enfermedad laboral y no un accidente de trabajo.

Aunque parece que haya que actuar, de nuevo, con urgencia, a través de un plan de choque, contra esta siniestralidad, la Administración y los agentes sociales, empresarios y sindicatos deberían sentarse a pensar en que seguramente hay que crear un nuevo modelo preventivo, sin olvidar el reforzamiento claro de la Inspección de Trabajo para controlar la legislación y normativa que se aplique.

La pandemia ha creado problemas muy graves, pero, sobre todo, ha destapado las carencias en tantas cuestiones, fruto de la anterior crisis y, sobre todo, de políticas muy poco preocupadas de lo público y de los trabajadores y trabajadoras de este país.