Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Del naranja al morado, con especial presencia del rojo


Es muy difícil, resumir en unas pocas palabras lo que queremos que sea la línea editorial de un medio como EL OBRERO, que nace con un indubitado espíritu progresista, comprometido con la izquierda clásica y su principal deber, la defensa de los trabajadores.

Algunos amigos nos han recomendado que no utilizáramos el término “obrero” que estaba pasado de moda, que tenía un regusto añejo y que no conectaría bien con los nuevos lectores, pero, qué hay más representativo de la izquierda que la clase trabajadora.

No vamos a negar la procedencia socialista de quienes formamos el equipo de EL OBRERO y si hay algo que difícilmente podrán rebatirnos es que de las siglas PSOE, puede estar en discusión la P, porque algunos piensan que ya no es un partido sino una confluencia de partidos, según la región; puede estar en discusión la S, porque algunos aseguran que ya no somos socialistas porque nos hemos inclinado a la derecha; incluso algunos dudan de la E, después de la apuesta por la plurinacionalidad de la nueva dirección, pero lo que no ha está en cuestión es la “O”, la “O” de obrero, o sea, de trabajador asalariado, de trabajador autonomo: la clase baja y la clase media.

La metáfora de los colores es la que mejor describe el camino que nos hemos fijado, un camino de progreso, de europeísmo, de igualdad, de respeto a los derechos y libertades individuales, de defensa de nuestra Constitución, nuestra ya no tan joven democracia, y esta España diversa y plural que nos ha permitido convivir en libertad y paz, formar parte de la Unión Europea y ser referentes para otras nacientes democracias.

Del naranja al morado, pero siempre rojo.