Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Hilde Sánchez Morales

Nacida en Ingolstadt Donau (Alemania). Doctora en Ciencias Políticas y Sociología. Catedrática de Sociología de la UNED. Es autora de un centenar de publicaciones sobre los impactos sociales de la Biotecnología, exclusión social, personas “sin hogar”, familia, juventud, inmigración, etc.

Es miembro y secretaria del equipo de investigación del Grupo de Estudio sobre Tendencias Sociales (GETS) de la UNED. Ha participado en una treintena de proyectos de investigación. Es evaluadora habitual de revistas de Ciencias Sociales españolas e internacionales.

Desempeña tareas de gestión en la UNED desde el año 1996. Ha sido secretaria del Departamento de Sociología III (Tendencias Sociales) y subdirectora del mismo. Asimismo, coordinadora del Máster en Problemas Sociales y del Programa de Doctorado en Análisis de los Problemas Sociales de la UNED.

En el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha sido coordinadora y evaluadora de becas dentro del Área científica Ciencias Sociales.

Miembro de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida (1997-2010), vocal de la Comisión de Bioética de la UNED y Vocal Titular del Foro Local de “Personas sin Hogar” del Ayuntamiento de Madrid.

Caminos transitados y por transitar

Cuan agradadas estarían Concepción Arenal y Emilia Pardo Bazán, dos mujeres de pro, si pudieran contemplar el nuevo rol de las mujeres en la España de nuestros días. De igual modo María Goyri, quien con 16 años inició sus estudios universitarios en la Facultad de Filosofía y Letras (curso 1891-1892). Asistió ese año en calidad de oyente, bajo el requerimiento de una autorización del Ministerio de Fomento. Ingresó en el siguiente curso académico, sin poder permanecer en los pasillos, pues debía entrar al aula junto al profesor, estar sentada en una silla a su lado, y no mantener contacto alguno con el resto de sus compañeros varones. Se licenció en el año 1896 y se doctoró en 1909. Que extraordinario papel jugó, en aquella sociedad discriminatoria hacia las mujeres la Institución Libre de Enseñanza, favoreciendo su incorporación a la vida intelectual y laboral. Tuve el honor en mi niñez y adolescencia de conocer a mujeres de la máxima relevancia como doña Jimena Menéndez Pidal, doña Ángeles Gasset o doña Carmen García del Diestro, personalidades que nunca olvidaré por las ideas tan avanzadas que tenían en una España en blanco y negro y por su fuerza interior, su capacidad de trabajo y diligencia. Todavía hoy recuerdo a doña Jimena, con una edad muy avanzada, dirigir con paso y palabras firmes representaciones teatrales que hacíamos los que entonces éramos niñas y niños. Para mi siguen siendo ejemplos de vida y adeudo.

Conflictividad y violencia en un mundo hiperconectado

En las sociedades hiperconectadas de principios del siglo XXI, la violencia está integrada en nuestro día a día. Al segundo, las redes sociales y los medios de comunicación nos informan de actos intimidatorios que a cualquier ciudadano de bien zahieren. Esta presencia cuasi permanente lleva de sí, salvo que sea de una extraordinaria crudeza, que no reparemos en ella como debiéramos, y, que, en ocasiones, echemos la mirada hacia otro lado y/o pensemos que no fuera un problema grave que nos afecta directamente como humanidad. La Real Academia Española la define como una “acción violenta o contra el natural modo de proceder”. En ese sentido, coexisten numerosas formas de violencia, que se diferencian por su propia naturaleza e intensidad, los individuos que la ejercen y sus víctimas, y los entornos en donde se producen.

Independencia

Adentrarnos en el mundo de Javier Cercas resulta, siempre, fascinante. Es un gran escritor que domina el lenguaje con maestría y crea historias de la mano de personajes que cualquiera podría encontrar en su día a día. Independencia es la segunda parte de Terra Alta, premiada con el Premio Planeta 2019. Una obra en la que convivían la crueldad más extrema, con la candidez más ingenua, en un entreverado de segundas oportunidades. Segundas oportunidades que cuando llegan arrebatan de felicidad, aunque en un abrir y cerrar de ojos puedan diluirse en el azar del vivir. De la dicha al infortunio en un instante…, cuanto todo parece armonioso las sombras lo arrebatan. Y junto a las sombras arraigan trazas luminosas y bondades del pasado que reconfortan lo que pudo haber sido y no fue.

  • Publicado en Cultura

Jóvenes viejunos: ¡A la fuerza ahorcan!

La población de la Unión Europea en 2020 alcanzó la cifra de más de 448 millones de personas, si bien disminuyó un 13% tras la salida del Reino Unido. De éstas, 167 millones eran menores de 29 años, a diferencia de las cohortes de personas mayores de 65 años, que se incrementan progresivamente. Desde 2005, en el contexto de los países europeos, hay más personas con más de 65 años (20,3% del total) que menores por debajo de los 14[1]. Según datos del INE, los ciudadanos entre los 20 y los 29 años rozan los 5 millones. Por su parte, 9,1 millones (el 19,7% de la población) tiene una edad superior a los 65 años (el 16,8% en 2010).

Familias y cambio social

La familia, como institución social, ha merecido objeto de numerosas reflexiones a lo largo de la historia del pensamiento social. Desde el mundo clásico hasta la segunda mitad del siglo XIX, los estudios sobre este grupo primario, se enmarcaban dentro de la más pura tradición filosófica e histórica. A partir de ese momento, coincidiendo con el surgimiento de la Sociología y el desarrollo de otras Ciencias Sociales, muchos han sido los trabajos que se centrado en su estudio y evolución. Profundizar, desde una perspectiva científica en la familia y su futuro, es tarea complicada, puesto es una construcción cultural, ideológica, histórica y política.

Una mejor y más integral educación para [email protected] ante el hecho delictivo

Los actos delictivos provienen de la violación de las normas sociales-legales-morales establecidas por la sociedad para su funcionamiento. De ahí el control formal que descansa en la propia organización social. Se ejerce cuando el ciudadano desacata una norma de obligado cumplimiento establecida en aplicación de un código, una ley, un reglamento, etc. Hay una responsabilidad de los que las transgreden y, consecuentemente, una responsabilidad de las autoridades públicas en la aplicación del principio de justicia, definido por John Ravis como “… la primera verdad de las instituciones sociales, como la verdad es de los sistemas de pensamiento”[1].

Quimeras humanas ¿Ilusión o realidad?

El vocablo quimera, en nuestros días, se encuentra estrechamente ligado con la mitología. Una quimera en la antigua Grecia era un monstruo, hijo de Tifó y de Equidna, otorgándola, bien el cuerpo de una cabra, los cuartos traseros de una serpiente o un dragón y la cabeza de un león, o bien tres cabezas: de león, de macho cabrío y de dragón. En la cultura japonesa nos encontramos con Nue, un ser con cabeza de mono, piernas de tigre, cuerpo de perro y una serpiente como rabo. También son conocidas las quimeras egipcias, o las de los mayas y aztecas, llegando hasta el hinduismo que, con apariencia quimérica, presenta a algunos de sus dioses[1].

Incertidumbre y "baby bust"

Desde hace más de un año nos enfrentamos a una contingencia inédita en la historia más reciente de la humanidad, a estrictas medidas de confinamiento a propósito de la propagación de la Covid-19. Algunos anticiparon que tal situación tendría efectos sobre la natalidad, pues al pasar más tiempo en casa, las parejas se animarían a tener más hijos y la pandemia traería un baby boom como tras algunos periodos bélicos.

Mariposas en el estómago

En las últimas décadas la situación social de las mujeres españolas ha experimentado cambios de relevancia, en una sociedad que se transformó a gran ritmo a partir de valores como la libertad y la igualdad.

¿El bien común o el "sálvese quien pueda"?

En tiempos de pandemia el día a día transcurre, a la par que entre la incertidumbre, por las cifras de contagiados y fallecidos en todo el mundo, entre la esperanza por las vacunas que están ya inmunizando a millones de personas, en un contexto vivencial de distanciamiento social, que ha rearticulado los modos de presentarnos en sociedad y vincularnos con los otros. Nuevas formas de interacción se han apostado, subyaciendo la cuestión de si este hecho nos conducirá hacia un mayor individualismo o, en su caso, nos llevará hacia la conformación de ligazones de naturaleza comunitaria.

Leonardo Padura, Tusquets, Barcelona, 2020

Leonardo Padura es un viejo conocido para los amantes de las novelas policiacas, es para muchos uno de los más relevantes escritores de América Latina. Su estilo, inconfundible, despliega una pluma ágil, siendo, además, un maestro en la construcción de historias y personajes, que se trasladan desde el pasado hacia el presente, con finales en donde el todo converge por formar parte de lo atajado.

  • Publicado en Cultura

Lo viejo, lo nuevo y el futuro de la biotecnología

El punto de partida para analizar los desarrollos de la Biotecnología moderna aprecio debe ser, por una parte, siguiendo a Mario Bunge, entender que “la Realidad tiene un Estructura de varios Niveles… (y)… que los niveles superiores no son autónomos, sino que dependen de cuanto a su existencia de la subsistencia de niveles inferiores”[1] y, por otra, a Karl Mannheim en su obra El hombre y la sociedad en la época de crisis, cuando afirmaba que “el conjunto de las esenciales mutaciones que experimentamos hoy solo puede ser captado con acierto cuando lo concebimos como la disolución de una forma anterior de la Sociedad y como el proceso de edificación de una nueva. Pero la mutaciones sociales no tienen nunca el carácter de una construcción radicalmente nueva, ni siquiera en los llamados periodos revolucionarios, sino que reúnen lo viejo y lo nuevo en el proceso de transformación (Umbau)”[2].

Los partidarios del referéndum y del "derecho a decidir" no quieren celebrar elecciones

A medida que se iba perfilando el “relato” independentista desde 2015 muchos pensaban que habían confeccionado una gran falacia, que haría aguas cuando se encontrara con la realidad. Antes que otras falacias se inventaron una muy potente, el irreal “derecho a decidir”, que no era más que el velo que recubría (para ocultarla) una trampa, que era la petición de un referéndum vinculante. Los secesionistas sabían que con el control absoluto que tienen sobre los medios de comunicación de Cataluña (y en especial la televisión pública, la TV3) y el control social que ejercen en ciertos medios urbanos y en muchos medios rurales, podrían ganar cualquier referéndum, lo que no significa que obtuvieran la mayoría de los ciudadanos de Cataluña. Por eso pusieron el referéndum como primera pieza de su política de secesión. Pero muchos sospechaban que esa acendrada defensa de las urnas era propagandística, a ver si el Estado caía en la trampa y acababa convocando un referéndum: que el Estado lo convocara, que ellos ya se encargarían de manipularlo. Con el aplazamiento de las elecciones del 14 de febrero, efectuado por medio del Decreto 1/2021, de 15 de enero, se confirma la falacia del “derecho a decidir”, porque los secesionistas sólo quieren elecciones si las pueden ganar. Si no, mejor no votar.

Refugio y amparo ante la incertidumbre

Una de las características de las sociedades contemporáneas es el aumento de la percepción de miedo. El miedo es una emoción primaria vinculada con la apreciación de peligro inminente o la anticipación de un mal factible y excede la capacidad de control de los afectados. Las formas en las que se experimenta varían en función de la sociedad y el momento histórico en el que nos fijemos.

La huella del mal

El pasado año fue publicada esta inquietante novela, en la que les invito a sumergirse. Su lectura resulta trepidante, pues la trama está colmada de personajes excelentemente construidos, entrelazados por una historia que discurre desde el pasado hacia el presente.

  • Publicado en Cultura

Nada es igual, pero no para todos

El año 2020 será recordado por la humanidad como el año de la pandemia del coronavirus (COVID-19). Las repercusiones sanitarias, económicas y de toda índole fueron impensables cuando se dieron los primeros casos en la ciudad China de Wuhan. En la fecha en la que se escriben estas líneas las personas infectadas en el mundo superaban los setenta millones de infectados y había más de un millón y setecientas mil personas fallecidas.

Lo posible y lo improbable

Si como hace varias décadas plantearon, entre otros, Ulrich Beck[1], Anthony Giddens[2] y Niklas Luhmann[3] las sociedades de la modernidad tardía se caracterizaban porque el riesgo era una categoría clave, la pandemia de la COVID-19 ha reforzado esta visión. La inseguridad, la falta de confianza, la sospecha (“sociedad de la sospecha”), la incertidumbre, el riesgo y hasta el miedo (“sociedad del miedo”[4])… se han instalado entre nosotros con una fuerza desconocida para las actuales generaciones.

  • Publicado en Opinión

La paciente silenciosa

Este thriller psicológico, que mereció el pasado año el Premio de los lectores de Goodreads, es inquietante desde sus primeras páginas y deja traslucir que lo aparente puede esconder secretos tan ocultos, que nadie alcance a intuirlos.

  • Publicado en Opinión

La pobreza mundial y la COVID-19

Según un reciente informe del Banco Mundial[1], la pobreza extrema se incrementará en el mundo, tras más de dos décadas de retroceso, a consecuencia de la COVID-19, a lo anterior hay que sumar los efectos de los conflictos y el cambio climático, que estaban ya impactando negativamente sobre los avances en este campo.

  • Publicado en Opinión

La sociedad transdigital 5.0 en tiempos de pandemia

La pandemia causada por el COVID-19 es un hecho social crítico, que culmina un proceso de transición desde la sociedad moderna a la transdigital 5.0. Sus impactos son de tal intensidad, que se proyectan hacia el futuro, un futuro que es percibido por la opinión pública en términos de incertidumbre y hasta temor.

  • Publicado en Opinión