Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Rosa Amor del Olmo

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.

Vivir de la Historia

Aquel que vive de la Historia, vive, pero vive mal. El otro día encontré una noticia más de personas que han desaparecido o que no se sabe nada de ellas. Son muchos los desaparecidos, mucho más de lo que la gente en general piensa. No digo nada, solo que se perdió o que se perdieron esas personas de la noticia. No digo nada solo que el tiempo ya ha pasado y que me gusta mirar hacia adelante no sin mirar hacia atrás de vez en cuando, con un nudo en la garganta, con nostalgia, con tristeza, con pena, pero con respeto. Yo sí he perdido familiares, me refiero que desaparecieron y claro estas cosas siempre te avasallan el alma otra vez. Yo soy una buena perdedora y en el perder he encontrado mucha sabiduría que no el recurso del pataleo, claro. Yo no quiero que de mi historia, de la mia personal y de la de tantos otros españoles que salieron del país en su momento, -muchos de ellos también por culpa de los políticos republicanos- sea manipulada, utilizada y usada como mercancia cultural ahora que es un tiempo en el que van muy bien esos temas a falta de la que tenemos encima. Yo no digo que no haya que explicar qué pasó y con ello respeto las versiones que cada quién y cada quisque quiera dar, yo también tengo la mia, claro, tan respetable como las otras, no, lo que digo es que esto no es una feria. Las personas no somos ganado. Es posible que con el tiempo y si alguien me convence cambie de opinión. La persona está para evolucionar y volver atrás se vuelve para aprender y sentir que uno ha adquirido conocimiento superando ciertas pruebas. La memoria existe claro y de este tema ya se hemos hablado mucho, aunque hay que seguir.

El asunto clerical

No es de extrañar en absoluto que España haya tenido que luchar con el tópico de que cada español lleva dentro un clérigo. Es que la cuestión clerical ha sido un largo y agónico inconveniente en nuestro desarrollo a lo largo de la Historia. La costumbre de la Iglesia ha sido la de convencer en contra de la voluntad de la persona que ha acudido por imposición a escuchar. Eso no es una religión. Ser practicante de una religión lleva implícita la libertad de querer estar ahí, de estar convencido de lo que uno cree, de las doctrinas, del espíritu, de la filosofía de aquella y de los ritos de esta. Como sea, uno debe elegir sumergido en su espiritualidad íntima, personal e intransferible. Pero esto no es así en las grandes religiones de ayer y hoy. El peso del catolicismo que en nuestra tierra ha impuesto contra corriente su voluntad, se ha encargado a lo largo de muchos siglos de educar, de confundir de “formar” a la persona. Y claro, como es irreal y antinatural pues se da el caso de que mientras en Europa estaba el pueblo aprendiendo a leer nosotros estábamos bajo el yugo papal. Injusticia inmunda.

De krausismos, breve recuerdo

La idea de que el conocimiento es un todo orgánico y de que su unidad esencial debe presidir todas las actividades científicas era característica de Alemania y obedecía en gran parte, a la evolución y la peculiar organización de las universidades de ese país. La multitud de pequeños estados, las rivalidades y emulaciones entre ellos, las diferencias religiosas, todo ello favoreció el establecimiento de centros universitarios numerosos, muchos de ellos, en poblaciones minúsculas. Por otro lado, la unidad lingüística, la comunidad de propósitos e ideales y la aspiración entre los letrados a la unificación política propendían a crear círculos estrechos entre los organismos docentes. Así, pues, cada universidad era un recinto en que vivían y trabajaban en mutua dependencia los doctos, a la vez que un nudo en la extensa red de centros de alta erudición que cubría la faz del mundo germánico.

  • Publicado en Cultura

La transformación

En el siglo XVII existió una comunidad espiritual en Europa, dirigida por la filosofía y la ciencia natural, y aun la teología. Un elemento de ella ha desaparecido hoy, pero posiblemente volverá a surgir con estas generaciones, después de estos años de crisis: los intelectuales, en el siglo XVII, se escribían largas cartas. En las obras de Galileo, de Descartes, de Spinoza, de Leibniz, de Arnauld, de Clarke, de todos los hombres representativos de la época, un aparte considerable está formada por su correspondencia científica. Esto significa que unos están atentos a la labor de los otros y además se corrigen, se hacen objeciones que dan una precisión enorme a las obras de este tiempo. Es la época en que se publican esos brevísimos folletos que transforman la filosofía en cincuenta claras páginas, y se llaman Discours de la méthode, Discours de métaphysique, Monadologie.

  • Publicado en Cultura

Cosas de diario. Algunos aspectos del Covid

Hay muchas cosas de la vida cotidiana que pueden llegar a fundirnos en un horror absoluto, en un marasmo de sentimientos contradictorios, en una provocación a la armonía, en el desate de instintos bajos. La pandemia ha desatado aquí y allá el animalillo que todos tenemos en nuestro interior. Lo cotidiano, aun siendo motivo muchas veces de divorcio, pérdida de amistades o de huida del hogar sigue siendo un escollo en nuestro quehacer de la vida diaria, podríamos llegar a consensos varios de compatibilidad activa y real en este devenir cotidiano. Observando mi vida y la de los demás, he tenido diversas experiencias en ese sentido y hay algunas cosas que ya se han establecido bastante claras para mí, es decir, puedo asumir la mal establecida falacia de que me conozco a mí misma. Conocerse a sí mismo y no engañarse merece admiración, yo admiro a los que se conocen y no se engañan, es propio de sabios y por sabios humildes, que decía mi difunto Benito Pérez Galdós.

La raya y la vida

No es broma, y se llaman obsesiones, manías o directamente neurosis obsesivas, pero también algunas como la raya y su utilización, su sentido profundo, convive en nuestra vida sin más, de forma natural. Este tipo de sentimientos o de sensaciones siempre me han provocado mucho interés por el humor que se desprende de ellas, pero, según he podido informarme recientemente no se deben tomar a la ligera porque se pueden convertir en un trastorno importante y que afecta la vida real del sujeto o sujeta en cuestión. Yo siempre había pensado que estas cosas eran normales y que pertenecían al ámbito imaginativo de la persona, pero, llegan los psiquiatras y psicólogos que no sé quién es peor para afirmar que las manías o tocs son una enfermedad. Me niego a aceptar que los comportamientos de las personas -aunque sean algo excéntricos- se conviertan en patología. ¿Quién no ha perdido el sueño alguna vez dándole vueltas a algún problema irresoluble o necio con una cancioncilla de fondo?. ¿Quién no tiene tendencia a deletrear los nombres, a contar los objetos de la misma clase o incluso a sentirse perseguido por una melodía, o el clásico quien pise raya pisa la virgen de la medalla, que si la pisabas te pasaba algo malo. Casi es un juego urbano lo del no pisar raya, lo de la superstición de que te pase algo si la pisas, no me lo creo, pero sí la de esquivar rayas. Evidentemente entiendo que la enfermedad está, no en pensar esas cosas, yo las pienso con mucha frecuencia al igual que otras personas –espero- la enfermedad está en dejar que eso asedie o bloquee a la persona, siguiendo el concepto del vocablo “obsesión” derivado del latín “obsidere” que significa cercar, asediar, bloquear.

Hacia una estética del lenguaje: el texto literario

Cuando un autor manipula el lenguaje común para causar extrañeza o extrañamiento en el receptor estamos hablando de un uso literario del lenguaje. El texto literario ha sido recuperado como objeto de estudio gracias a los enfoques comunicativos en la enseñanza de lenguas. Así, los textos literarios sirven para acercar a los alumnos a la Literatura.

  • Publicado en Cultura

Breve apuntación sobre la educación inclusiva en un contexto internacional

Definir el término “Educación Inclusiva” no es tarea baladí. La definición puede ser diferente en cada país, cada región, cada ciudad, cada comunidad, cada persona... dependiendo del entorno social, político, económico, cultural etc. Por ejemplo, el modo en el que se lleve la inclusión a la práctica no será igual en España o en el Sahara Occidental: en el Sahara Occidental la inclusión hará referencia a educar y escolarizar a los niños/as, mientras que en España la inclusión será proporcionar a los niños/as una educación de calidad.

Extenuación nacional

Benito Pérez Galdós, el escritor que más lucidez y sabiduría ha dejado en las letras españolas, ya se había adelantado con mucho al quehacer político, absurdo que invade nuestros oídos así como los medios de comunicación. Diputado republicano y españolísimo autor, combatió como nadie la caquexia que invadía nuestro país y que no era para menos. Cuando leemos párrafos como éste, sentimos que el aire en nuestro país no ha corrido suficientemente, que las ventanas han estado cerrados con sus contraventanas y persianas de pereza nacional. Una caquexia tan característica como auténtica de nuestra idiosincrasia:

  • Publicado en Cultura

¿Qué es inferir en un texto?

Entendemos por Inferir con un texto o “leer entre líneas” como una ayuda a la comprensión lectora, provocando que el lector utilice su experiencia, conocimientos previos y las claves de contexto que le proporciona el mismo texto, para interpretar todo aquello que el autor quiere comunicar y que no está explícito en su escrito. Es uno de los grandes retos de la comprensión lectora que una servidora intenta enseñar a sus alumnos, la mayoría, maestros, para que estos a su vez puedan enseñar a los niños a inferir con los textos, es decir, en la lectura. Esa es una de las razones, aunque hay otras más, del por qué no hay afición ni gusto por la lectura como elemento lúdico, de entretenimiento y de gozo intelectual.

  • Publicado en Cultura

De gustibus non est disputandum

Hay cosas que tienen delito y otras cosas que no tienen solución como es el caso del buen gusto en las personas, para algunos es obvio que no saben lo que es en Estética, para otros, bajo ese título se dedican a la escritura. Lo que sí parece es que para escribir hay que tener buen gusto, con esto se nace, sin embargo existen muchos empecinados en ser, existen los que como sea, no importa el precio, quieren ser de la profesión, ¿por qué? Por que hoy en día todo el mundo es escritor, por lo tanto portador de ideas y teóricamente con sapiencia como para desarrollarlas. Pero esto no es así. Existe un intrusismo muy grande que invade la profesión y que solo crea confusión entre unos y otros.

  • Publicado en Opinión

Libros de regalo e ingratos

Hablar de libros siendo escritor no es nada del otro mundo, y siendo editor menos todavía, es lo normal, es la conversación monotemática de todos los días. ¿Qué cambia hoy? Nada, solo que he llegado a la conclusión de que esta obra de arte depreciada como la que más, no se debe regalar, me ha dado por ahí, vamos. No voy a regalar más libros porque no se deben regalar nunca jamás. ¿Por qué? Vayamos a analizar las razones y luego el paciente lector estará seguro de mi lado. Se debe estar al lado del escritor, por si acaso. Hoy también quisiera recordar una vez más lo peligrosos que podemos llegar a ser los escritores pluma o espada en ristre. Así es.

  • Publicado en Opinión

Nada nuevo

Nada de nuevo hay en el materialismo

la humanidad y el superhombre ya no nos elevan

por encima del hombre.

No nos van.

 

  • Publicado en Poetas

La dramatización en el sistema educativo

Para comenzar, en cuanto a la historia de la dramatización en educación, es importante apuntar que la relación entre estas es bastante reciente. La dramatización o juego dramático se comenzó a utilizar como recurso educativo a principios del siglo XX. El maestro de escuela y estudioso Cadwell Cook (1917, en Pérez Gutiérrez, 2004) la utilizaba en clase, y explicó que lo hacía porque el juego es la mejor forma de aprendizaje, y porque el aprendizaje más significativo se hace mediante la práctica y no mediante la instrucción.

  • Publicado en Cultura

Los ángulos muertos (Madrid de fondo)

Entendemos por salud pública el conjunto de intervenciones organizadas por la comunidad para prevenir las enfermedades, la discapacidad y la muerte, así como para promover y restaurar la salud. Dentro de la salud pública se encuentran las actividades de higiene pública, que hacen referencia a las actividades de limpieza y saneamiento y que forman parte de lo que se conoce como protección de la salud. De este modo, la protección de la salud es una parte de la salud pública que se centra en el control de los riesgos derivados de los diversos ambientes (medio laboral, ciudades, máquinas, vehículos, control sobre tráfico de drogas, etc.) y se concreta en medidas legislativas, reglamentos y el aseguramiento de su cumplimiento a través de la inspección. Es una medida de protección de la salud –por ejemplo- marcar un nivel de alcoholemia permitida a los conductores, exigir una salida de emergencia en las discotecas o limitar los aditivos conservantes en los alimentos a una lista cerrada y a una dosificación concreta. Todas estas medidas están legisladas por las diversas administraciones y su objetivo es proteger la salud de los ciudadanos. Son medidas de protección de la salud las actividades de protección y defensa de los consumidores, en lo que se refiere al control de calidad y seguridad de los productos a la venta, también por ejemplo. Pero es labor también de la salud pública, de los organismos inculcar y velar por que se cumplan determinados hábitos para que en el caso que nos ocupa, determinados sectores no se vean más perjudicados que otros.

  • Publicado en Opinión

Las cocretas del escritor

El escritor es la voz de su época: cuanto mejor conozca el pasado, mejor entenderá su propio tiempo y el alcance de sus tareas. Máximo Gorky, Atlántida, 8, X-XII de 1991.

  • Publicado en Cultura

La verdad escondida: homo homini lupus

Después de haberme enterado de la ineptitud de algunos dirigentes en tierras madrileñas, he tenido una regresión interior hacia algunos debates que en los ratos libres hacíamos en la clase de filosofía. La cuestión era que según Hobbes -hoy le recuerdo especialmente- el conocimiento se funda en la experiencia, y su interés es la instrucción del hombre para la práctica, lo que ha explicado –a su ver- la búsqueda insólita del yo experimental. En esa búsqueda insólita es donde calculo que nos centramos cuando decimos que nos hemos perdido, o cuando percibimos la dualidad del yo, sobre todo cuando somos jóvenes e inexpertos que nos perdemos con facilidad, por eso, por la inexperiencia y el yo no encontrado. Al tiempo la filosofía de aquel filósofo inglés nos dice hoy como parte del nominalismo que los universales no existen, ni fuera de la mente ni en ella siquiera, porque nuestras representaciones son individuales; son simplemente nombres, son signos de las cosas, y el pensamiento es una operación simbólica, una especie de cálculo que está estrechamente ligado al lenguaje, ¡pues muy bien! La metafísica de Hobbes es naturalista. Busca la explicación causal, pero elimina las causas finales y quiere explicar los fenómenos de un modo mecánico, por medio de movimientos ¡aquí es donde veo yo el problema!

  • Publicado en Opinión

El complejo de Jonás y Gabilondo

Estos días vuelvo a seguir a Gabilondo, rector de mi universidad quien además en su día me dio título de doctora (tengo la foto en ristre del recuerdo) acordándose perfectamente de cómo me llamaba y tratándome de una forma cercana, alejada de los engolamientos característicos de esas posiciones universitarias. Le respeto y le admiro, todo hay que decirlo. Si le vuelvo a seguir, aislada yo últimamente de la necedad política es porque me encanta cómo habla, claro, es filósofo, pero no le entienden nada de lo que dice, no porque no se explique, sino porque aquí nadie sabe descifrar códigos filosóficos ni dialéctica, ni oratoria de la buena. Ante la absurda pregunta del periodista de que se le acusa de “pasivo” ha dicho ayer mismo mi buen profesor ciertamente consternado de la tontuna informativa: “bueno, diré que la pasividad es o será de hacer las cosas, no de no hacerlas”. Por supuesto, Gabilondo hace cosas, pero haremos un paralelismo de temores y traigo el recuerdo de Jonás.

  • Publicado en Opinión

¡Ay!, Madrid

Cuando vivía en Francia ya saben algunos que venía a Madrid con bastante frecuencia, casi, cada mes y medio, a esta mi ciudad de siempre. Ahora también traigo este trajín que haces el estado de la cuestión. De cualquier cuestión. Sí, ya sé que no es un trabajo de fin de grado o de master donde casi siempre hay que incluir el estado de la cuestión, es solo que Madrid ya es cuestión en sí misma. Unos meses de que voy y que vengo en una vida andariega prestan al alma una virtud muy poderosa de síntesis, de crítica y de visión panorámica. Un individuo puede habitar multitud de años en este pozo, circo televisivo, plazuela de toros, que llamamos España, y acaso no llegue nunca a sentir el contraste y la perversión de ese mismo pozo, circo o plazuela donde vive. Pero se sueltan las amarras, sale nadando, flotando la nave del individuo, y entonces las cosas adquieren un color, un relieve, tan distintos, que verdaderamente queda uno pasmado. He metido mi persona en el báratro de aquellas poblaciones donde todo habla del porvenir, pero ahora he vuelto a España, he vuelto a Madrid,

  • Publicado en Opinión

El escritor como sabio del encierro

Être seul, c’est régner; être libre, c’est vivre

Estar solo, es reinar ; ser libre ; es vivir

Alphonse de Lamartine, Poèmes du Cours familier de littérature, IV.

Los escritores en general somos personajes peligrosos. Esto sin duda se puede comprobar de una manera cotidiana con las reacciones que tienen nuestros amigos y familiares, otros colegas que se dedican a lo mismo les sucederá igual.

  • Publicado en Cultura

De peleas y divorcios

“- Nadie se ha muerto por un escarceo.

- Nuestro matrimonio.

- Eso es verdad.” R. de Niro. La gran boda

Estaba yo el otro día de vacaciones en un hotel escuchando unas noticias, absurdas como de costumbre o raras, según se mire, cuando una de ellas llamó mi distraída atención al entender a lo lejos el tema sobre el que disertaban: hablaban de los divorcios. La cosa tenía su gracia pues era un programa de esos de debate donde ninguno de los que están representan a los que deben estar, sin embargo están, nunca dicen nada que merezca la pena y supongo que la dieta que les dan por ir a cacarear al programa les incluye el derecho al pataleo y a pelear con el de enfrente más que a dialogar como gente civilizada. Esto es algo que todavía en España no se consigue hacer bien, no se sabe dialogar. Está claro que la frialdad europea hace mella en mi y me resulta grotesco tan poco control de las emociones y de la personalidad, esa exhibición del descaro y de la ordinariez es insoportable, sin dialéctica alguna, ¡deleznable!.

  • Publicado en Opinión

Caz de tuétano

Niego la validez del pensamiento en esta mísera

Posición antirracional,

horizontal, de tu partida.

La materia no puede acceder a la razón

pero sí a la miseria de la alfombra

  • Publicado en Poetas

Sobre el miedo

El miedo a morir ha sido –podríamos decir sin equivocarnos- la obsesión más grande del ser humano desde su aparición en la tierra. En nuestra tradición cultural y religiosa ya desde Adán, primer hombre, la muerte fue la razón que cambiaría su condición de seres inmortales en continua perfección, su condición de seres celestiales a hombres terrenales. La muerte a partir de ese momento tendría un protagonismo absoluto y su elección dentro del contexto de libre albedrío que les llevó a revelarse en contra de Dios, llevó consigo la posibilidad de elegir el bien y el mal, y junto a ello serían mortales, la muerte llegaría o en un momento o en otro.

  • Publicado en Opinión

Buscando a Carmen

Carmen de España, manola

Carmen de España, valiente

Carmen con bata de cola

Pero cristiana y decente.

Le letra tiene su aquel y resuena y resuena en Latinoamérica que ahora vienen cargados de letras cosificadoras hacia las mujeres que son la caña de España. Ellos sabrán, se diría. Pero influyen y mucho en las huestes de jóvenes y jóvenas.

  • Publicado en La Zurda