LA ZURDA

Manuel I. Cabezas González

¿Qué coño es eso de la escritura?

La lectura y la escritura. Después de haber respondido a la pregunta “¿Qué coño es eso de la lectura?”, hoy vamos a responder a una pregunta complementaria: “¿Qué coño es eso de la escritura?”. Entre estas dos actividades existe una interacción dialéctica muy estrecha, como lo aseveramos los didáctólogos y ratifican los profesionales de la escritura.

¿Qué coño es eso de la lectura?

“¿Qué coño es eso de la UDEF?”. Así, en una entrevista en Espejo Público, Jordi Pujol i Soley respondió a la gallega, al sentirse acorralado por las preguntas de Susanna Griso sobre un informe de la Udef, que lo vinculaba con tramas de corrupción. “¿Qué coño es eso de la lectura y de la escritura?”, se podrían preguntar también los jóvenes universitarios, sorprendidos y acorralados por las deficiencias que tienen en estas dos actividades y competencias instrumentales fundamentales.

La España vaciada y vacía

Desde principios del siglo XX, las tierras de España han sido víctimas de una emigración continua que, con el paso de los años, ha ido vaciando demográficamente zonas enteras de su territorio. En los albores del siglo XX, la emigración se dirigió hacia América Latina. Luego, en los años 50, 60 y 70 se produjo una nueva emigración, tanto exterior (hacia los países europeos) como interior (del centro de la península hacia las zonas costeras, así como hacia Madrid y las capitales de provincia). De esta forma se fue forjando, despacio pero sin pausa, lo que algunos llaman hoy la “España vaciada”; otros, la “España vacía”; y otros, la “España vaciada y vacía”, expresión que pone el acento tanto en el proceso que se inició y terminó (“vaciada”) como en el resultado o foto fija final (“vacía”).

De Barcelona a Roma pasando por París

Corrían los primeros días del presente año, cuando los medios de comunicación se hicieron eco de un nuevo proyecto piloto de la Unión Europea (U.E.). Con él se va a intentar internacionalizar la enseñanza universitaria europea, mediante la creación de “campus europeos inter-universitarios” o una “Red de Universidades Europeas”.Con este plan piloto, que presentaremos y analizaremos someramente ci-dessous, se pretende llevar a cabo un proyecto más ambicioso que el tradicional Erasmus y que el Espacio Europeo de Enseñanza Superior (EEES).

El libro, ese amigo fiel

Hace unos meses, estaba tomando mi café matutino, instalado en una de las mesas de la cafetería de la Facultad de Letras de la UAB y enfrascado en la lectura del libro de Juan Eslava Galán “De la alpargata al seiscientos”. Una camarera, como de costumbre, recogía las mesas. Al llegar a mi altura, me dijo: “Hoy estás solo”. A lo que yo le respondí: “Nunca se está solo, si tienes un libro abierto y en las manos”. Traigo a colación esta anécdota personal para contextualizar el objeto de mi reflexión de hoy: el “libro”, ese gran amigo, siempre disponible, paciente y fiel, Cicerón dixit; y la “lectura”, esa actividad tan gratificante y tan fundamental pero, al mismo tiempo, tan desprestigiada y olvidada, por desgracia, hoy en día.

Los muros del Papa Francisco y de la Unión Europea

Corrían los últimos días de 2018 cuando visité, por primera vez, Roma. Durante más de una semana, recorrí las siete colinas de la Ciudad Eterna. Así, pude admirar ese museo-ciudad al aire libre, que nos hace sentir que somos unos liliputienses si nos comparamos con los hacedores de lo que se puede ver y comtemplar, simplemente callejeando. Y, como no podía ser de otra forma, también recorrí la Colina Vaticana, sita en el Trastévere. Y, aquí, la Ciudad-Estado del Vaticano fue una visita obligada.

Los contubernios poselectorales

En el sistema político español, toda elección (municipal, autonómica o general) es seguida por lo que los profesionales de la política denominan, utilizando un lenguaje políticamente correcto, las consultas y las negociaciones para pactar y formar gobierno municipal o autonómico o nacional. A propósito de estas consultas-negociaciones, yo prefiero hablar, más bien, utilizando un lenguaje cervantino, de contubernios o de conversaciones en la sombra, en los modernos “patios de Monipodio” poselectorales.

"Volt", ¿La regeneración política de la Unión Europea?

El pasado 21 de febrero, en el Centro de Documentación Europea de la UAB, regentado por la diligente y creativa Conxi Muñoz Ruiz, tuve la oportunidad y el placer de participar en una conferencia-tertulia sobre las “Elecciones europeas: soluciones a través del paneuropeísmo”. Fue impartida a dos manos: el doctorando Francesco Camonita, que disertó sobre las “elecciones europeas”; y un miembro del neonato partido Volt, Manuel Biagi, que presentó esta nueva formación política. La conferencia fue seguida de un animado y estimulante debate con el público asistente (jóvenes universitarios europeos y españoles). Ante la proximidad de las elecciones europeas del 26M, viene como anillo al dedo sintetizar lo expuesto por ellos.

Si votas el 28A, no te quejes después

Ya estamos en precampaña y, dentro de unos días, entraremos en la campaña para renovar a los parlamentarios nacionales. Y, según una expresión políticamente correcta y al uso, el sábado 27 de abril será el “día de reflexión”, previo a las elecciones del 28A. Ahora bien, para reflexionar, es necesario haber alimentado adecuadamente nuestro cerebro con datos fidedignos, con informaciones veraces, con argumentos sólidos. No basta con que los políticos den la palabra al pueblo; tienen que darle también la información objetiva y pertinente para que vote con conocimiento de causa. Si tenemos en cuenta la anorexia informativa a la que los distintos partidos y también la mayoría de los medios de comunicación someten a la ciudadanía española (y no sólo durante la campaña electoral), no parece que tengamos, el “día de reflexión”, materia para rumiar. ·

El Jueves Santo de Genarín

Durante la Semana Santa, en las ciudades y los pueblos de España, se procesionan pasos que representan aspectos diferentes de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Ahora bien, entre estas manifestaciones públicas de religiosidad, hay algunas muy especiales. Algunos las tildan de extrañas y/o insólitas y/o alucinantes y/o surrealistas y/o delirantes y/o, incluso, de irreverentes, ya que se alejan de las tradicionales procesiones ortodoxas.

Memoria histórica selectiva

Cuando se ha tenido la suerte de sumar mucha vida a los años y muchos años a la vida, uno ha podido constatar que la “pérdida de memoria” es algo inevitable: la enfermedad de Alzheimer acecha y se presenta cada vez más prematuramente para exigir su tributo. Y, cuando escribo esto, pienso en un familiar muy cercano y en un amigo entrañable.

Unión Europea, crónica de una muerte anunciada

En 2013, analicé los mensajes icónicos de los billetes de curso legal de la Unión Europea (U.E.), que utilizamos todos los días, sin reparar en los contenidos subliminales vehiculados por ellos. En estos billetes hay una simbología cargada semánticamente, que sintetiza algunos de los valores fundacionales y fundamentales de la U.E.: el de la apertura, el de las comunicaciones y el de la libertad. En efecto, en el reverso, hay siempre puentes, construcciones que permiten salvar dificultades orográficas y que facilitan el transito, la comunicación, la cooperación, el desplazamiento de personas, el comercio de mercancías y la conexión entre los diferentes Estados miembros. Y, en el anverso, aparecen siempre puertas y ventanas, espacios vacíos que dan acceso a otras realidades, a otras formas de vivir, de sentir y de ser, i.e. a otros mundos.

¿Manzana podrida o punta del iceberg?

Durante semanas y en todos los medios de comunicación, se ha hablado por activa y por pasiva del “affaire” del master de Cristina Cifuentes. ¿Se trata de la manzana podrida en el cesto de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) o es sólo la punta del iceberg de los males que aquejan a las universidades españolas? Sería muy esclarecedor responder a este interrogante. Y sería muy higiénico que los que trabajamos en la enseñanza superior verbalicemos aquello que huele mal en la misma. Así contribuiríamos a ponerle coto y a regenerar el quehacer docente e investigador.