HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Luis Gómez Llorente, diez años


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

En estos días recordamos que ya hace diez años falleció Luis Gómez Llorente. En la vorágine en la que vivimos, donde olvidamos a los maestros y maestras en política, y donde no parece que nos interese tener referentes, y en este caso en el ámbito de la izquierda, pararnos, aunque sea un instante, en recordar a Gómez Llorente es un ejercicio no sólo recomendable, sino necesario, instructivo, sobre un personaje de intenso compromiso socialista y ugetista.

Gómez Llorente es muy desconocido para la gente joven, por lo que parece un deber moral de quienes habitamos en este complejo mundo de la izquierda, que su figura y su magisterio estén muy presentes en los medios, y nunca como un ejercicio de nostalgia sobre lo que pudo haber sido o no el socialismo español en la transición, especialmente cuando se produjo el último gran debate en el PSOE, el del marxismo, es decir, el de mantener o no los principios en los que había sido fundado el viejo partido, que había resistido la embestida del franquismo para llegar a la nueva etapa. Gómez Llorente fue un protagonista indiscutible de aquel apasionante ejercicio de debate, independientemente de lo que pensemos o de la postura en la que nos encontremos al respecto. De aquel momento surgiría Izquierda Socialista, una corriente de opinión en el ámbito más a la izquierda del Partido Socialista, que durante mucho tiempo ejerció como conciencia crítica, con alternativas, con aportes, nunca lo suficientemente entendida dentro y fuera del gran Partido, pero siempre fiel a unas siglas que marcan a los que se sienten en el universo del socialismo democrático.

Luis Gómez Llorente fue el último representante de lo que se ha venido en llamar el “pablismo”, es decir, la defensa del obrerismo en el seno del socialismo español, tanto desde tanto su compromiso intelectual, por lo que creemos nunca vivió personalmente el conflicto de antaño entre obreros e intelectuales del primer socialismo español, como por su defensa a ultranza de las clases trabajadoras. Puso su pluma y su palabra al servicio no de ejercicios nostálgicos sobre el legado de Pablo Iglesias, sino para actualizarlo en la España del último franquismo y de la Transición.

Gómez Llorente reflexionó mucho sobre lo que debía ser un partido socialista, sobre cómo llegar al poder y cómo ejercerlo. No coincidió con la postura que al final venció en la Transición, pero, como hemos expresado más arriba, eso no le hizo abandonar la que siempre fue su casa, y siempre la sintió como tal. Con el no iban los personalismos, tan queridos en nuestra política, de anteponerse a la formación política y lanzarse a protagonizar aventuras que solamente buscan fomentar el cainismo, y que terminan favoreciendo a quien bien sabemos. Permanecer en el Partido siempre y fomentar la crítica interna y el debate, un ejercicio nada lucido frente a quienes prefieren romper dando portazos, fue su opción y a ello se dedicó para enriquecer lo que se entiende por socialismo democrático.

Pero, además, fue un defensor de la escuela laica, de la escuela de la igualdad, es decir, de la educación como motor para superar las profundas desigualdades que había en aquella España que despertaba de la larga y oscura noche del franquismo. Este señor que les escribe todavía recuerda la lección que le dio sobre el modelo democrático de gobierno de los Institutos y Colegios públicos en una charla sobre educación unos pocos años antes de fallecer.

Gómez Llorente, por fin, fue un historiador del socialismo español. Nos hubiera gustado a muchos que hubiera publicado más, pero sus ideas, sus aportaciones y sugerencias siguen guiándonos en la apasionante tarea de estudiar lo que ha sido y aportado el socialismo en la azarosa vida española desde el último cuarto del siglo XIX.

Y para aquellos que no reflexionan, para aquellos que prefieren una pequeña frase en las redes, el griterío y la crítica fácil en el ámbito de la izquierda, les invito a que lean la intervención parlamentaria de Gómez Llorente en el debate constitucional sobre la forma del Estado. Ahí está resumido su pasión por el socialismo y su intensa vocación al servicio de los ciudadanos y ciudadanas de este país, conciliando las ideas y principios con la responsabilidad.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Diccionario de Historia contemporánea
Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España
El libro de la Gran Guerra

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.