Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Lastra: “El feminismo socialista tiene que ofrecer respuestas hasta conseguir la abolición de la prostitución”

  • Escrito por PSOE
  • Publicado en La Zurda
La vicesecretaria general del PSOE y portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra / PSOE La vicesecretaria general del PSOE y portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra / PSOE

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha subrayado hoy que “desde el feminismo socialista tenemos que ofrecer respuestas y soluciones hasta conseguir que la prostitución sea pasado, hasta la abolición de la prostitución”, porque “la prostitución es pobreza, es racismo, es machismo y es explotación.

“Trabajar por la abolición de la prostitución es combatir no solo el machismo y la violencia sexual, sino también luchar contra la injusticia social y pobreza”, subrayó. Así lo ha asegurado en la clausura de la Jornada de la Escuela de pensamiento feminista Elena Arnedo “Hacia la abolición de la prostitución”, que se ha celebrado hoy en la sede de Ferraz, y cuya inauguración ha corrido a cargo de la secretaria de Igualdad y vicepresidenta primera del Gobierno, Ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo.

Lastra aseguró que el feminismo socialista debe responder a tres fenómenos: en primer lugar, el “neoliberalismo salvaje que mercantiliza todo, hasta los cuerpos de las mujeres para satisfacer deseos de otros”; en segundo lugar, “la feminización de la pobreza, porque son mujeres pobres las mujeres que son prostituidas, las que son compradas, las que son alquiladas”, y “un racismo sexualizado que se manifiesta demandando mujeres por razas, tamaños, edades y nacionalidades tratando a las mujeres como puros objetos de consumo”.

En este sentido, ha señalado que la ley que está impulsando el gobierno para combatir las violencias sexuales “deberá ofrecer soluciones tanto a la explotación sexual como a la prostitución”. “Ese es el compromiso del Grupo Parlamentario Socialista”.

“Una sociedad que aspire a la igualdad no puede vender los cuerpos, ni alquilarlos. Ni 9 minutos, ni 9 meses” y por eso “tenemos que garantizar la dignidad de la vida de todas las mujeres”, remarcó.

Asimismo, la vicesecretaria general recordó que “la explotación sexual existe porque hay hombres que demandan mujeres para la prostitución y “es desde los hombres donde debe venir el cambio principal”. Por ello-dijo- “necesitamos un cambio profundo entre los hombres en relación a la prostitución” y que los “condenen la violencia sexual” y “rechacen la discriminación, el machismo y la violencia sexual en su grupo de amigos, con sus compañeros del trabajo y del futbol y con sus hijos”.

Carmen Calvo

Por su parte, la secretaria de Igualdad y vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, señaló, durante su intervención, que el abolicionismo, que tiene una larga trayectoria en el seno del feminismo, “toca en la llaga” de un elemento fundamental y es que “la prostitución es uno de los elementos fundantes del patriarcado, es el elemento constitutivo ancestral de las sociedades discriminatorias, machitas, del sexismo rampante en todo el planeta, porque representa el acceso y, por tanto, el poder para acceder al cuerpo de las mujeres, faltando el respeto a la libertad y al conjunto de sus derechos humanos”.

Calvo advirtió ante el hecho de que, desde la “apariencia neoliberal, pero también desde posiciones progresistas”, se nos haga creer que estamos hablando “de la libertad de las mujeres”, cuando en realidad “no existe libertad para elegir desde la fragilidad, la miseria, la pobreza y la marginación social, y desde luego no existe cuando eres traficada y obligada a ejercer la prostitución”.

La prostitución, añadió, “no es una salida, es una desgracia inmensa”, y su abolición debería ser “una obligación de la democracia en cualquier lugar del mundo” y “una obligación del Estado”. Lamentó, igualmente, el que algunos no vean en esta práctica “explotación” y que incluso “se pretenda regular como una profesión sin más”. “Es verdad que en torno a ella se desarrolla un grandísimo negocio, pero un negocio criminal, como tantos otros que el derecho internacional persigue, que las democracias denostan y que el Estado enfrenta. Y eso es lo que planteamos las abolicionistas: luchar contra un negocio que trafica mujeres y menores y que les conduce a una de las vilezas más grandes de la vida” como es “desposeerte de tu libertad y sexualidad”. “No hablamos de libertad, ni de profesión –insistió-, estamos hablando de los derechos humanos vulnerados de las mujeres y de los menores”.

En este sentido, la secretaria de Igualdad subrayó que los socialistas defienden en el Congreso avanzar en la aprobación de una Ley que se plantea “la desaparición y la lucha contra la trata de seres humanos, de mujeres y de menores, con fines de explotación sexual y contra la prostitución”.

Por último, la dirigente socialista ha mostrado también su rechazo a los denominados “vientres de alquiler”, que ponen de manifiesto el trato como “campo de batalla” y “mercancía” de los cuerpos de las mujeres. Así, señalo que las feministas luchan también contra la idea del neoliberalismo y del mercado de que “la maternidad no significa nada, que se puede convertir en una simple transacción comercial”.