ÚNETE

Descifrar los enigmas de la leucemia, el reto de un equipo hispanoluso

  • Escrito por Carlos García.
  • Publicado en Crónicas

Investigadores españoles y portugueses de Salamanca y Coimbra quieren subir un peldaño más en la investigación contra la leucemia, por lo que han creado una red ibérica, IDIALNET, para descifrar claves aún por descubrir para el diagnóstico y la prevención precoz de este tipo de cáncer.

El diagnóstico precoz es la base para que la población no desarrolle este tipo de tumores, explica a EFE Julia Almeida, una de las responsables del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) en Salamanca, referente a nivel mundial en desarrollo de terapias y métodos que se usan en todo el mundo para luchar contra la leucemia.

Ahora, investigadores de España y Portugal han creado la "Red Transfronteriza de Innovación en Diagnóstico Precoz de Leucemia para un envejecimiento saludable" mediante la iniciativa IDIALNET, cuyo fin será investigar durante dos años acerca de los factores que propician la aparición de leucemia en personas mayores.

Para ello, diferentes entidades hispanolusas invertirán algo más de 1,1 millón de euros, de los que el Programa Operativo de Cooperación Territorial de España y Portugal (POCTEP) de la UE aportará 863.000 euros.

"Vamos a reclutar en los dos años que dura el proyecto a 2.000 personas de España y 1.000 de Portugal", explica a Efe Almeida, con el fin de avanzar en la detección precoz de la leucemia linfática crónica, que es la más común en las personas mayores.

Detrás de estas tres mil muestras experimentales, decenas de investigadores, doctorandos, médicos de los hospitales de Salamanca y Coimbra y científicos de diferentes empresas de Salamanca y Coimbra en las que se desarrollan fármacos o herramientas que ayudan a combatir la leucemia linfática crónica, que representa el 30 % de los tipos de leucemia en los países occidentales y que tiene una prevalencia de entre 4-6 personas por cada 100.000 habitantes, ya que "globalmente, es el quinto tumor más frecuente".

LA CLAVE, EL SISTEMA INMUNE

Los avances contra este tipo de cáncer pasan por las metodologías "altamente sensibles" que vienen aplicando desde el CIC de Salamanca para identificar "células igual que las de la leucemia en sujetos sanos", circunstancia que se da en el 14 % de la población general.

Esa incidencia de células tumorales va aumentando de forma paulatina en función de la edad y se sabe que "está relacionada con una alteración, una deficiencia del sistema inmune que tienen estos sujetos, que, por lo demás, insisto, están sanos".

Por ello, la comunicad científica es consciente de que la tarea pasa por identificar esos factores genéticos o externos del sistema inmune "capaces de influir de alguna manera en la evolución de la enfermedad".

El catedrático de Medicina en la Universidad de Salamanca, Alberto Orfao, científico portugués que lidera la investigación en el CIC, va más allá y asegura que "el 2-3 % de los niños nacen con células que tienen las mismas alteraciones que una leucemia infantil, sin embargo, sólo una pequeña parte va a desarrollar la leucemia".

Y ahí está el gran enigma que motiva esta investigación, ya que "entender por qué los demás no la desarrollan nos permitiría tener herramientas para evitar el desarrollo", afirma Orfao, que fue uno de los fundadores, junto a Almeida, del Centro de Investigación del Cáncer en el año 2000, el primero que se creó en la península ibérica de estas características.

DOS LÍNEAS CONTRA LA LEUCEMIA

Alberto Orfao explica los avances para paliar la leucemia en la últimas décadas, ya que "muchas leucemias que hace veinte años tenían un pronóstico nefasto, ahora se controlan con medicamentos".

Sin embargo, en el caso de este tipo de cáncer, "la mejor cura es la prevención, porque no es tóxica". De las dos líneas de actuación para atajar la leucemia, una, en los casos de pacientes con el tumor detectado, pasa por un tratamiento eficaz que se centra en matar a la célula.

En el momento actual, "lo que se intenta es activar al sistema inmune del propio individuo para que el propio sistema sea capaz de defendernos de los tumores, como nos defiende de las infecciones, virus, etc".

Sin embargo, "la otra línea de fuerza es ir a los estadios tempranos, detectar el momento del comienzo, donde es mucho más fácil el poder actuar". En ambos casos, lo que está surgiendo en los últimos años es "un papel clave del sistema inmune", con el fin de ir al "diagnóstico y a la intervención precoz", tal cual va orientado el proyecto que se ha puesto en marcha el pasado mes de julio entre la comunidad científica de Salamanca y Coimbra y que se extenderá durante dos años.

Julia Almeida insiste en que con este método "nos ponemos en una situación muy anterior al desarrollo de la leucemia". "En el momento actual sabemos que hay causas genéticas (...), el modelo inmune está influyendo de manera fundamental a la hora de favorecer expansiones que conlleven a la leucemia, pero, precisamente, el objetivo de estas investigaciones es ésa, conocer cuáles son esos factores", explicó la catedrática salmantina.

Por eso, en los últimos años se han desarrollado nuevos tratamientos terapéuticos contra la leucemia que van "dirigidos a moléculas o a mecanismos más moleculares" y, de esta manera, "estamos personalizando esta enfermedad, también con tratamientos de inmunoterapia que, realmente, han revolucionado la repuesta de los pacientes".

Ante la "heterogeneidad de la leucemia", como la define Julia Almeida, los médicos de atención primaria de las áreas de salud de la Región Centro de Portugal y de la zona española de Castilla y León serán los encargados de reclutar a las 3.000 personas sobre las que se desarrollará la investigación.

Se trata, insiste la catedrática, "de una carrera de fondo" por lo que harán un estudio de investigación en profundidad para identificar los factores o las alteraciones del sistema inmune que inciden en la enfermedad.

TRANSFERENCIA Y APLICACIÓN DEL CONOCIMIENTO

La transferencia de los descubrimientos para que puedan ser aplicados en enfermos de todo el mundo es el objetivo final del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, que ve cómo sus herramientas, creadas en el CIC y desarrolladas por empresas afines, juegan un papel relevante en hospitales de todo el mundo.

Según Alberto Orfao, la parte "traslacional" es muy importante, ya que hay herramientas de diagnóstico y seguimiento de tratamientos de leucemia que se usan en todos los hospitales del mundo y que fueron creadas en el CIC de Salamanca.

"Alguien que tenga un mieloma, para evaluar el tratamiento, si está siendo eficaz o no, pues se utilizan patentes desarrolladas aquí (CIC)", explicó Orfao, e, incluso, comercializadas por empresas de esta zona española.

La empresa ubicada en el propio CIC, Immunostep, que dirige Ricardo Jara, participará en el proyecto hispanoluso IDIALNET para transferir la tecnología que se pueda desarrollar en estos dos años.

Las células de las 3.000 personas serán analizadas con los citrómetros de flujo de Immunostep que, además, desarrollará una plataforma robótica para monitorizar los resultados que se vayan obteniendo de los 3.000 participantes, explicó Jara a EFE.

Del lado español también participará la empresa salmantina biotecnológica Cytognos, mientras que la lusa Infogene, con sede en Coimbra, aportará al proyecto su experiencia en análisis genético. EFE.