LA ZURDA

Calvo sobre el informe de la RAE: "Espero que no sea decepcionante para las mujeres"

MADRID, 20/01/2020.- La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, atiende a los medios antes de presidir la reunión extraordinaria de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, la primera del nuevo Ejecutivo. EFE/Juan Carlos Hidalgo MADRID, 20/01/2020.- La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, atiende a los medios antes de presidir la reunión extraordinaria de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, la primera del nuevo Ejecutivo. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha deseado este lunes que el informe de la RAE sobre el lenguaje inclusivo en la Constitución, donde la institución concluye que no está favor de su reforma, "no sea decepcionante" para las mujeres que quieren ser nombradas de acuerdo a su género.

Así lo ha manifestado hoy la también ministra de la Presidencia y Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, a su llegada a la primera reunión de la Comisión General de Secretarías y Subsecretarías de Estado de esta legislatura y tras conocer este informe encargado por ella hace más de un año a la RAE.

Un texto éste donde, en palabras del director de la Real Academia Española, Santiago Muñoz, se deja claro que la Constitución es "gramaticalmente impecable", aunque también expresan sí sería "correcto" desdoblar palabras como príncipe y princesa en una futura reforma constitucional.

En este sentido, Calvo ha puntualizado que lo que pretendía hace año y medio era que "se ayudara a que el lenguaje formal y oficial", a que "nuestro espléndido idioma", se actualice "con lo que es normal en la calle".

"Nos llaman vicepresidentas, ministras, diputadas, alcaldesas o concejalas. Se trata de ir avanzando con el lenguaje lo que ya es normal en la calle", ha añadido.

En este sentido, la vicepresidenta ha deseado que el informe aprobado por unanimidad de todos los académicos de la RAE "no resulte decepcionante" para las mujeres que quieren -incluida ella- que se les nombre con arreglo a su género.

"Porque avanzar en el lenguaje inclusivo o pararlo no está en las manos de nadie: está en la calle y en nuestras vidas. Se trata de algo tan normal, tan democrático y tan deseable como que el lenguaje ayude a recoger la realidad que ya existe, y a transformarla con respeto hacia las mujeres", ha concluido. EFE.