HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Guardia Revolucionaria pide a los iraníes golpear al enemigo votando en las elecciones


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Hosein Salamí, llamó a los iraníes a “dar un duro puñetazo en la boca” a los enemigos del país participando en las elecciones parlamentarias del próximo 1 de marzo.

“Los enemigos están tratando de disuadir a los ciudadanos de ir a votar”, afirmó Salamí en un acto cultural en la ciudad de Qom, centro religioso del país, informaron este domingo medios iraníes como la agencia Tasnim.

“La nación responderá al enemigo con un duro puñetazo en la boca una vez más y mostrará que no prestan ninguna atención a las demandas del enemigo”, indicó el líder militar.

Salamí aseguró que los “enemigos” buscan “eliminar Irán y separarnos del islam”, por lo que pidió crear “una gloriosa épica política” con una alta participación en las urnas, que se prevé baja.

Las autoridades iraníes suelen hacer referencia con el término "enemigos" a Estados Unidos, Israel y a la oposición en el extranjero.

Los iraníes están llamados a las urnas el 1 de marzo para elegir a los 290 diputados del Parlamento, ahora dominado por los conservadores, y a los 88 miembros de la Asamblea de Expertos, órgano encargado de elegir al líder supremo de la República Islámica en caso de vacante.

La Asamblea de Expertos, que se elige cada ocho años, y resultante de las elecciones podría tener una gran importancia en el futuro de la República Islámica, dada la elevada edad del líder supremo de Irán, Ali Jameneí, de 84 años.

El proceso electoral está marcado por cierta indiferencia y apatía entre el electorado debido a la mala situación económica del país, la descalificación de numerosos candidatos reformistas y el desapego político, que se acentuó por las protestas desatadas por la muerte de Mahsa Amini tras ser detenida por no llevar bien puesto el velo.

Durante meses jóvenes iraníes protestaron en las calles del país al grito de “mujer, vida, libertad”, pidieron libertades y el fin de la República Islámica, en unas protestas que se apagaron tras la muerte de unos 500 manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad.

La encarcelada premio Nobel de la Paz Narges Mohammadi llamó el sábado al boicot de las elecciones, algo que consideró "una obligación moral para los iraníes que aman la libertad y buscan la justicia”.