Quantcast
ÚNETE

Foment propone la gestión consorciada de las infraestructuras en Cataluña

BARCELONA, 04/12/2019.- El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, acompañado por el vicepresidente de la entidad, Joaquín Llansó (d) , durante la presentación este miércoles en Barcelona de un informe sobre las medidas urgentes que reclama la patronal para mejorar la inversión y gestión de las infraestructuras en Cataluña. EFE/ Andreu Dalmau BARCELONA, 04/12/2019.- El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, acompañado por el vicepresidente de la entidad, Joaquín Llansó (d) , durante la presentación este miércoles en Barcelona de un informe sobre las medidas urgentes que reclama la patronal para mejorar la inversión y gestión de las infraestructuras en Cataluña. EFE/ Andreu Dalmau

Foment ha propuesto una gestión consorciada de las principales infraestructuras de Cataluña, en la que participen las administraciones y los agentes económicos, para revertir el déficit de infraestructuras en la comunidad, que durante los diez últimos años se eleva a 27.970 millones, según la patronal.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha explicado que las infraestructuras más estratégicas de Cataluña se han de poder gestionar en el territorio de una manera individualizada a través de un consorcio con las administraciones públicas.

Sánchez Llibre se ha referido a Rodalies, al aeropuerto de El Prat, los puertos de Barcelona y Tarragona y a la gestión de las vías de alta capacidad y ha propuesto que la gestión de estas infraestructuras estratégicas se haga desde Cataluña, porque desde la cercanía se "conocen mejor las cosas".

Foment se ha propuesto para liderar este nuevo modelo, buscar puentes de entendimiento y la complicidad de las diferentes administraciones.

El presidente de Foment ha recordado que para equiparar la inversión a los indicadores europeos se recomienda una licitación de obras del 2,2 % del PIB catalán, lo que supondría una inversión de unos 5.000 millones anuales, más una inversión adicional de 2.000 millones para reactivar las obras ya adjudicadas que están paradas o se ejecutan muy lentamente.

Sánchez Llibre ha calificado de "decepcionante y frustrante" el balance de las inversiones de las diferentes administraciones públicas en Cataluña, pero ha dicho que "estamos a tiempo" de dar la vuelta a esta situación.

Por ello, ha propuesto este nuevo modelo, basado en la gestión individualizada desde el territorio y que la Generalitat, las administraciones locales y la sociedad civil participen más estrechamente en la planificación, construcción, mantenimiento y gestión de las infraestructuras de titularidad estatal en Cataluña, un modelo "más eficaz y cercano al ciudadano".

Para el aeropuerto de Barcelona, Foment pide una gestión individualizada, mediante la creación de un consejo rector, que ya aprobó el Consejo de Ministros en 2011 para los aeropuertos de Madrid y Barcelona y que preveía que los gobiernos autonómicos, las administraciones locales y otros agentes económicos y sociales estuvieran presentes en el consejo de administración.

Foment cree que es "urgente" crear este organismo en el Aeropuerto de Barcelona y que el hecho de que el 49 % de Aena esté en bolsa no debería ser un obstáculo para ello.

La patronal también ha propuesto la gestión consorciada de las infraestructuras y servicios de Rodalies, una infraestructura que utilizan unos 420.000 ciudadanos al día, que ha de ir acompañada del traspaso de recursos necesarios para su buen funcionamiento.

La misma gestión que Foment considera necesaria para los puertos de Barcelona y Tarragona, con el fin de que tengan más autonomía y capacidad de gestión.

Ante la finalización de las concesiones de las autopistas, la patronal ha insistido en su propuesta de establecer un canon de explotación que permita el mantenimiento de las vías de alta capacidad y que podría instaurarse en otras vías que habría que definir, como el Eix Transversal o las Rondas de Barcelona, según ha explicado el vicepresidente de Foment, Joaquim Llansó.

Este canon vendría a ser entre un 20 y un 25 % del coste del peaje actual, lo que, en Cataluña, podría suponer una recaudación anual de unos 1.300 millones de euros.

Un consorcio participado por todas las administraciones se encargaría, entre otras funciones, de gestionar el cobro de este canon.

Foment se ha ofrecido para que Cataluña sea la primera zona del Estado donde se implante este canon en las vías de alta capacidad.

La patronal enviará su propuesta para la gestión de las infraestructuras a todos las administraciones, principalmente al Gobierno, a la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona.