PP vasco: "Un referéndum de autodeterminación es una violación constitucional"

El experto designado por el PP para hacer sus aportaciones a un nuevo estatuto vasco, Jaime Ignacio del Burgo, advierte de que un referéndum de autodeterminación sería una "violación" de la Constitución y también deja claro que la única nacionalidad de la ciudadanía vasca es la española.

Del Burgo ha registrado este lunes en el Parlamento Vasco un texto articulado de reforma del Estatuto de Gernika, al que ha tenido acceso Efe, en el que argumenta su rechazo a los distintos textos presentados, tanto al elaborado conjuntamente por los expertos propuestos por PNV, Elkarrekin Podemos y PSE, en el que se incluyen varios votos discrepantes, como al de EH Bildu.

Sobre el polémico derecho a decidir pactado con España que defienden el PNV y Elkarrekin Podemos en el documento, Del Burgo afirma que el Estado "no puede pactar tal cosa porque si lo hiciera cometería una gravísima violación de la Constitución".

El pacto para la celebración de un referéndum de autodeterminación sólo sería posible previa reforma de la Constitución "y eso supondría que el pueblo español habría decidido libre y democráticamente renunciar a la titularidad de la soberanía nacional y autorizado la posibilidad de destruir la unidad de España".

La calificación del derecho a la autodeterminación como derecho humano, añade, no encuentra apoyo en el Derecho internacional, puesto que desde las Naciones Unidas "se ha considerado que la autodeterminación tan sólo ha de aplicarse a situaciones coloniales o de opresión claramente definidas como tales".

"No existe en España ninguna situación de dominación colonial y en el Estado no se produce ninguna discriminación económica, social y cultural que tenga su origen en la dominación política de un pueblo sobre otro", agrega. Opina además que Álava, Gipuzkoa y Bizkaia no son una nación. "Su historia lo desmiente", subraya.

La Constitución deja claro, afirma, que la soberanía nacional reside en el pueblo español y se fundamenta en la "indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles". Asimismo remarca que "la única nacionalidad de la ciudadanía vasca es la española".

"No cabe -considera- la concesión una nacionalidad vasca porque la Comunidad Autónoma del País Vasco no es un Estado independiente y, por tanto, carece de reconocimiento internacional por lo que la expedición de un pasaporte de nacionales vascos carece de validez".

Y precisa que la Constitución reconoce la existencia en el seno de la nación española de nacionalidades, como es el caso del País Vasco, pero estas "no tienen derecho de secesión sino derecho a la autonomía que se ejerce conforme a las normas constitucionales".

En sus consideraciones Del Burgo estima que ha fracasado el intento de consenso que el Parlamento encomendó a los expertos para acordar un texto articulado de reforma del Estatuto y asegura que las bases que pactaron en la ponencia PNV y EH Bildu llevan "el germen de la división" y de la confrontación y, de seguir adelante, "será el comienzo de un grave conflicto con el Estado".

"Está condenado al fracaso un proyecto político basado en la concepción maximalista del nacionalismo vasco que pretende decretar la defunción del Estatuto de Gernika y convertir a Euskadi en un sujeto jurídico-político soberano", subraya.

Defiende que debería abordarse una reforma del Estatuto vigente porque fue un punto de encuentro de la ciudadanía y es el camino adecuado para fortalecer el autogobierno "eliminando toda discriminación que tenga motivaciones ideológicas, lingüísticas, étnicas o de cualquier otra circunstancia y que contribuyan a partir la sociedad vasca en dos".

Explica Del Burgo que, pese a que PNV ha llegado a un texto conjunto con PSE y Elkarrekin Podemos, en este se constatan muchas diferencias entre estos partidos reflejadas en los votos particulares, por lo que aventura que realmente PNV y EH Bildu mantendrán su consenso "y llegarán a la articulación definitiva de un proyecto claramente inconstitucional".