La Fiscalía Anticorrupción pide que 4 condenados por los ERE ingresen en prisión

La Fiscalía Anticorrupción de Sevilla ha pedido que entren en la cárcel de manera inmediata cuatro de los 19 condenados en la sentencia de los ERE, por la que varios partidos políticos han reclamado este miércoles la dimisión de la expresidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, a la que responsabilizan de no poder recuperar el dinero malversado.

Además, los abogados de varios de los condenados han solicitado a la Audiencia de Sevilla una ampliación del plazo, de cinco días hábiles, para preparar los recursos de casación que presentarán ante el Tribunal Supremo contra la sentencia, al considerar que el establecido por la Sección Primera, que expira el próximo martes 26, es insuficiente.

Un día después de conocerse la sentencia que condena al expresidente andaluz José Antonio Griñán a seis años de prisión y a su antecesor, Manuel Chaves, a nueve de inhabilitación, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido que entren en la cárcel de manera inmediata los exconsejeros de Empleo Antonio Fernández y José Antonio Viera y los ex directores generales de Trabajo Francisco Javier Guerrero y Juan Márquez.

Guerrero y Fernández, que estuvieron en prisión en la instrucción del caso, fueron condenados a la mayor pena de los ex altos cargos de la Junta: siete años y once meses de prisión y 19 años y medio de inhabilitación absoluta por malversación de caudales públicos y prevaricación.

Viera y Márquez, por su parte, fueron condenados a siete años y un día de cárcel y a 18 años de inhabilitación por los mismos delitos. Las consecuencias políticas de la sentencia se han centrado este miércoles en Susana Díaz, quien, en opinión del presidente andaluz, Juanma Moreno, debe "asumir alguna responsabilidad" porque cuando fue presidenta regional "retiró" a la Junta del caso, se pidió el archivo y la libre absolución de los acusados y se pusieron "palos en las ruedas".

Moreno ha exigido también al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, que tenga "coherencia" con la posición que ha mantenido en otros casos de corrupción del PP, presentando incluso una moción de censura contra Mariano Rajoy, y ha defendido que "el caso ERE es del PSOE".

Ciudadanos, socio de gobierno del PP, ha pedido abiertamente la dimisión de Díaz por boca de su portavoz en el Parlamento, Sergio Romero, quien ha dicho que debe dejar su puesto por "coherencia y responsabilidad".

Tras recordar que en 2016 Díaz retiró la acusación particular ejercida por la Junta y afirmar que "si ella no ha formado parte de esto que venga Dios y lo vea", Romero ha pedido también la dimisión de Pedro Sánchez, quien "promovió una moción de censura precisamente por un caso de corrupción".

Desde Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez ha solicitado que Díaz deje su escaño en el Parlamento regional por "decencia", pues ha esgrimido que su decisión de retirar la acusación particular en la pieza política de los ERE ha supuesto que "no se puedan pedir" responsabilidades civiles para recuperar el dinero malversado.

A su juicio, las consecuencias de la sentencia "están delimitadas en Andalucía". Es "una tontería intentar proyectarlo a nivel estatal", ha opinado. Sin embargo, la portavoz del grupo en el Parlamento, Inmaculada Nieto (IU), ha asegurado que a ellos no les corresponde "solicitar cabezas" y que será el PSOE-A quien tenga que hacer "una reflexión interna".

Por su parte Vox, que ha anunciado que va a "apretar" a la Junta "todo lo que pueda" para recuperar el dinero defraudado, ha insistido en que Díaz "asuma la parte de responsabilidad que le corresponda", pues "no ha colaborado con la Justicia para agilizar las causas".

Mientras tanto, el portavoz parlamentario del PSOE-A, José Fiscal, ha reiterado que las responsabilidades políticas ya se han asumido, y ha advertido a Moreno que no van a "permitir lecciones de una persona que aparece en los 'papeles de Bárcenas'".