Líder indígena: "El tratado de Mercosur-UE agravará los problemas en los ecosistemas"

  • Escrito por Laia Mataix Gómez
  • Publicado en Planeta

El tratado comercial entre la Unión Europea y Mercosur "aumentará los problemas en los ecosistemas de Brasil y empeorará la situación de los derechos humanos e indígenas", denuncia el líder indígena Dinaman Tuxá, que exige a la UE que suspenda el acuerdo "con los términos actuales".

Dinaman es del pueblo Tuxá, que vive entre los estados de Bahía, Pernambuco y Minas Gerais, es coordinador de la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) y abogado de la Articulación de los Pueblos y Organizaciones Indígenas del Nordeste, Minas Gerais y Espírito Santo (APOINME).

Junto con la comitiva 'Ni una gota más', el líder indígena ha recorrido diferentes países europeos para explicar la situación que viven los pueblos originarios en la Amazonía y para denunciar que el acuerdo entre Mercosur y la UE "no garantiza la protección territorial y los derechos de los pueblos indígenas y de los derechos humanos", asegura en una entrevista a Efe.

Por este motivo, ha pedido a la UE que "castigue a las empresas que no respeten los derechos humanos, que presionen a los gobiernos para garantizar los derechos de los pueblos indígenas a su propio territorio".

Así como que exista una "trazabilidad de los productos que llegan desde Brasil a la UE que prohíba la entrada de aquellos que provengan de conflictos socioambientales, de tierras indígenas o de deforestación y minería ilegal".

"La necesidad de mercado y, principalmente, el acuerdo de Mercosur y la UE ha provocado la expansión agrícola masiva en Brasil, extendiéndose por los territorios indígenas y por la Amazonía", explica Dinaman.

La denuncia de las políticas "antiambientales" del Gobierno de Jair Bolsonaro ha sido otro de los objetivos de la gira de los líderes indígenas, ya que afectan directamente a sus vidas porque tienen una "relación directa con el medioambiente", recuerda el líder Tuxá, y "suponen una verdadera destrucción de todos los ecosistemas de Brasil".

Una de las principales políticas que atenta contra estos derechos es la flexibilización de la legislación brasileña, que "institucionaliza el genocidio de los pueblos indígenas, que necesitan su territorio para sobrevivir" y, además, supone "un crimen contra la humanidad", porque sus territorios "combaten contra el aumento del efecto invernadero".

"El gobierno está trabajando a favor de los grandes poderes económicos y la Amazonía está siendo devastada para ampliar la producción agrícola y para la explotación ilegal de madera y minería", denuncia el líder social, que culpa directamente a Bolsonaro por la destrucción amazónica, ya que "incitó a los productores locales a incendiar sus propios territorios".

Así, Dinaman concluye que los pueblos indígenas son "el principal objetivo del Gobierno brasileño, porque las mayores riquezas de Brasil actualmente están dentro de estos territorios", por lo que el Estado "quiere flexibilizar aún más la legislación" para explotar sus territorios.

El líder indígena remarca que "la UE tiene un discurso de defensa de los derechos humanos, pero no están surtiendo efecto las medidas que están tomando". Tras visitar 12 países y 19 ciudades europeas, la comitiva de líderes indígenas brasileños se ha reunido este martes con el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y comparecerá esta tarde en el Congreso de los Diputados para denunciar las violaciones de derechos en Brasil y pedir presión sobre el gobierno brasileño para que "demarque y proteja las tierras indígenas".

"Todos los países se han mostrado solidarios con los indígenas" y han conseguido el compromiso de algunos -Italia, Alemania y Noruega- para "crear mecanismos legales que prohíban la entrada de productos que provengan de conflictos en tierras indígenas", aplaude Dinaman.

Entre los líderes se encuentra Sonia Guajajara, primera indígena candidata a la vicepresidencia del gobierno brasileño y familiar del activista Paulino Guajajara, "asesinado a tiros el pasado uno de noviembre por defender la Amazonía".

La comitiva indígena ha viajado a Europa con el apoyo de Survival International, Greenpeace y la Coordinadora de organizaciones de cooperación para el desarrollo.