Iceta: "Negociar más autogobierno es incompatible con una ruptura inminente"

BARCELONA, 16/11/2019.- El primer secretario del PSC Miquel Iceta y el presidente del Senado Manuel Cruz intervienen en la clausura de la convención federalista organizada por la Fundación Rafael campalans donde han participado entre otros la presidenta del grupo parlamentario de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, el exportavoz de ERC en el Congreso Joan Tardà, el diputado de Cs en el Parlament Nacho Martín Blanco. EFE/Quique García BARCELONA, 16/11/2019.- El primer secretario del PSC Miquel Iceta y el presidente del Senado Manuel Cruz intervienen en la clausura de la convención federalista organizada por la Fundación Rafael campalans donde han participado entre otros la presidenta del grupo parlamentario de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, el exportavoz de ERC en el Congreso Joan Tardà, el diputado de Cs en el Parlament Nacho Martín Blanco. EFE/Quique García

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha aseverado que Cataluña "difícilmente" conseguirá "más autonomía" si continúa amenazando con independizarse de forma "inminente", y ha alertado que "negociar más autogobierno es incompatible con mantener abierta la posibilidad de romper" con el Estado español.

"La perspectiva de ruptura inminente hace imposible la posibilidad de reforma", ha subrayado Iceta este sábado en Barcelona en la clausura de la IV Convención Federalista, organizada por la Fundación Rafael Campalans -vinculada al PSC-, la Fundación Pablo Iglesias y la institución Friedrich-Ebert-Stiftung.

Según Iceta, "para que haya más autogobierno" en Cataluña "tiene que haber más lealtad" porque, ha opinado, "la otra parte también tiene derecho a pedir garantías antes de hacer un esfuerzo de mejora parcial si la perspectiva de la ruptura sigue vigente".

Durante su discurso, en el que ha homenajeado al exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el líder socialista ha defendido que el problema catalán no consiste en "tener más competencias, sino garantizar que las vigentes puedan ser ejercidas sin obstáculos".

Por eso, tras "descartar" una "ruptura" que ha tachado de "imposible, nociva, impracticable y poco conveniente", ha abogado por un Estado federal para "avanzar" en "un autogobierno más fuerte y sólido, mayor financiación y más planificación de las políticas estatales".

Ha admitido además que "probablemente" en esta legislatura no se impulsará "la reforma constitucional" y ha opinado que es preferible esperar hasta tener "mayores garantías de que saldrá mejor que la del 78 para no generar frustraciones antes de hora".

En este sentido, ha recordado que "en estos momentos no se dan las condiciones para la gran solución" porque "la divergencia política entre las principales fuerzas españolas es muy grande", lo que impide "anunciar o prever una reforma de la Constitución".

Y ha recalcado en alusión al exministro popular de Asuntos Exteriores que ha participado en la jornada: "si la oposición del PP fuese la de José Manuel García-Margallo, sí avanzaríamos rápidamente".