La asistencia a actividades culturales bajó en el último mes tras las movilizaciones

Las protestas y movilizaciones que se han sucedido en Cataluña, especialmente en Barcelona, a partir del pasado 14 de octubre, cuando se dio a conocer la sentencia del procés, han provocado un descenso de asistentes a las actividades culturales, que se "va recuperando" en los últimos días.

Fuentes de diferentes entidades, desde museos a teatros públicos y privados o festivales, han explicado a Efe que durante la primera semana sí registraron un descenso en la taquilla, pero, posteriormente, la afluencia ha sido la "habitual".

Sin embargo, un festival como el Temporada Alta, que se celebra en Girona, entre el 6 de octubre y el 9 de diciembre, no esconde que estas circunstancias les están "afectando muchísimo", más, incluso, que durante octubre de 2017, cuando se produjo el mismo fenómeno.

El director del evento, Salvador Sunyer, ha comentado que los datos se conocerán cuando clausuren esta edición, pero "estamos habituados a tenerlo todo lleno y este año no está pasando, aunque es verdad que algunos espectáculos han vendido todas las entradas".

Sunyer ha opinado que lo que está ocurriendo en Cataluña "afecta a la vida de todo el mundo, pero los que peor lo están pasando se encuentran en la cárcel".

En la primera semana de movilizaciones, la Asociación de Empresas de Teatro de Cataluña (Adetca) señaló que el descenso medio de taquilla en sus asociados había sido en torno al 65 por ciento.

Un portavoz del grupo Focus ha indicado que, aunque no tienen datos concretos todavía, los primeros días sí constataron una "afectación" pero, "afortunadamente, las ventas se están recuperando, aunque todavía no se ha conseguido el ritmo anterior a la semana del 14 de octubre".

Gestionando varios teatros como el Romea, el Goya o La Villarroel, el grupo se muestra prudente sobre las próximas semanas "a la espera de que retorne la normalidad, especialmente en lo referente a los problemas de movilidad de la ciudad".

En el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) precisan que el ritmo de venta de entradas "sigue siendo el mismo que al inicio de la temporada y era muy positivo".

El espectáculo finalizado el pasado fin de semana en la Sala Petita, "La mort i la primavera", ha tenido un 93 por ciento de ocupación y un total de 3.436 espectadores, mientras que "La nena dels pardals", que finalizará este fin de semana, ha tenido una ocupación del 89,6 por ciento y un total de 3.343 espectadores.

La obra que se ofrece en la Sala Gran, "La Rambla de les Floristes", está al 80,1 por ciento de ocupación, con unos 21.953 espectadores, y el próximo estreno en este espacio, "Mrs Dalloway", ya se encuentra con un 41,1 por ciento de ocupación, lo que a un mes de su debut "es una cifra muy buena", según las citadas fuentes.

En el Teatre Lliure han recordado que durante la primera semana de movilizaciones cerraron el teatro el día 18 de octubre, porque la mayoría de los trabajadores se adhirieron a la huelga general convocada, pero tenían un único espectáculo en cartelera, "Abans que es faci fosc" en la sala pequeña de Montjuïc y, posteriormente, se ha registrado una afluencia habitual.

Un portavoz del Palau de la Música ha señalado que notaron una "bajada fuerte los primeros quince días, con una bajada del 69 por ciento, en lo referente a entradas de conciertos, y de un 15 por ciento en visitas guiadas".

Posteriormente, "nos hemos ido recuperando y estamos con los mismos ingresos, tanto de visitas guiadas como de conciertos que el año, pasado, incluso por encima".

El Auditori de Barcelona tuvo que cancelar el concierto inaugural de la temporada de cámara con los Solistas de Lucerna "por precaución", ha dicho un portavoz de la institución, ante la manifestación convocada en la calle Marina el día 16 de octubre, pero, después, "el ritmo de venta de entradas ha sido el habitual".

En el ámbito de la música los principales programadores de conciertos coinciden en que el mes de octubre, después de la sentencia, hubo un descenso de un 30% en la venta de entradas en algún caso.

En el MNAC los datos de visitantes no se han visto afectados y aunque todavía no tienen cerrado el mes de octubre, el día 8 de octubre visitaron el museo 2.272 personas, mientras que los dos martes siguientes a la publicación de la sentencia (15 y 22 de octubre) los visitantes aumentaron levemente, 2.421 y 2.540, respectivamente.

El MACBA, ubicado muy cerca de la plaza Universidad, donde los estudiantes mantienen una acampada que interrumpe el tráfico, notaron "un descenso del 20% visitantes durante la semana de la sentencia, pero a partir del domingo 20 de octubre se produjo una recuperación y ya hay prácticamente normalidad".