Torra irá el lunes a los premios de Foment, y Sánchez aún está sin confirmar

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, asistirá el próximo lunes, día 18, al acto de entrega de las Medallas de Honor y los XII Premios Carles Ferrer Salat que concede la patronal Foment del Treball, mientras que la presencia del jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, sigue en el aire.

El evento, que se celebrará a partir de las 20:00 horas en el hotel Sofía de Barcelona, reunirá a una nutrida representación de los gobiernos central y catalán.

Torra encabezará la delegación catalana junto al vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès; la consellera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón; el titular de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, y el de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

Aunque en un principio fuentes conocedoras del evento daban por hecho la ausencia de Torra, fuentes del entorno del president apuntaban que su voluntad era acudir al acto, pero que ese mismo día el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le juzga por desobediencia, por lo que no estaba claro si le sería posible asistir.

Por parte del Gobierno asistirán al evento tres ministras: la de Economía, Nadia Calviño; la de Hacienda, María Jesús Montero, y la de Defensa, Margarita Robles, según la última lista de confirmaciones de que dispone la organización.

Las fuentes consultadas han incidido en que la presencia de Pedro Sánchez está en el aire, condicionada a la agenda del presidente en funciones y a las negociaciones que mantiene el PSOE para tirar adelante la investidura.

Foment entregará el lunes las Medallas de Honor y los XII Premios Carles Ferrer Salat, que son las mayores distinciones que otorga esta patronal catalana integrada en la CEOE.

El año pasado Foment distinguió al presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, con la Medalla de Honor al Empresario del Año por su trayectoria profesional.

La gala del año pasado generó una gran expectación porque Pedro Sánchez y Quim Torra acudieron a ella justo después de mantener una reunión en el Palacio de Pedralbes de Barcelona.