Torrent afirma que no censurará a los diputados y que asume las consecuencias

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha afirmado este martes que no piensa "censurar" a los diputados o a los grupos de la cámara por el contenido de sus propuestas, pese a las advertencias del TC, y ha subrayado que está dispuesto a "asumir las consecuencias" de esta decisión.

En una rueda de prensa este mediodía, el presidente Roger Torrent ha indicado que velará para garantizar "el derecho de representación de los diputados" y también "la libertad de expresión", puesto que "admitir la censura significaría limitar el parlamentarismo" y "amordazar" a la cámara.

Torrent y el resto de miembros independentistas de la Mesa han admitido a trámite hoy una propuesta de resolución conjunta de los grupos de JxCat, ERC y CUP en la que se rechaza la sentencia condenatoria contra los líderes del procés, pero en la que también se reitera la voluntad del Parlament de reprobar a la monarquía y de debatir sobre el derecho de autodeterminación.

Según Roger Torrent, él y los demás miembros de la Mesa están dispuestos "a asumir las consecuencias judiciales y personales" que se deriven del hecho de permitir que se debata sobre determinados temas, aunque el TC les hizo llegar hace dos semanas una notificación para que se abstuvieran de tramitar nuevas iniciativas similares a las que ya ha anulado.

Ha advertido, sin embargo, al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que tendrá "la oportunidad de romper con la judicialización de la política, o por el contrario, seguir haciendo lo mismo" que su antecesor, Mariano Rajoy.

"Que tenga en cuenta que es impropio de un país democrático perseguir judicialmente a un presidente de Parlamento justo por permitir el debate en el templo de la palabra", ha señalado Torrent.

También ha apuntado que si Sánchez insta a emprender acciones penales contra él por no querer censurar a los diputados "esto no hará que los temas que no le gustan desaparezcan de la agenda política, ya que los ciudadanos quieren que sus representantes hablen y acuerden sobre estos temas".

En opinión de Roger Torrent, "es incomprensible que en una democracia un presidente de Parlamento sufra consecuencias penales por permitir el debate parlamentario", y ha destacado que en la cámara catalana "hay una mayoría muy amplia, que excede a la de los grupos independentistas, favorable a plantarse ante los intentos de amordazar a este Parlament".

"¡Basta ya de los intentos de censura y de imponer lo que se pude hablar o no en un Parlamento!", ha reclamado Torrent antes de reiterar: "No permitiré que la censura entre en esta cámara, no permitiré que se limite y se coarte la libertad de expresión de los diputados".