¡Únete!

Piden con 400.000 firmas que se declare la emergencia climática en Australia

Ovejas pastan en el campo seco y polvoriento de una cosecha fallida cerca de Parkes, Nueva Gales del Sur (Australia), afectado por la sequía. EFE/Dean Lewins/Archivo Ovejas pastan en el campo seco y polvoriento de una cosecha fallida cerca de Parkes, Nueva Gales del Sur (Australia), afectado por la sequía. EFE/Dean Lewins/Archivo

Una diputada presentó hoy 400.000 firmas ante el Parlamento de Australia para pedir que se declare una emergencia climática en el país, que tiene en la extracción del carbón uno de los pilares de su economía.

La parlamentaria independiente, Zali Steggall, aseguró en un vídeo difundido a través de Facebook que cuenta con 404.538 firmas para una petición que "representa a muchas voces" y "muestra el nivel de frustración y compromiso que existe para que se adopten acciones" contra el cambio climático.

“Pedimos a la Cámara que actúe inmediatamente y declare una emergencia climática en Australia y presente una ley que reduzca con rapidez las causas del cambio climático”, indica la petición publicada por el Parlamento australiano.

El Partido Verde anunció su apoyo a la moción en la Cámara Baja, donde tiene pocas posibilidades de prosperar por la mayoría con la que cuenta la coalición conservadora gobernante.

Los ecologistas critican la posición de Camberra de continuar con los proyectos para expandir la industria de combustibles fósiles en detrimento del acuerdo de París, que busca contener el calentamiento global en el umbral del 1,5 grados respecto a los niveles de 2005.

Australia registra un aumento constante de las emisiones de gases contaminantes desde 2013, año en que la coalición conservadora llegó al poder y derogó el impuesto a estas emisiones.

El país oceánico es responsable de un 5 por ciento de las emisiones globales pero alcanzaría el 17 por ciento en 2030, lo que le convertiría en uno de los mayores contaminantes del mundo, si sigue expandiendo sus exportaciones de gas, petróleo y carbón, según denunció un grupo ecologista.

Australia es un país vulnerable al cambio climático que en los últimos años ha sufrido importantes incendios y episodios de sequía además del blanqueo de corales de la Gran Barrera de Arrecife.