Únete a EL OBRERO

El abogado Gonzalo Boye dejó la defensa de Sito Miñanco hace dos semanas

El abogado Gonzalo Boye Tusset en una imagen de archivo / EFE El abogado Gonzalo Boye Tusset en una imagen de archivo / EFE

El abogado Gonzalo Boye Tusset, conocido por representar al expresidente catalán Carles Puigdemont, dejó hace unas dos semanas la defensa del narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, en cuya causa se investiga ahora a este letrado por un delito de blanqueo procedente del narcotráfico.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, la operación que se ha puesto en marcha este lunes y en la que se ha procedido al registro del domicilio y despacho de Boye, se enmarca en una pieza separada de la causa por la que Sito Miñanco fue enviado en febrero de 2018 a prisión por un delito de narcotráfico y que instruye la juez de la Audiencia Nacional María Tardón.

Derivado de esta investigación, que coordina la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional, la juez acordó abrir una pieza separada estrictamente por delitos de blanqueo, que se ha declarado secreta, y en la que se investiga a Boye y a otras personas, por lo que se han ordenado distintos registros, si bien no se han producido detenciones.

Hace unas dos semanas, Boye dejó de representar a Miñanco en esta causa y es ahora el abogado Jacobo Teijelo el que se ha hecho cargo de la defensa del narcotraficante, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Teijelo es conocido por haber ejercido la defensa de Imad Eddin Barkat, Abu Dahdah, líder de la célula Al Qaeda desarticulada en España tras el 11-S, y también ha estado personado como defensa de alguno de los imputados en el caso Púnica y en Lezo.

Sito Miñanco fue detenido en febrero de 2018 cuando se encontraba en régimen de semilibertad por otras condenas por narcotráfico, y desde de ese momento Gonzalo Boye estuvo, hasta ahora, ejerciendo su defensa.

Las investigaciones apuntaban a que Miñanco lideraba una importante red de narcotraficantes desde 2016, meses después de que se le otorgara la semilibertad, lo que le permitía dormir diariamente en el Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras (Cádiz).

De hecho, fue arrestado cuando salía de ese centro. Esta causa está pendiente de que se dicte el auto de procesamiento, a la espera de que se cumplimente alguna diligencia solicitada por la juez María Tardón, según han recordado las fuentes consultadas.

Tras la detención, Miñanco fue juzgado por otra causa que tenía pendiente en la Audiencia de Pontevedra, que le acabó condenando a cuatro años de cárcel y multa de 6 millones de euros por blanquear dinero procedente de la droga entre 1988 y 2007 mediante la adquisición de bienes inmuebles a través de una inmobiliaria.

Precisamente, en el marco de esta causa, el tribunal impuso una multa de 2.000 euros a Gonzalo Boye, por vapear en la sala durante el juicio, lo que para el tribunal supuso una conducta "irrespetuosa y desconsiderada" y un comportamiento "irreverente", "inaudito y asombroso".

Boye fue condenado en 1996 a 14 años de prisión por la Audiencia Nacional junto a otros dos miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) chileno por colaborar con la organización terrorista ETA en el secuestro del industrial español Emiliano Revilla.

El secuestro de Revilla se prolongó a lo largo de ocho meses y finalizó con la liberación del empresario tras el pago de un rescate millonario. Durante su reclusión en la prisión de Navalcarnero (Madrid) por estos hechos se licenció en Derecho por la UNED y quedó en libertad en diciembre de 2002.

A partir de entonces comenzó a ejercer la abogacía y desde 2004 es socio fundador, junto a su segunda mujer, Isabel Elbal, del bufete penal Boye-Elbal y Asociados, en Madrid. Como abogado, en 2007 llevó la acusación de una mujer chilena que había perdido a su marido en los atentados del 11-M, también está personado como acusación popular de Observatori Desc, en la causa en la que se investiga en la Audiencia Nacional la caja B del PP.

Ha sido también defensor en causas de enaltecimiento del terrorismo como la del líder de Def con Dos, César Strawberry, o la del rapero Josep Miquel Arenas, alías Valtonyc, que fue condenado a tres años de prisión y que huyó a Bélgica para evitar su cumplimiento, donde ha coincidido con Carles Puigdemnot, al que Boye también defiende.

También defendió en 2011 a imputados por el acoso a diputados del Parlamento catalán y a los tres acusados de lanzar tartas en Toulouse (Francia) a la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina. En marzo de 2012 fue uno de los promotores, a la vez que editor, de la revista satírica "Mongolia", puesto este último que dejó en julio de 2017 para centrarse en otros retos profesionales.

En febrero de 2015 protagoniza el documental sobre su vida "Boye", de Sebastián Arabia, estrenado en julio del año siguiente. Además, ejerce como profesor universitario de Derecho Penal y Derecho Penitenciario y profesor de Derecho Procesal Penal en el Centro de Estudios del Colegio de Abogados de Madrid.