La Policía repele con cargas a manifestantes y barricadas en la Jefatura de Barcelona

BARCELONA, 18/10/2019.- Policías antidisturbios durante los incidentes que se están produciendo en Barcelona, hoy viernes, el día en el que Cataluña vive su cuarta huelga general en menos de dos años vinculada al proceso independentista, una convocatoria con la que culmina una semana de movilizaciones en protesta por la condena de los líderes del 'procés'. EFE/Jesús Diges BARCELONA, 18/10/2019.- Policías antidisturbios durante los incidentes que se están produciendo en Barcelona, hoy viernes, el día en el que Cataluña vive su cuarta huelga general en menos de dos años vinculada al proceso independentista, una convocatoria con la que culmina una semana de movilizaciones en protesta por la condena de los líderes del 'procés'. EFE/Jesús Diges

Barcelona, 18 oct (EFE).- La Policía Nacional ha efectuado diversas cargas y ha disparado salvas para dispersar a un grupo de alborotadores que lanzan piedras y botellas y levantan barricadas en una manifestación independentista en la Via Laietana de Barcelona en la que participan varios miles de personas.

Los manifestantes se han concentrado esta tarde en la Via Laietana con la intención de avanzar hacia la Jefatura de la Policía Nacional, donde tres estudiantes han sido detenidos hace unas horas por arrojar objetos a los agentes que custodiaban el edificio policial.

Los concentrados han levantado barricadas, con contenedores de basuras volcados, y han encendido hogueras en medio de la calzada de la Via Laietana, tras las que se parapetan para arrojar objetos a la línea policial.

Un fotógrafo que cubría la manifestación ha resultado herido, con una brecha abierta en la cabeza, por uno de los objetos lanzados contra la línea policial.

La concentración tiene lugar de forma simultánea a la masiva manifestación que ha reunido en el paseo de Gràcia de Barcelona a miles de personas procedentes de las llamadas Marchas por la Libertad que en los últimos días han recorrido Cataluña en protesta por la condena a los líderes del procés.

Más de veinte furgones antidisturbios de la Policía Nacional se han desplegado a lo ancho de la Via Laietena para impedir el paso a los manifestantes, que les han arrojado piedras, bengalas, elementos de pirotecnia, botellas de cristal y otros objetos contundentes.

También se han desplazado con los furgones policiales en "carrusel" por la calzada de la Via Laietana para forzar la dispersión de los manifestantes, maniobras que de momento no han tenido éxito.

Los agentes han cargado en varias ocasiones y han disparado salvas para dispersar a los manifestantes violentos, que retroceden por la intervención policial pero vuelven a situarse al frente de la manifestación para reanudar sus ataques a los antidisturbios.

Al menos diez detenidos por los disturbios frente a la Jefatura de Policía

La Policía Nacional ha detenido a lo largo de este viernes al menos a diez personas por los disturbios a las puertas de la Jefatura de Via Laietana de Barcelona, donde grupos de radicales han arrojado objetos a los agentes que custodiaban el edificio, como piedras y petardos y han encendidos contenedores.

Según han informado fuentes policiales, además de los diez detenidos, la Policía también ha denunciado a cuatro manifestantes en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, por lanzar objetos contra la policía.

La concentración frente a la Jefatura de la Policía Nacional ha tenido lugar de forma simultánea a la masiva manifestación que ha reunido en el paseo de Gràcia de Barcelona a miles de personas procedentes de las llamadas Marchas por la Libertad que en los últimos días han recorrido Cataluña en protesta por la condena a los líderes del procés.

Por la mañana, las cargas frente a la Jefatura han tenido lugar después de que los estudiantes concentrados en este mismo punto lanzaran huevos, latas, botellas y cubitos de hielo a la línea policial, que integraban exclusivamente agentes de la Policía Nacional.

Por la tarde, se han repetido y recrudecido los incidentes, y los agentes han cargado para dispersar a los concentrados.