Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El voto exterior deja a Costa a 8 escaños de la mayoría absoluta en Portugal


El voto de los portugueses residentes en el exterior concedió dos escaños más al gobernante Partido Socialista, que se queda a ocho diputados de la mayoría absoluta, y otros dos al conservador PSD en las elecciones del pasado día 6, que registraron una abstención superior al 51%.

La participación de los lusos que residen fuera del país se limitó al 10,79 % de los más de 1,4 millones de censados en el padrón electoral, según informaron hoy las autoridades locales tras concluir el recuento de votos.

A la vista de estos resultados, los socialistas se anotan 108 diputados -a ocho de los 216 necesarios para conseguir la mayoría absoluta-, y el PSD, la segunda fuerza política del país y líder de la oposición, se adjudica 79 -una de las peores cifras de su historia-.

Además, las elecciones dieron 19 diputados al Bloco de Esquerda, 12 al Partido Comunista, 5 a los demócrata-cristianos del CDS, 4 a los animalistas PAN y concedieron uno a tres grupos que se estrenarán en el Parlamento en el próximo curso político: el ultraderechista Chega, Iniciativa Liberal y Livre.

Sin esperar a conocer el recuento del voto exterior, el primer ministro electo, el socialista António Costa, anunció esta semana la composición de su nuevo Gobierno, que estará integrado por 19 miembros -ocho mujeres- y tendrá cuatro "superministros" para afrontar una legislatura difícil.

Costa decidió no reeditar el pacto con comunistas y Bloco que le llevó al poder en 2015 -la popular "geringonça"- y gobernar en solitario a partir de ahora, pese a no llegar a la mayoría absoluta, mediante pactos puntuales con los grupos de izquierda.

Además, el nuevo Ejecutivo tendrá que afrontar importantes desafíos, como la reducción de la deuda en un contexto de incertidumbre internacional agravado por el impacto de la salida del Reino Unido de la UE, y la presidencia en turno de la UE, que Portugal asumirá en 2021.

El nuevo Gobierno tomará posesión previsiblemente la próxima semana como cierre a una carrera contrarreloj para normalizar la vida política en el país antes de que se concrete el "brexit" (salida del Reino Unido de la Unión Europea) y tratar de sacar adelante los Presupuestos del Estado en diciembre.