Aragonès: "Si tras el fusilamiento de Companys seguimos adelante, lo haremos ahora"

BARCELONA, 15/10/2019.- El vicepresidente del Govern, y conseller de Economía, Pere Aragonès, se dirige a la reunión extraordinaria del Ejecutivo, celebrada para responder a las condenas del Tribunal Supremo a los líderes del "procés", el día en que se conmemora el 79 aniversario del fusilamiento del expresident Lluís Companys. EFE/ Alejandro García BARCELONA, 15/10/2019.- El vicepresidente del Govern, y conseller de Economía, Pere Aragonès, se dirige a la reunión extraordinaria del Ejecutivo, celebrada para responder a las condenas del Tribunal Supremo a los líderes del "procés", el día en que se conmemora el 79 aniversario del fusilamiento del expresident Lluís Companys. EFE/ Alejandro García

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado que si Cataluña "sobrevivió" tras el fusilamiento del presidente Lluís Companys, también seguirá adelante tras la sentencia del "procés": "Si en circunstancias más difíciles nadie se rindió, nosotros no lo haremos", ha dicho.

Lo ha afirmado tras protagonizar, junto con el resto del Govern, la tradicional ofrenda floral al expresidente Lluís Companys en el 79 aniversario de su fusilamiento en Montjuïc, donde ha destacado que el contexto de 1940 es "diferente" al de ahora, aunque ambos son "difíciles".

El dirigente republicano ha señalado que, del mismo modo que Companys fue "el único presidente elegido democráticamente de Europa fusilado por el fascismo", ahora "tenemos el primer Govern democrático de la UE condenado a prisión(...) por motivos políticos".

"Hoy más que nunca nos conecta con el hilo rojo esta historia de la institución de la Generalitat de Cataluña, de la historia del autogobierno, de las instituciones de gobierno de este país, que siempre han sido un baluarte de la defensa de los derechos y las libertades.

Lo fueron hace 79 años, pero también ahora", ha subrayado. En este sentido, Aragonès ha reivindicado que la sociedad catalana recuperará sus "libertades" como lo hizo en 1940, tras la muerte de Companys, cuando Cataluña estaba "ocupada" y su sociedad "silenciada".

Así, ha pedido que el recuerdo de Companys, así como el del resto de fusilados, encarcelados o exiliados por el fascismo, empuje a la sociedad catalana a luchas "por un país libre" con un marco de "derechos y libertades para todo el mundo".