¡Únete!

Puigdemont pide convertir el 10N en una "respuesta sonora" a la sentencia

  • Escrito por Laura Zornoza y Laura Pérez-Cejuela
  • Publicado en Nacional
Bruselas (Bélgica), 14/10/2019.- El ex líder catalán Carles Puigdemont reacciona a las sentencias del Tribunal Supremo español durante una conferencia de prensa en Bruselas, Bélgica, el 14 de octubre de 2019. El Tribunal Supremo español condenó al ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras a 13 años en la cárcel por sedición y mal uso de fondos públicos. Varios otros líderes políticos también fueron condenados a penas de prisión de varios años por su papel en celebrar un voto de independencia fallido en 2017. (Bélgica, Bruselas) EFE / EPA / STEPHANIE LECOCQ Bruselas (Bélgica), 14/10/2019.- El ex líder catalán Carles Puigdemont reacciona a las sentencias del Tribunal Supremo español durante una conferencia de prensa en Bruselas, Bélgica, el 14 de octubre de 2019. El Tribunal Supremo español condenó al ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras a 13 años en la cárcel por sedición y mal uso de fondos públicos. Varios otros líderes políticos también fueron condenados a penas de prisión de varios años por su papel en celebrar un voto de independencia fallido en 2017. (Bélgica, Bruselas) EFE / EPA / STEPHANIE LECOCQ

El expresidente de la Generalitat de Cataluña huido a Bélgica, Carles Puigdemont, instó este lunes a responder a la sentencia del "procés" emitida por el Tribunal Supremo con una "respuesta sonora y masiva" de "rechazo, dignidad y firmeza" en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

En una rueda de prensa en Bruselas, Puigdemont subrayó que la capacidad de resistencia de la causa independentista "se mide y se refuerza" en la "determinación y el compromiso insobornable con la no violencia", y pidió responder en las urnas durante la repetición de las elecciones generales.

"Tenemos una buena oportunidad de demostrarlo una vez más y convertir las elecciones del 10 de noviembre en una respuesta sonora y masiva de rechazo, de dignidad y de firmeza", dijo el expresidente desde la oficina de la Generalitat en Bruselas.

Puigdemont afirmó que la sentencia ha confirmado la "negativa de España a articular un diálogo" y llamó a la movilización de forma "democrática y no violenta".

Se trataba de su primera comparecencia pública tras conocerse que el juez Pablo Llarena ha decidido cursar una orden europea de detención y entrega en su contra y horas después de que el Supremo haya dictado la sentencia del "procés", con penas de cárcel de hasta 13 años para los acusados.

Carles Puigdemont no hizo ninguna referencia a la euroorden durante su comparecencia, en la que se ciñó a la llamada a la acción política y criticó duramente a la Justicia y el Gobierno españoles y a las instituciones europeas.

"En un Estado que condena a disidentes pacíficos, la democracia está encarcelada", incidió el expresidente catalán, quien afirmó que las penas conocidas hoy "confirman la estrategia de represión y venganza". "Poner urnas nunca será un acto delictivo. Introducir papeletas en urnas con la voluntad de cada ciudadano es la solución y no el problema", añadió.

El expresidente cargó también contra las instituciones comunitarias, a las que acusó de "bailar al son del Estado español" por "impedir" que tanto él como Oriol Junqueras y Toni Comín ocupen su escaño de eurodiputados, un cargo que no juraron en Madrid como requiere la legislación española.

Puigdemont compareció rodeado por los exconsejeros Meritxell Serret, Lluis Puig y Toni Comín, que huyeron con él a Bélgica en 2017, pero contra quienes no se ha activado la euroorden este lunes.

Si bien Puigdemont no contestó preguntas de los periodistas sobre el proceso judicial que se le abre en Bélgica, sí que se refirió a la orden europea de detención su abogado, Paul Bekaert, quien afirmó que su cliente "colaborará con la Justicia belga", en la que "confía", y no se esconderá.

Cuando la euroorden emitida por Llarena llegue a la Fiscalía belga, ésta le encomendará el caso a un tribunal que deberá decidir si entrega a Puigdemont a las autoridades españolas.

Para ello es imprescindible que los delitos por los que se le persigue sean también acciones penadas por la legislación belga, lo que en términos jurídicos se conoce como doble incriminación, al tiempo que el juez debe valorar si hay peligro de vulneración de los derechos del detenido si se produce su entrega, explicó Bekaert.

Aún cuando el tribunal decida la entrega de Puigdemont, ésta puede ser recurrida ante un tribunal de apelación y, si este le da la razón, también en casación. Esta corte puede después enviar el asunto a un nuevo tribunal, según Bekaert, con lo que el caso podría demorarse varios meses.

La emitida esta mañana es la tercera euroorden de la Justicia española contra Puigdemont. La primera emitida por la Audiencia Nacional a finales de 2017 fue anulada cuando el Tribunal Supremo pasó a hacerse cargo del caso.

La segunda llevó a la detención de Puigdemont en Alemania, dónde el tribunal encargado del caso aceptó la entrega solo por malversación, lo que llevó al Supremo a retirar de nuevo el mandato ante su rechazo a juzgar al expresidente catalán solo por este delito.

Preguntado sobre si es más optimista sobre las posibilidades de su cliente que en las ocasiones anteriores, Bekaert afirmó que nunca es "optimista o pesimista" porque "en este tipo de casos nunca sabes cuál será el resultado".