¡Únete!

El Tribunal Supremo condena a 11 años y medio de prisión a Carme Forcadell por sedición

El Tribunal Supremo ha condenado a la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell a 11 años y 6 meses de prisión por un delito de sedición por el papel "decisivo" que tuvo en crear una "legalidad paralela carente de validez" desde su "privilegiada posición" como presidenta de la cámara autonómica.

Según la sentencia del Supremo notificada hoy, gracias a Forcadell -a quien la Fiscalía pedía 17 años de cárcel por rebelión y la Abogacía del Estado 10 años por sedición- se aprobó dicha legalidad paralela, lo cual "determinó una encadenada sucesión de recursos e impugnaciones del Gobierno del Estado ante el Tribunal Constitucional".

Esas impugnaciones, dice la sentencia, "fueron altivamente desatendidas por la acusada, que desoyó, una y otra vez, los requerimientos recibidos del Tribunal Constitucional".

Para el Supremo, Forcadell entorpeció "gravemente" los mandatos judiciales del Constitucional, del TSJ de Cataluña y del juzgado de instrucción 13 de Barcelona (que investigan el proceso soberanista), los cuales gracias a su colaboración "fueron claramente burlados".

"Ante la consigna 'a la defensa de nuestras instituciones' (Forcadell) alentó, organizó y protagonizó actuaciones multitudinarias que entorpecieron la labor judicial y que generaron importantes enfrentamientos entre los ciudadanos y los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", dice el Supremo.

También se refiere a su papel como presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), ya que "proyectó su actividad pública más allá del ámbito parlamentario apoyando decididamente al Govern en las decisiones concernientes a la preparación del referéndum y a las entidades ANC y Omnium Cultural en las movilizaciones que propiciaron".

De esta manera, inciden los jueces, "desbordó los contornos de la posición institucional que ostentaba y quebrantó el deber de neutralidad inherente a la misma".

En conclusión, el Supremo justifica su condena por un delito de sedición en su "decisivo papel en la dirección de un proceso de creación normativa que, pese a su más que evidente insuficiencia jurídica, sirvió de ilusoria referencia para una ciudadanía que iba a ser movilizada como instrumento de presión al Gobierno del Estado".

Forcadell denuncia una "injusticia": "La democracia vive un día oscuro"

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha denunciado este lunes, tras conocer la sentencia del caso del "procés" que le condena a 11 años y medio de prisión, que la "injusticia se ha consumado" y ha lamentado que la democracia vive "un día oscuro".

"La injusticia se ha consumado. El libre debate parlamentario no es delito, es un derecho ejercerlo y un deber defenderlo. No nos cansaremos de decirlo donde haga falta", ha escrito en Twitter.

La expresidenta de la Cámara catalana ha advertido de que "hoy la democracia vive un día oscuro", pero en momentos así ha pedido no dejarse vencer por "el derrotismo", al tiempo que ha añadido: "¡Saldremos adelante!".

Por su parte, el exconseller de Acción Exterior Raül Romeva, condenado a 12 años, ha denunciado que quieren sentenciar "todo un movimiento", pero ha advertido de que "se equivocan".

Ha señalado en este sentido que "ninguna sentencia cambiará las aspiraciones políticas de millones de ciudadanos", al tiempo que ha pedido permanecer "en pie, combativos y dignos".