El juez pide identificar a los policías de Información que intervinieron el 1-O

El juez que investiga las cargas en Barcelona el 1-O ha pedido a la Dirección General de la Policía que identifique a los agentes de la Brigada de Información y de la Policía Judicial que actuaron para impedir el referéndum ilegal, así como a los jefes de ambas unidades.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Efe, el titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona ha aceptado la petición del Ayuntamiento de Barcelona, acusación popular en la causa, para identificar a los agentes de las unidades de la Policía Judicial e Información, que fueron los encargados de requisar las urnas y papeletas del 1-O mientras los antidisturbios cargaban para abrirles paso.

Con esta diligencia, el juez abre una nueva línea para investigar el papel de esas dos unidades en las cargas policiales, una cuestión que el Ayuntamiento de Barcelona considera "capital" puesto que en la causa constan "indicios" de que sus mandos "serían los que habrían tomado varias decisiones ejecutivas, como la de actuar o no en algún centro de votación".

De hecho, el magistrado ha acordado también requerir a la Brigada de Información de la Policía Nacional en Barcelona el atestado que elaboraron sobre su actuación en la jornada del referéndum del 1-O.

A petición del consistorio, el juez ha insistido en reclamar asimismo a la Secretaría de Estado de Seguridad el "plan de actuación establecido por la superioridad" para cumplir el auto del TSJC que ordenaba impedir el 1-O, un documento al que varios mandos policiales se han referido en sus declaraciones en el Supremo pero que no consta en la causa de Barcelona.

También pide el instructor a la Delegación del Gobierno en Cataluña la copia del expediente de la solicitud de autorización de grabación por videocámaras policiales por parte del dispositivo del 1-O, una diligencia que el Ayuntamiento cree puede aclarar "la evaluación de riesgos o datos relativos a la planificación del operativo".

La providencia reclama además a la Jefatura de la Policía Nacional que aporte el documento con las normas básicas de actuación de los andisturbios, vigente en 2017, y los impresos de la aplicación informática de esa unidad sobre el uso de la defensa policial que se llevó a cabo en cada colegio.

Además, el juez requiere a la Dirección General de la Policía que aporte el "protocolo progresivo de medios" incluido en su circular sobre el empleo de material antidisturbios, así como el manual de formación de la Unidad de Intervención Policial ante concentraciones y manifestaciones.

A través de un exhorto, el juez ha acordado también solicitar al Tribunal Supremo la copia de las declaraciones del jefe de la Brigada de Información de Barcelona, del comisario jefe de la Unidad central de Información de la Policía Nacional y de los comisarios de los Mossos d'Esquadra Ferran López -exnúmero dos de Josep Lluís Trapero y que comandó el cuerpo en al etapa del 155- y Manuel Castellví.

También solicita el juez al Supremo una copia del correo que el comisario Ferran López envió, el día del referéndum, al coronel Diego Pérez de los Cobos -ex alto cargo del Ministerio de Interior que coordinó el dispositivo policial contra el 1-O-, pidiendo ayuda a la Policía Nacional en 200 escuelas que acogían urnas.

En un mensaje de Twitter, el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra, se ha felicitado de que, pese a que la Secretaría de Estado de Seguridad se "niega" a aportar al juzgado el organigrama completo de la cadena de mando de la Policía Nacional el 1-O, "poco a poco se va reconstruyendo el rompecabezas".

"Toda esta investigación la estamos impulsando desde el Ayuntamiento de Barcelona pero es la Fiscalía quien debería hacerla", añade el concejal en su mensaje.