Únete a EL OBRERO

Zapatero pide a la izquierda que pacte con cualquier fórmula tras el 10N

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha instado este lunes a las fuerzas políticas de la izquierda a que hagan todo lo posible por llegar a un acuerdo tras el 10 de noviembre y lo hagan "en cualquiera de las fórmulas" posibles.

En una entrevista en RNE, Zapatero no ha querido así descartar la fórmula de la coalición aunque tampoco la ha defendido, y ha recalcado que si el mandato de los votantes en las elecciones vuelve a ser una mayoría progresista entre PSOE, Podemos y "seguramente" el partido de Íñigo Errejón, Más País, "habrá que hacerlo".

"No puede haber un horizonte de nueva repetición" electoral, ha señalado el expresidente, quien ha pedido a los partidos progresistas que empleen la "imaginación" y recuperen la "confianza" y ha considerado que tras el 10 de noviembre todas las fuerzas políticas tienen que demostrar una "responsabilidad más acusada".

Para Zapatero, no hay "objetivamente" razones por las que las fuerzas de la izquierda no puedan conseguir un acuerdo "en cualquiera de las fórmulas". Y ha repetido esa última frase para señalar que ante una negociación "de esta envergadura" no se debería descartar ninguna.

En cualquier caso, Zapatero ha dicho comprender que quien tiene la responsabilidad de presidir y conformar un gobierno debe de tener confianza y convicción sobre su equipo, el tipo de Ejecutivo que quiere y su programa básico, y a veces intentar convencer de eso a otras fuerzas políticas "cuesta".

El expresidente ha criticado por otro lado a Ciudadanos por haber pasado de pactar con Vox a decir que está dispuesto a apoyar a los socialistas. Entre esas dos posiciones "hay una distancia insalvable para mantener la credibilidad política".

En la entrevista, José Luis Rodríguez Zapatero ha hablado también de Cataluña para subrayar que "hay que intentar forjar todos los espacios en favor del diálogo, el reencuentro y la convivencia". Y ha señalado que la "cultura pacífica democrática" es "inequívoca" en la sociedad catalana y por eso se niega a "incorporar el riesgo de violencia" al debate político.

Ha añadido que le preocupa que se esté preparando la respuesta a la sentencia del procés sin conocerse aún dicha resolución. "Será la que sea", ha dicho Zapatero, quien ha recordado que la dictará el Tribunal Supremo con "absoluta independencia" y como "no es un hecho político no puede condicionar el proceso político".

Por eso ha reiterado que con una sentencia u otra hay que hacer un "grandísimo esfuerzo" por el diálogo con el independentismo, porque hay que "intentar atraer a quien se ha equivocado", y ha pedido al PP que se sume a esa disposición a hablar