La decimotercera legislatura concluye este lunes y da paso al 10N

La XIII Legislatura concluye este lunes, tras cuatro meses, al cerrarse la medianoche de este 23 de septiembre el plazo en el que sería posible una investidura, lo que automáticamente provocará la disolución de las Cortes y el inicio del camino hacia la repetición electoral del 10 de noviembre.

El candidato socialista, Pedro Sánchez, por encargo del rey se presentó al pleno de investidura de julio, que al ser fallido activó el plazo de dos meses desde la primera, tal y como recoge la Constitución en su artículo 99.

El lunes 23 de septiembre acaba dicho plazo, así que este lunes acabará la legislatura, y al día siguiente se publicará en el BOE el decreto de convocatoria electoral que conlleva la disolución de las Cortes.

El 25 de este mes comenzará a contar el reloj de las elecciones, que abarcará 47 días, no los 54 habituales, ya que en 2016 entró en vigor una reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG) que regulaba los procesos electorales derivados del artículo 99 de la Constitución, el que dibuja los escenarios en caso de que no triunfe la investidura.

La disposición adicional séptima de la citada LOREG es el precepto que organiza estos procesos electorales, que serán más breves, más baratos y más ágiles.

La reforma de la ley contrae los plazos, fija la duración de la campaña en ocho días -no las dos semanas de siempre- y reduce la cuantía de las subvenciones electorales y del límite del gasto electoral.

La abstención subiría al 35% el 10N, una cifra récord, según La Razón

La abstención crecería hasta el 35 % en las próximas elecciones generales del 10 de noviembre, lo que supondría casi un 7 % más que en los comicios del 28 de abril y alcanzaría una cifra récord, pues sería el porcentaje de participación más bajo de la democracia, según una encuesta que publica este lunes La Razón.

El PSOE, conforme a este sondeo, volvería a ganar las elecciones generales y obtendría el 26,6 por ciento de los votos y entre 124 y 127 escaños, lo que supondría de uno a 4 más de los obtenidos en abril, seguido del PP, con el 22% y entre 89 y 92 parlamentarios frente a los 66 que logró hace seis meses.

Ciudadanos seguiría siendo la tercera fuerza política con el 13,7 % de los sufragios y entre 47 y 49 escaños, cuando en abril sacó 57; Unidas Podemos, con el 13,6 % y entre 35 y 37 diputados frente a los 42 de los anteriores comicios; Vox tendría el 7,5 % y entre 14 y 16 escaños, con lo que perdería entre 8 y 10.

El grupo que agrupa a ERC, JxCat, PNV, Bildu, Navarra Suma, PRC y CC lograría el 9,8 % de los votos y entre cero y 31 escaños, cuando en las anteriores elecciones consiguió 38.

La encuesta, que llevó a cabo NC Report, se efectuó por teléfono a 1.000 españoles mayores de 18 años entre los días 18 y 21 de septiembre y contiene un margen de error del 3,16 %.