La Fiscalía quiere acabar el año con más de la mitad del caso Lezo instruido

Ignacio González en una imagen de archivo / EFE Ignacio González en una imagen de archivo / EFE

Hace poco más de dos años estalló el caso Lezo sobre una presunta trama de corrupción en el Canal de Isabel II que llevó a prisión al expresidente madrileño Ignacio González. Ahora, la Fiscalía quiere acabar 2019 con más de la mitad de la causa instruida y conseguir el procesamiento de los responsables en otras tres piezas.

Ya tiene el de los implicados en la compra presuntamente fraudulenta de la empresa colombiana Inassa por el Canal en 2001, con un "sobreprecio injustificado" de entre 19 y 29 millones de euros. El juez finalmente eximió de responsabilidad a los expresidentes madrileños Alberto Ruiz Gallardón e Ignacio González, que no se sentarán en el banquillo por estos hechos.

Sí lo harán los catorce miembros del Consejo de Administración del Canal entonces, incluido su presidente Pedro Calvo y el exconsejero de Hacienda y expresidente de Adif Juan Bravo, que se enfrentan a una petición de siete años por malversación.

Pero la Fiscalía quiere seguir avanzando en el caso y, según adelantan fuentes jurídicas a Efe, su intención es acabar con los últimos flecos que quedan de otras tres piezas para pedir el procesamiento de los responsables y elevar la calificación provisional de aquí a final de año.

EMISSAO, LA MÁS AVANZADA

La más avanzada es Emissao, en la que se investiga otra compra presuntamente fraudulenta, la de la empresa brasileña de dicho nombre por la que el Canal pagó en 2003 unos 30 millones de dólares.

Dos años después, la mercantil perdió su valor hasta los cinco millones mientras que, según la investigación, Ignacio González pudo sacar 5,4 millones en comisiones, que presuntamente se repartió con otros socios.

González es el principal investigado del caso, por el que estuvo poco más de seis meses en prisión, y el juez le sitúa al "mando" de la compra de Emissao.

Con la instrucción casi concluida, la intención de la Fiscalía es pedir entre este mes y el que viene el paso a procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento) y presentar su escrito de acusación para ir a juicio lo antes posible, según las fuentes.

CANAL GOLF Y EL TREN DE NAVALCARNERO, PENDIENTE DE LOS ÚLTIMOS FLECOS

Algo más de tiempo llevará concluir la pieza sobre la construcción de un campo de golf en las instalaciones del Canal en enero de 2007 en el barrio madrileño de Chamberí, pendiente de alguna prueba pericial, y que la Fiscalía querría finalizar para finales de año o principios del que viene.

El juez, que rechazó la petición del PSOE de imputar a Esperanza Aguirre, investiga el presunto pago de 1,2 millones de euros en comisiones a costa del erario público por la adjudicación, y el supuesto concierto de González con otros imputados, entre ellos su hermano Pablo, "para lograr que el contrato" recayera en la constructora ACS en unas condiciones económicas "perjudiciales" para la Comunidad.

En situación similar se encuentra la pieza en la que se investiga la adjudicación en 2007 a OHL del tren de Navalcarnero (Madrid), una operación por la que supuestamente González pudo obtener 1,4 millones en comisiones. La obra no se llegó a realizar.

El expresidente de la constructora Juan Miguel Villar Mir es uno de los imputados. También el empresario Adrián de la Joya (investigado en el caso Villarejo), quien supuestamente recibió en 2007 una transferencia desde OHL México por ese importe en una cuenta de Suiza, que los investigadores relacionan con la supuesta comisión a González.

LA INVESTIGACIÓN A OHL, EN MARCHA

Según los planes iniciales de Fiscalía, dos piezas seguirían en marcha. La primera, donde se investiga el supuesto blanqueo de varios imputados, incluido González; y la segunda, que se abrió hace unos meses, sobre el presunto pago "sistemático" de comisiones por parte de OHL a administraciones municipales y autonómicas a cambio de adjudicaciones públicas.