ERC critica que el diálogo de Sánchez sea "amenazar" con un nuevo 155

La diputada de ERC Carolina Telechea ha criticado este miércoles que el diálogo con Cataluña que propugna el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sea "amenazar" con la aplicación nuevamente del artículo 155 de la Constitución y le ha recriminado que solo conciba una España "centralista".

Telechea ha respondido así en la sesión de control al Gobierno en el Congreso a la afirmaciones de Sánchez sobre que su proyecto para Cataluña es el mismo que tiene para Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha o cualquier otro territorio del país.

"Está bien que los catalanes cuando vayan a votar el día 10 de noviembre sepan que el señor Sánchez no tiene ningún proyecto político para Cataluña y que, además, nos amenaza con un nuevo 155. Ese es su diálogo, ¡bravo!", ha ironizado.

La parlamentaria independentista ha definido a los socialistas como "nacionalistas que solo conciben España", una España "única" y "centralista" en la que los territorios no existen. Pero les ha recalcado que, como demócratas, lo que no pueden hacer es "defender su unidad mediante mentiras", como la "gran mentira de la violencia" o que los políticos presos catalanes sabían a que se enfrentaban o que el Gobierno no tiene ninguna responsabilidad en este "conflicto político entre el Estado y Cataluña".

Un argumento en el que la diputada catalana ha centrado la mayor parte de la interpelación que ha presentado ERC al Gobierno y que, pese a sus críticas, ha sido respondida por el ministro de Agricultura, Luis Planas, en lugar de por la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Planas, que asumió las funciones del Ministerio de Política Territorial cuando Meritxell Batet fue nombrada presidenta del Congreso de los Diputados, ha recalcado que el Gobierno es un órgano colegiado representado por todos sus miembros.

El ministro ha criticado el "mundo virtual" alejado de la realidad en el que vive el separatismo, porque, según ha dicho, en Cataluña "no hay un problema de independencia, sino de convivencia". Ha advertido de que la democracia no es superior a las leyes y la Constitución y ha instado a los independentistas a pensar hacia dónde conduce la vía unilateral, porque están "dando alas a muchos extremistas" y "despreciando" a una parte de los catalanes.

"Deberían estar serenos y pensar lo que va a venir el día después y cómo se consigue dar una salida a todo lo que tenemos ante nosotros", ha recalcado Planas, que ha reiterado el compromiso del Gobierno de respetar la Constitución y la legalidad, de tratar de propiciar un diálogo entre los catalanes y de seguir profundizando en el Estado de las autonomías.

Ha incidido en que "la unidad de España y la autonomía de nacionalidad y regiones no son términos antitéticos" y en que el cumplimiento de la ley no es una discreción, sino una obligación de todas las administraciones públicas, incluidas las de Cataluña que "no son una categoría aparte, sino que forman parte de este país, de esta Constitución y de esta sociedad".

La diputada de ERC ha insistido en que quieren la independencia de Cataluña y la república catalana y en que seguirán luchando por ella, pero ha recalcado que no se puede condenar a los políticos independentistas presos como "advertencia" y "en nombre de actuaciones futuras".

Por otra parte, la portavoz de Junts per Catalunya, Laura Borrás, había formulado una pregunta a la vicepresidenta sobre "qué balance hace el Gobierno" sobre la manifestación de la Diada el pasado 11 de septiembre, de cuya respuesta también se encargó el ministro de Agricultura en funciones.

"España es un estado de derecho y lógicamente ampara el derecho de reunión y manifestación. Hubiéramos deseado que la Diada celebrada en Barcelona fuera la de todos los catalanes", ha señalado Planas.