Todo acaba donde empezó: En las urnas

Entre el 28 de abril, cuando se celebraron las elecciones generales, y la jornada de hoy, cuando se confirma que habrá nuevos comicios en noviembre, han pasado 146 días, cinco meses que han desembocado en el fracaso de la clase política para lograr un acuerdo que llevase a una investidura.

Cinco meses que han tenido muchos parones, con semanas enteras sin contactos ni negociaciones, y con una palabra planeando sobre cualquier conversación entre el PSOE y Podemos: Desconfianza.

Éstos son los momentos más reseñables de este largo periodo que acaba sin investidura y llevando a los españoles de nuevo a las urnas.

28 de abril.- El PSOE gana las elecciones con amplia ventaja aunque queda lejos de la mayoría absoluta. Pedro Sánchez tiende la mano, desde su posición progresista, a toda las formaciones políticas dentro de la Constitución. Los simpatizantes socialistas le piden que no pacte con Ciudadanos.

29 de abril.- El dirigente socialista José Luis Ábalos avisa de que Sánchez prefiere gobernar en solitario aunque asegura también que está dispuesto a explorar otras fórmulas.

30 de abril.- El Ejecutivo apela a la "geometría variable" (la fórmula que utilizó en su momento José Luis Rodríguez Zapatero para defender el Gobierno en solitario con acuerdos parlamentarios.

1 de mayo.- El líder de Podemos, Pablo Iglesias, habla por primera vez tras el 28A y subraya que es imprescindible un Gobierno de coalición PSOE-Podemos, para garantizar que sea progresista y estable.

3 de mayo.- El PSOE hace el primer llamamiento a PP y Cs para que faciliten la gobernabilidad y no la obstruyan, del mismo modo que ellos presionaron al PSOE en 2016 para que permitiera con su abstención -como acabó haciendo, aunque tras la dimisión de Pedro Sánchez- la investidura de Mariano Rajoy.

7 de mayo.- En su primer encuentro tras las elecciones, Sánchez e Iglesias se muestran dispuestos a alcanzar un pacto de la izquierda, aunque ya desde ese momento el líder socialista defiende gobernar solo y el de Podemos reclama coalición. En ese momento, no obstante, ambos son optimistas sobre la posibilidad de pactar.

17 de mayo.- El PSOE y Unidas Podemos cierran un acuerdo que les da mayoría progresista en la Mesa del Congreso, en la que entran también PP y Cs. Iglesias lo ve como un buen "punto de partida" para la negociación de un Gobierno con el PSOE.

26 de mayo.- El PSOE gana en la triple cita electoral y parte con una posición de fuerza para la negociación.

28 de mayo.- Sánchez recomienda a Rivera y a Iglesias que reconsideren sus estrategias tras el 26M.

30 de mayo.- El PSOE insiste en que no cabe un Gobierno de coalición y quiere un Ejecutivo de partido único abierto a independientes comprometidos con su proyecto.

31 de mayo.- Iglesias advierte de que el apoyo de Podemos a la investidura pasa por la coalición.

6 de junio.- El Rey propone a Pedro Sánchez como candidato a la investidura. El líder socialista acepta el encargo aunque no tiene los apoyos cerrados, pide a los demás partidos "altura de miras" y subraya que no hay alternativa a su elección.

7 de junio.- El Gobierno vuelve a apelar a PP y Cs para que eviten que la investidura dependa de los partidos independentistas.

11 de junio.- Sánchez acuña el término "Gobierno de cooperación" para intentar convencer a Pablo Iglesias de una alianza que no pase por la coalición.

13 de junio.- La posible abstención de ERC, cuyo portavoz, Gabriel Rufián, asegura que no desean "bloquear absolutamente nada", da aire a la posible investidura de Sánchez, aunque sigue sin haber acuerdo con Podemos.

17 de junio.- Sánchez e Iglesias se reúnen aunque no avanzan.

En los días siguientes se van conociendo más detalles de aquel encuentro. Carmen Calvo asegura que Sánchez ofreció a Iglesias "algunos puestos de responsabilidad importante", pero "desde luego no son en el Consejo de Ministros".

24 de junio.- Pedro Sánchez y Pablo Casado se reúnen por sorpresa en La Moncloa. El líder del PP insiste al candidato socialista en que su partido votará "no" a la investidura.

25 de junio.- Podemos traslada al PSOE que no descarta oponerse a la investidura si no hay acuerdo de coalición.

27 de junio.- El PSOE redobla la presión sobre Podemos y advierte de que no habrá segunda investidura en septiembre si la de julio resulta fallida.

9 de julio.- Tras su quinta reunión desde las elecciones, Sánchez e Iglesias están más alejados que nunca.

En Podemos acusan al presidente de no querer negociar y tratar de imponer su Gobierno de partido único. Y en el PSOE acusan a Podemos de estar pensando impedir, de nuevo, un Gobierno progresista.

10 de julio.- Un día después del alejamiento con Podemos, el PSOE mira al PP: Se hace pública una carta firmada por 66 diputados del PSOE que se abstuvieron en 2016 para permitir la investidura de Mariano Rajoy en la que reclaman al PP que haga ahora lo mismo.

14 de julio.- El PSOE se muestra dispuesto a cambiar su oferta programática para conseguir el apoyo de Podemos.

15 de julio.- Sánchez da por rotas las negociaciones y acusa a Podemos de convocar una consulta "trucada" a la militancia para justificar su rechazo a la investidura.

18 de julio.- Las bases de Podemos avalan un Gobierno de coalición al que Sánchez se sigue negando. El presidente recalca que el principal escollo para un acuerdo es la presencia de Pablo Iglesias en el Ejecutivo.

19 de julio.- Pablo Iglesias renuncia a entrar en el Gobierno para propiciar un acuerdo, e insiste en la coalición, ya sin su presencia.

22 de julio.- Primera jornada del debate de investidura. La desconfianza entre Sánchez e Iglesias es evidente. Sánchez asegura que quiere la coalición pero vuelve a poner sobre la mesa otras opciones como el acuerdo de investidura, mientras insiste en pedir a PP y Ciudadanos su abstención.

Iglesias avisa de que no piensa aceptar que su partido acabe siendo un elemento "decorativo" del próximo Gobierno y augura que si vuelve a haber elecciones, Sánchez no será nunca investido.

23 de julio.- Pedro Sánchez pierde la primera votación de investidura aunque Podemos, con su abstención, hace un gesto para buscar el acuerdo.

24 de julio.- A un día de la votación decisiva, las negociaciones están prácticamente rotas ante la falta de acuerdo por el reparto de las carteras ministeriales y el "no" de la formación de Pablo Iglesias a la última oferta de los socialistas, de tres ministerios y una vicepresidencia.

25 de julio.- Sánchez pierde la segunda votación y su investidura resulta fallida, tras unas negociaciones al límite entre PSOE y Podemos que no llegan a buen puerto.

26 de julio.- El Gobierno advierte de que Sánchez no volverá a intentar la coalición con Podemos, tras el fracaso del primer intento de investidura. Algunas voces en IU y Podemos piden a Iglesias que acepte un acuerdo programático.

31 de julio.- Sánchez anuncia una ronda de contactos con representantes de la sociedad civil para elaborar una "propuesta abierta" que presentará a Unidas Podemos y un acuerdo programático y no de coalición con Pablo Iglesias.

7 de agosto.- Sánchez asegura tras el despacho con el Rey en Palma que "no tira la toalla" a la hora de buscar un acuerdo con Unidas Podemos pero admite que la desconfianza con Pablo Iglesias es "continúa" y "recíproca".

20 de agosto.- Podemos envía al PSOE una propuesta con cuatro opciones para participar en un gobierno de coalición, donde vuelven a pedir una vicepresidencia social y tres ministerios, entre ellos Trabajo y Transición Energética ya descartados por Sánchez.

3 de septiembre.- Pedro Sánchez presenta su nueva propuesta programática y ofrece a Podemos "altas responsabilidades" en instituciones del Estado fuera del Consejo de Ministros y garantías de cumplimiento del acuerdo al que lleguen.

5 de septiembre.- PSOE y Podemos se reúnen durante cuatro horas. Los socialistas constatan diferencias pero ven posible el acuerdo, pero Podemos sale "preocupado" por la posición "inamovible" del partido de Sánchez.

10 de septiembre.- Segunda reunión de septiembre entre PSOE y Podemos. Los socialistas no ven salida porque Podemos se niega al acuerdo programático. Y viceversa: en el partido de Iglesias insisten en reclamar la coalición.

12 de septiembre.- Pablo Iglesias sorprende con su propuesta de un gobierno de coalición a prueba hasta la aprobación de los presupuestos. Promete además apoyo parlamentario aunque dicho Ejecutivo no funcionase. El PSOE lo rechaza.

13 de septiembre.- Iglesias asegura que en la ronda de consultas de la siguiente semana pedirá a Felipe VI que ejerza su papel de "mediación y arbitraje" y haga "entender" a Sánchez que un gobierno de coalición es "la vía para dar estabilidad".

16 de septiembre.- El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, plantea al PP la abstención conjunta a la investidura de Pedro Sánchez con condiciones: un gobierno constitucionalista en Navarra, respeto a la sentencia del procés sin indultos y un compromiso de alivio fiscal a trabajadores y autónomos.

17 de septiembre.- Pedro Sánchez responde a Rivera que ya cumple esas condiciones y éste califica la respuesta de "tomadura de pelo".

Finaliza la ronda de consultas y El rey constata el bloqueo político y no propone ningún candidato.

Pedro Sánchez dice que, ante la ausencia de una mayoría parlamentaria que permita formar gobierno, el país se ve abocado a una repetición de elecciones el 10 de noviembre.