El barco "Ocean Viking" rescata a 48 personas cerca de las costas de Libia

El "Ocean Viking" rescata a 48 personas cerca de las costas de Libia / EFE El "Ocean Viking" rescata a 48 personas cerca de las costas de Libia / EFE

El barco "Ocean Viking", fletado por las ONG francesas SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras, rescató este martes a 48 personas que se encontraban a 53 millas de la costa libia, según informó la asociación en su cuenta de Twitter. "Entre los supervivientes, han sido puestos a salvo mujeres, niños muy pequeños y un recién nacido", escribió SOS Mediterranée.

Esta misma mañana, en una rueda de prensa celebrada en París, la organización expresó su confianza en que se alcance un acuerdo europeo sobre salvamento de migrantes.

La ONG espera que la apertura del puerto italiano de Lampedusa el pasado 14 de septiembre para este mismo navío sea un signo de que los Estados europeos se acercan a un acuerdo que cumpla con la reglas marítimas, cuestión que reúne el próximo lunes a los ministros del Interior en Malta.

"La prioridad el lunes es concebir un sistema de desembarco automático, pero no será suficiente, hacen falta más medios y revisar el sistema de coordinación para ser más eficaces y salvar más vidas", insistió Fabienne Lasalle, la directora general de SOS Mediterranée.

Según Lasalle, para cumplir con la obligación marítima es necesario eliminar la fase de negociación entre los Estados europeos una vez realizado el salvamento y proporcionar de forma inmediata el puerto seguro más próximo.

François Thomas, el presidente de la ONG, subrayó la importancia de que Italia se haya unido a la mesa de negociaciones, puesto que se trata del país que puede asegurar la mayor parte de los desembarcos en sus puertos.

Tras la transferencia de competencias del Centro de Coordinación de Italia a Libia, la cual -según denunció la ONG- no cumple con sus misiones ni con los medios para asistir los salvamentos, han aumentado las muertes a pesar del descenso del flujo migratorio constatado desde 2017.

En la actualidad, únicamente los navíos "Alan Kurdi" y "Ocean Viking" se encuentran operativos.

Las dificultades de gestión con el Centro de Libia, la criminalización de las ONG, el acoso administrativo y las decisiones gubernamentales son algunas de las razones que Fabienne Lasalle identificó como causantes de la penuria de medios de salvamento.