Tormentas muy fuertes y granizo desbordan el Segura y anegan urbanizaciones en varias localidades

Tormentas de intensidad muy fuerte acompañadas de granizo y vientos fuertes que han recorrido de sur a norte la Comunitat Valenciana han causando desbordamientos del río Segura en la zona de la Vega Baja y anegando urbanizaciones en varias localidades de la región, que este sábado permanece en alerta amarilla.

El río Segura ha sufrido nuevos desbordamientos en municipios de la Vega Baja y ha anegado urbanizaciones y algunas zonas de los a cascos urbanos en Orihuela, Dolores, Catral, Rojales, Almoradi, San Isidro, Daya Nueva y Daya Vieja, según Emergencias de la Generalitat.

La rotura esta madrugada de la presa del embalse de Santomera ha llevado al ayuntamiento de Almoradí a solicitar maquinaria pesada y/o explosivos para solucionarlo, ya que implica que el río está evacuando 50 metros cúbicos por segundo en dirección hacia su término municipal.

Además, 34 carreteras permanecen cerradas al tráfico en las comarcas de La Costera, Vall d'Albaida, Marina Baixa, Baix Vinalopó y Vega Baja y Renfe ha suspendido el servicio de trenes en diferentes tramos de la Comunitat Valenciana y la Región de Murcia.

Hasta las 7.30 horas se han registrado precipitaciones de 45,5 litros por metro cuadrado en Finestrat/la Cala; 25,4 en Rafal; 23,6 en Bocairent; 23,1 en Benidorm; 23,0 en Elx; 21,6 en OntinyentM 21,6 en Catral; 21,2 en la Font de la Figuera o 20,1 en Aspe.

Según Emergencias, tras las tormentas registradas la pasada madrugada, el episodio grave de lluvias en la Comunitat Valenciana ha remitido y los caudales se mantienen estables.

Además, permanece cortado el túnel de la Font de la Figuera, lo que supone el corte de circulación entre Alicante y Valencia y el tramo entre Callosa del Segura y Murcia.

Los puertos de Valencia han recuperado la normalidad y han reabierto este sábado sus dársenas al tránsito marítimo.