TV

La CUP se moviliza para reivindicar la vía de la "desobediencia"

BARCELONA, 11/09/2019.- Un grupo de personas se concentra alrededor de una estelada, este miércoles, durante la manifestación convocada por la CUP y otras organizaciones izquierdistas e independentistas en Barcelona, con motivo del día de la Diada. EFE/Marta Pérez BARCELONA, 11/09/2019.- Un grupo de personas se concentra alrededor de una estelada, este miércoles, durante la manifestación convocada por la CUP y otras organizaciones izquierdistas e independentistas en Barcelona, con motivo del día de la Diada. EFE/Marta Pérez

La CUP y otras organizaciones de la izquierda independentista se manifiestan este miércoles por la tarde en el centro de Barcelona para reivindicar la vía de la "desobediencia" para conseguir el objetivo de la independencia.

La movilización, que discurre con una pancarta en la cabecera en la que se lee "Organicemos el poder popular. Hacia la independencia no hay atajos", se ha iniciado en la plaza Urquinaona de Barcelona a las 18.30 horas, aproximadamente al término de la manifestación convocada por la ANC en la plaza Espanya y las calles adyacentes.

Al inicio de la marcha, la portavoz de Arran, Núria Martí, ha alertado de que "no llevar la desobediencia hasta el final ha provocado pasos atrás".

Ha añadido: "No existen atajos, nos hemos de plantar ante las leyes injustas y gobiernos autonómicos que promueven leyes como la Ley Aragonès (proyecto de ley de contrataciones públicas), que no ha hecho más que promover privatizaciones y perjudicar a mujeres trabajadoras".

Por su parte, Rita Bruguera, portavoz de Endavant, organización integrada en la CUP, ha advertido: "No seguiremos ninguna vía muerta o que esté obsoleta, como un intento de pacto o reforma del Estado español".

Los manifestantes, entre los que se encuentran numerosos representantes de la CUP como la diputada en el Parlament Maria Sirvent, portan esteladas, además de banderas lilas y rojas, entre gritos de "Patriarcado y capital, alianza criminal" o "Luchar, crear, poder popular".

La marcha terminará con un acto político en el barrio del Born de Barcelona, con las intervenciones de miembros de la CUP y de otras organizaciones de la izquierda independentista.