TV

El voraz incendio que afecta a Gran Canaria causa una "catástrofe ambiental" sin precedentes

El voraz incendio que afecta desde el sábado a Gran Canaria ha ocasionado una "catástrofe ambiental sin precedentes en la isla" que, en una primera valoración, ha afectado a más de 150 especies vegetales terrestres que, además, son endémicas de este territorio insular.

Hablamos de decenas de miles de individuos endémicos de Canarias, entre los que figuran unas sesenta especies vegetales terrestres que son exclusivas de Gran Canaria, como la magarza plateada de Artenara o la col de risco de Tamadaba, ha informado a Efe Juli Caujapé, el director del Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo", centro asociado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que depende del Cabildo de Gran Canaria.

Sin poder aún evaluar sobre el terreno el impacto que la virulencia del fuego ha tenido sobre la biodiversidad de la superficie afectada por las llamas, que supera las 6.000 hectáreas, el experto ha recalcado que pese a estas "malas noticias, hay que ser pacientes y esperar a que el banco de semillas que hay en el suelo, que es activo, regenere de forma natural".

Para que eso ocurra pueden pasar "entre diez y quince años", ha dicho Caujapé, quien, no obstante, ha destacado que situaciones como la que afecta al ecosistema de la cumbre grancanaria pueden ser "una oportunidad para muchas especies" de otras zonas, ya que podrían germinar en las nuevas localizaciones a las que hayan sido desplazadas por el viento.

Sin embargo, ha considerado que las lluvias que pudieran registrarse a finales de verano, o ya en el otoño, frenarían esta recuperación, ya que contribuirían a arrastrar hacia la costa el banco de semillas que ha quedado en el suelo por este incendio.

El director del Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo" ha asegurado que la violencia de este fuego hará que muchos pinos canarios "mueran", al igual que otros insectos y animales que forman parte de su ecosistema, que también puede que hayan huido para poder sobrevivir.

Caujapé ha estimado también que cuando se haya logrado extinguir este gran incendio forestal habrá que estar atento a la proliferación de plantas invasoras, como el rabo de gato, tuneras, pitas o cañaverales, ya que podrían comprometer la germinación de los endemismos afectados por el fuego.

El investigador ha subrayado que este desastre medioambiental también afecta a los hábitats del pinzón azul de Gran Canaria, una especie amenazada endémica de la isla, y de la paloma rabiche, una de las dos especies de palomas endémicas de Canarias desaparecida hace casi un siglo y que está siendo reintroducida en el marco de un proyecto europeo Life.

Juli Caujapé ha pedido a la ciudadanía que "confíe siempre en los especialistas" y ha insistido en que "cualquier acción de voluntariado se canalice a través de las distintas administraciones con competencias" en este incendio.