TV

El delegado del Gobierno en Euskadi: "Hay opción de que a medio plazo rebrote el terrorismo"

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, considera que "hay opción de que a medio plazo rebrote el terrorismo" visto el "odio que aún existe" y la "cantidad de niños y chavales" que acuden a los últimos recibimientos a presos de ETA celebrados para "exaltar a los terroristas y legitimar su actividad sin una autocrítica".

En una entrevista publicada este domingo por el diario El Correo, Loza se muestra pesimista sobre el futuro al ver este tipo de homenajes donde se recibe a los etarras a su salida de prisión "como si fueran campeones del cuatro y medio o del manomanista", algo que califica de "absolutamente grave" porque "humilla a las víctimas", "legitima el terrorismo y pone en riesgo la estrategia fundamental de no repetición" de lo sucedido.

Loza opina que ha habido un "cambio clarísimo de estrategia" en la izquierda abertzale en los últimos meses en relación a estos recibimientos y recuerda que al dirigente de ETA Mikel Antza "no se le hizo ningún homenaje cuando salió en libertad, se le recibió en privado, que es como debe de hacerse" y sin embargo en julio sí se han homenajeado en público a dos presos.

"Antes (la izquierda abertzale) iba hacia la normalización progresiva y ahora vuelve a retrotraerse cinco años atrás. Es un claro paso atrás" y un retroceso "muy importante", describe Loza, quien también advierte de que estos homenajes "no ayudan en absoluto a la revitalización de la política penitenciaria" y pide autocrítica a la izquierda abertzale.

Loza reclama además al Gobierno Vasco que ponga los medios para evitar que los homenajes no se produzcan y recuerda que durante el ejecutivo de Patxi López "era habitual que la Ertzaintza retirara pancartas y fotos y no pasaba nada".

Sobre la investidura de Pedro Sánchez, Loza espera que en septiembre pueda haber un gobierno progresista "con un acuerdo programático con Unidas Podemos y con el apoyo del PNV" y mantiene el compromiso del Ejecutivo socialista de cumplir con las transferencias a Euskadi, aunque reconoce que habrá que "adecuar" el calendario fijado.